Presos políticos desesperados, intensificarán sus protestas

La abogada María Oviedo dice que los presos políticos planean zurcir sus párpados como medida de protesta.

El martirio que viven los presos políticos que se mantienen en las celdas del Sistema Penitenciario Jorge Navarro «La Modelo», los está llevando a cometer acciones desesperadas para presionar por su liberación o al menos conseguir condiciones dignas durante su detención ilegal.

La abogada María Oviedo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos asegura que ese organismo ha recibido noticias por parte de los presos políticos que se cosieron la boca y planean hacer lo mismo con sus párpados, «en protesta por las condiciones  inhumanas y el maltrato que reciben dentro del penal».

Según Oviedo, son al menos tres reos políticos los que tomaron la decisión de coserse la boca y como represalia, los guardas del Sistema Penitenciario los remitieron a celdas de castigo, o de máxima seguridad.

Presos políticos prometen zurcirse los párpados en símbolo de protesta

La CPDH considera que con estas acciones se está poniendo en riesgo la integridad física de los reos políticos que se ven obligados a hacer este tipo de protestas para que las autoridades carcelarias al menos dejen de darles malos tratos.

Las comidas no se las están dejando ingresar y lo poco que les dan es comida descompuesta, además los han dejado sin vestimentas y algunos tienen, desde hace semanas solamente, el uniforme azul de reo que les dan en el sistema penitenciario. «Ellos ya no están tolerando ese maltrato dentro del penal y en ellos en protesta es que están tomando estas acciones», comenta Oviedo.

Sistema Penitenciario Jorge Navarro «La Modelo

John Cerna, sin alimentarse

Sarahí Cerna, hermana del reo político John Cerna mejor conocido como «El Tigrillo», comenta que el joven fue trasladado a las celdas de máxima seguridad hace menos de un mes y su familia no ha podido saber mucho de él. La última vez que lo vieron fue el 23 de septiembre y la siguiente visita está programada para el viernes 16 de octubre.

Antes de que Cerna fuese movido a las celdas de máxima seguridad, su familia podía llevarle comida y estaba un poco más cómodo, incluso podía recibir visitas dos veces al mes y su familia podía abrazarlo y compartir tiempo con él. Una vez que fue removido a la celda de máxima seguridad, su hermana comenta que las visitas ahora son una vez al mes y la comunicación es a través de un vidrio y un teléfono, sin poder abrazar a sus familiares.

Presos políticos de Nicaragua inician huelga de hambre

El pasado 23 de septiembre, que fue la última vez que su familia pudo verlo a través del vidrio, su mamá le llevó provisiones, comida, agua y mascarillas para prevenir contagios del COVID19, «pero nos dimos cuenta que no le pasaron absolutamente nada. Ni el agua ni las mascarillas, es que no pasaron absolutamente nada» detalla Sarahí Cerna.

La hermana del «Tigrillo» enfatiza en que la familia no sabe si su hermano se está alimentando bien y que solo supieron que cuando lo movieron hacia máxima seguridad «no lo dejaron llevarse nada, solo el calzoncillo que andaba puesto», y otro reo que estaba en la misma celda en la que fue ubicado Cerna, le regaló un vaso de avena para que se alimentara.

John Cerna fue detenido el pasado 28 de febrero

Fiscalía pide siete años de prisión para Kevin Solís

Por su parte, Aura Alarcon, abogada del reo político Kevin Solís conocido como Murdock, detalla que él no se da cuenta de la protesta que mantienen los otros reos debido a que él se encuentra aislado en las celdas de máxima seguridad junto a Edward Lacayo y John Cerna.

Alarcón comenta que la semana pasada apeló en contra de la sentencia impuesta a Solís de 4 años y medio de cárcel, «pero no contestó mis agrarios la fiscalía y ni compareció en la audiencia». En lugar de ello, la Fiscalía también decidió apelar las sentencia y pide 7 años de cárcel para Solís, en lugar de 4 y medio a como dictó la jueza.

Familiares de presos políticos preocupados por la huelga de hambre de los encarcelados

El argumento de la Fiscalía para pedir siete años de prisión en contra de Solís es porque «la actividad que Kevin realizaba en la UCA del piquete representaba un peligro para la nación nicaragüense, para la paz y la estabilidad de Nicaragua entonces merecía una pena de siete años» explica la abogada Alarcón.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.