ANPDH: diálogo debe empezar con signos de buena voluntad

Tras el anuncio del gobierno de Daniel Ortega de iniciar una negociación incluyente, seria y franca, se deben dar signos de buena voluntad y no una retórica, así lo plantea Álvaro Leiva, representante de la ANPDH.

Según Leiva, Ortega Murillo deben desarmar a los grupos paramilitares bajo la observación de la OEA y Naciones Unidas, así como garantizar la libertad de los presos políticos.

El Estado de Nicaragua debe manifestar los siguientes signos de buena voluntad:

  • El desarme de los paramilitares bajo la observación y mecanismos de seguimiento de la Organización de los Estados Americanos, OEA y Organización de Naciones Unidas ONU a fin de que se verifique el completo desarme y la destrucción de dichas armas públicamente.
  • La puesta en libertad inmediata de todos los presos políticos bajo la verificación de los organismos de derechos humanos nacionales e internacionales de la OEA y la Organización de Naciones Unidas, ONU, bajo la anulación de todos los juicios o procesos judiciales de carácter político.
  • El cese de la represión policiaca y militar ejercida por la Policía Nacional de Nicaragua en contra del pueblo nicaragüense. Y la restitución inmediata de los derechos fundamentales ciudadanos a la libre expresión, libertad de reunión, libre organización y libre movilización.
  • Apertura inmediata de todos los medios de comunicación cerrados. La restitución de la personería jurídica de todos los ONG´S y sus patrimonios confiscados a fin de garantizar el pleno derecho del pueblo a ser informado objetivamente como un derecho humano y un derecho constitucional.

Garantizar las condiciones necesarias sin restricción para el regreso de las misiones nacionales e internacionales de promoción y defensa de los derechos humanos.

  • Investiga, perseguir y castigar a todos los autores intelectuales y materiales de los crímenes de Lesa Humanidad, genocidio y violaciones de derechos humanos en contra del pueblo de Nicaragua con el propósito de que el brazo de la justicia de los derechos humanos llegue hasta el último rincón del país en este periodo de terror que ha generado dolor, luto y derramamiento de sangre en la historia de Nicaragua.

Leiva hizo un llamado a una conferencia internacional de nicaragüenses para el consenso nacional que dé pie a un gobierno de transición.

“Es el momento histórico de hacer todo el esfuerzo necesario para alcanzar la gran unidad de los nicaragüenses en contra del régimen Ortega-Murillo, que debe ser incluyente, representativa, para lo cual se debe realizar lo más pronto posible la conferencia internacional de nicaragüenses para el consenso nacional, el gobierno de transición y la refundación del Estado de Nicaragua, de donde debe salir legitimada la representación del pueblo nicaragüense para cualquier dialogo” señaló Leiva.

El representante de ANPDH, también indicó que dicho diálogo debe darse con la mediación de la conferencia episcopal, países miembros de la OEA, organismos de derechos humanos nacionales y en el exilio a fin de ser garantes del cumplimiento de los acuerdos.

Fotografía: mesa del diálogo nacional en 2018. La Prensa/NI

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.