Simpatizante sandinista alega haber matado a opositor en Estelí por «perturbación psicológica»

La defensa del trabajador municipal, Abner Pineda, acusado de haber asesinado a Luis Enrique Rugama Rizo en la Trinidad, Estelí cuando este gritó consignas opositoras a una caravana sandinista, solicitó en la audiencia inicial una valoración especializada para determinar si el acusado «tiene secuelas psicológicas».

La defensa alega que el dictamen del Instituto de Medicina Legal (IML) no hizo esta valoración, por lo que considera que dejan a su cliente «en indefensión».

8 millones y medio de córdobas en 42 purísimas de instituciones públicas en medio de crisis

Eber Acevedo, abogado de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), quien participa como acusador particular, reveló a Nicaragua Investiga que la defensa pidió reprogramación del juicio oral y público porque necesita una nueva valoración para determinar  si el acusado poseía «perturbación psíquica» por supuestas amenazas que ahora alega haber recibido desde el 2018.

Eber Acevedo junto a Luisa Rizo en Estelí. Foto: CPDH

«Él alegó en su escrito que producto que no le ha llegado ese dictamen, eso lo deja en indefensión», dice Acevedo. «Parte de su estrategia es probar que él (Abner Pineda) tiene una perturbación psicológica y que por eso fue lo sucedido», explicó el abogado.

Acevedo expresa que las alegaciones de la defensa no tienen nada que ver con el juicio, de tal manera que, «se ha pedido una audiencia preparatoria de juicio para excluir todas esas pruebas impertinentes».

«Nada tiene qué ver si él ha sufrido amenazas con los hechos que sucedieron el 19 de julio», agrega el abogado.

El FSLN en clandestinidad: El asalto como medio de financiamiento

El arma se disparó sola

Agrega que otra de las pruebas del presunto autor del asesinato es que Jorge Rugama lo agredió: «él sacó su arma en defensa, según forcejeo, y que el arma se disparó sola», reveló Eber Acevedo sobre la estrategia de defensa del asesino.

De acuerdo a las declaraciones del abogado de la CPDH, Pineda está presentando cinco testigos que «dicen exactamente lo mismo» sobre lo que aconteció aquel 19 de julio.»Ellos van a alegar ahí, legítima defensa», añade, y expresa que quieren enlazar el hecho que por ser un trabajador de la municipalidad ha sufrido amenazas desde el 2018.

Luisa Rizo, madre del asesinado, dijo a este medio de comunicación que eso es pura estrategia de la defensa y asegura que ella tiene testigos para desmentir la versión que exponen en el juicio.

Abuso sexual, un mal silenciado en la guerra de los 80

«Todo lo que ellos dicen es una cosa contraria», dice la madre de Rugama. Además señala que si Pineda tiene problemas psicológicos no estuviera laborando en la Alcaldía de Estelí. «Un enfermo no lo pueden tener trabajando», dijo enfáticamente Luisa Rizo.

 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.