Fiscalía pide una condena de 110 años para autor del crimen en Mulukukú

El Ministerio Público pidió la condena de 110 años de prisión en contra de Rosario Soza Centeno, quien confesó haber asesinado y abusado sexualmente de las dos niñas en la comunidad de Lisawe, municipio de Mulukukú, Caribe Norte de Nicaragua. La jueza Karla García Zepeda, Juzgado Sexto Distrito Especializado en Violencia, de los juzgados de Managua, dejó programada la lectura de sentencia para el 25 de septiembre.

En el debate de la pena el representante de la Fiscalía solicitó 30 años de cárcel por cada asesinato y 25 por cada violación, lo que suma una condena de 110 años de prisión para Rosario Soza. El crimen de las dos niñas sucedió el 12 de septiembre en la rivera de un río donde ambas menores se quedaron jugando  luego de acompañar a su mamá a lavar ropa.

Gobierno visita a madre de víctimas de Mulukukú para tomarse fotos

Los hechos ocurrieron al mediodía del sábado, pero los cuerpos fueron encontrados por la noche cuando la mamá de las niñas, la señora Carmen Rodríguez Dávila salió a buscarlas preocupada porque no habían llegado luego de tantas horas.

Antecedentes de denuncias sin resolver

La madre de las dos niñas asesinadas relató al periodista Isaías Alcántara, corresponsal de Canal 10, los terribles sucesos previos a la muerte de sus dos pequeñas hijas. Carmen Rodríguez mostró su decepción con las autoridades policiales y pidió a los medios mantener vivo el caso de sus hijas para que se haga justicia.

«Ustedes como canal que son yo espero que me ayuden más todavía que la policía, si la policía lo saca hagánle más el juicio ustedes que ellos, porque mire la policía no es hablar de ellos pero cuando quieren lo apoyan a uno y cuando no, no», dijo la madre que luego de eso reveló un impactante dato.

Una de las niñas, la de 12 años, ya había sido víctima de abuso sexual en dos ocasiones más y la policía no hizo nada al respecto cuando su madre llegó a interponer las denuncias.

Policía «no hizo nada»: una de las niñas de Mulukukú ya había sido violado dos veces

«Me violaron a esa niña más grande, vine a poner la denuncia, solo agarraron los datos y ahí se pusieron a investigarme a mi como que yo era la de la culpa (…) dos veces me la violaron y mire, yo ponía denuncia y no me escuchaban y endenante se los dije en la cara de ellos, no es una vez que me he ido a quejar con esa policía, solo por decir que son y no le ayudan de corazón a uno», denunció la madre de las dos niñas.

La revelación de la madre refleja el estado de indefensión en que se encuentran niñas y adolescentes en las zonas rurales del país y la falta de beligerancia de las autoridades policías para impartir justicia.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.