Diputado del PLC reporta dos muertos en Wiwilí por deslave

Con este nuevo reporte Nicaragua estaría registrando ya cuatro personas fallecidas producto del huracán IOTA

Las fuertes lluvias producto del huracán IOTA, que ahora se ha degradado a una tormenta tropical, han dejado graves afectaciones en diversas zonas del país, sobre todo en aquellas que ya habían sufrido los estragos del reciente huracán ETA. Aunque las autoridades nicaragüenses continúan sin oficializar fallecidos producto del fenómeno natural, pobladores de la comunidad El Jilguero han reportado dos personas fallecidas.

El diputado liberal Maximino Rodríguez del PLC, quien sostuvo contacto con pobladores de Wiwilí, compartió a Nicaragua Investiga que el huracán IOTA está afectando fuertemente al departamento de Jinotega, sobre todo en los municipios de Wiwilí y Bocay.

IOTA se degrada a tormenta tropical

Carlos Carazo y Ariel Carazo, padre e hijo respectivamente, son las personas reportadas como fallecidas producto de un deslave en la comunidad El Jilguero, en Wiwilí, según confirmó el diputado Rodríguez.

A través de un audio que le fue compartido al diputado por los mismos pobladores de la zona, se informa que hasta el momento un negocio «desapareció» y seis casas «han colapsado» por completo en Wamblan, donde además no hay comunicación debido a la caída de los puentes.

«En el poblado de El Maleconcito no hay paso, pues el puente está averiado y la comunicación entre Wiwilí y Wamblan es nula» agregó Rodríguez.

Los pobladores pidieron apoyo para los damnificados en el sector de Wamblan, quienes son de escasos recursos y que además ya se habían visto anteriormente afectados por el huracán ETA. Rodríguez aseguró que verán la forma en que sean rescatados los cuerpos de las personas fallecidas en El Jilguero y continúan pendientes ante «una posible crecentada un poco más fuerte en Wamblan».

Cuatro muertes no oficializadas

Estas dos muertes en la comunidad El Jilguero se sumarían a otras dos reportadas esta mañana, correspondientes a dos niños de la comunidad La Piñuela, en Santa Teresa, Carazo. Por lo que Nicaragua ya presentaría sus primeras cuatro víctimas mortales producto del paso del huracán IOTA.

Hasta el momento, las autoridades nicaragüenses no muestran registro alguno de fallecidos, e incluso la vicepresidenta Rosario Murillo negó durante su habitual comunicado del mediodía que existieran víctimas mortales producto de las lluvias, a pesar de que minutos más tarde en la misma comunicación dio a conocer sobre la muerte de los menores producto del desbordamiento de un río.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.