Monseñor Carlos Avilés cataloga al gobierno de cínico y mentiroso

*Así responde a las críticas de los funcionarios orteguistas que han acusado de golpistas a sacerdotes nicaragüenses

Mentirosos, cínicos y falsos fueron los epítetos con los cuales Monseñor Carlos Avilés Cantón, Pro Vicario General de la Arquidiócesis de Managua respondió a las acusaciones de funcionarios del gobierno del presidente Daniel Ortega que catalogan a algunos sacerdotes nicaragüenses como golpistas y terroristas.

Avilés, quien participó en el anterior diálogo nacional, criticó duramente al gobierno sandinista en una entrevista brindada a una cadena de noticias internacional y puso en tela de duda la voluntad de querer encontrar realmente una salida pacífica a la situación sociopolítica que atraviesa la nación centroamericana y consideró que Ortega se sentó a una mesa de negociación por la presión internacional y las sanciones económicas.

“Para mí la situación ya cercana a la catástrofe la miro muy grave en todo campo. En el campo político el gobierno (sigue) encaprichado en no transformar, no. No empezar una ruta para democratizar el país. (Sigue) empecinado en reprimir y mantener con miedo a la gente”, dijo Avilés.

El sacerdote agregó que si no fuera por la presión de la Unión Europea, Estados unidos y las sanciones económicas la postura del gobierno fuera otra.

“Si el gobierno no tuviera la necesidad de lavarse la cara frente a estos organismos no se sienta a negociar. Ellos están obligados sentándose a negociar. Me parece que no hay voluntad de ellos de negociar” dijo Avilés, quien afirmó que un verdadero gobernante “busca como servir y hacerle el bien a su pueblo, no saquearlo, destruirlo ni mucho menos para reprimirlo brutalmente”.

“Los obispos no se prestarán a manipulaciones”

Avilés también se refirió a las declaraciones de monseñor Juan Abelardo Mata sobre el diálogo nacional en donde afirmó que los obispos no dejarían que fueran “usados para tácticas dilatorias ni mucho menos para avalar arreglos ya construidos».

“Si no se conocen a profundidad (las negociaciones) y solo te invitan a ser observador o testigo y a dar fe… a dar fe de qué? ¿Qué arreglos hay si no se conocen? Los obispos no se van a prestar a manipulaciones o a acuerdos previos”, criticó Avilés, quien denunció que el gobierno aún sigue empecinado a reprimir civiles por pensar diferente.

Por último el sacerdote insistió en la necesidad de dialogar de forma transparente para salir de forma pacífica a la crisis nicaragüense que estalló a mediados de abril del año pasado y que dejó más de 300 muertos y cientos de presos políticos y exiliados.

“Nunca vamos a ceder a la violencia. Creemos en Jesucristo, en un pacifismo radical pero no renunciar a las denuncias de las injusticias, sobre todo crímenes, eso lo vamos a seguir haciendo y diciendo pero eso no significa que vamos a tomar una arma; el camino es el diálogo para que las instituciones vuelvan a ser sanas y no al mando de dos personas”, finalizó el clero.

Días después de la entrevista de Avilés la Conferencia Episcopal de Nicaragua se desligó de las negociaciones entre el gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia aduciendo que se dedicarían a “la oración y al ministerio de la palabra”.

Fotografía: Monseñor Carlos Avilés. Nicaragua Investiga/NI

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.