Medios oficiales, los únicos permitidos para informar sobre el deslave en Macizo de Peñas Blancas

La Policía Nacional impidió el acceso a medios de comunicación que critican al gobierno de Daniel Ortega y solo permitió el paso a medios de comunicación oficiales

El aparato de medios oficiales son los únicos permitidos para entrar a conferencias de prensa que brindan las autoridades nacionales sobre cualquier cosa, pero en medio de la tragedia que han dejado los huracanes Eta y Iota, también han sido los únicos que la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua ha permitido llegar a las zonas más afectadas.

A pesar de que tratarse de una emergencia nacional de la cual la población necesita estar ampliamente informada, la Policía Nacional negó el acceso a un grupo de periodistas críticos con el gobierno que se disponía a brindar cobertura al deslave ocurrido en el Macizo de Peñas Blancas, en la zona de amortiguamiento de la reserva Biósfera de Bosawás y que habría dejado hasta el momento nueve personas fallecidas.

La crisis humanitaria en el Caribe y el abandono del Estado tras el paso de ETA

Los agentes policiales obligaron a los periodistas a quedarse al menos a cuatro kilómetros del deslave, e incluso admitieron que solo darían acceso a medios oficiales. De hecho, desde horas tempranas del miércoles cuando se supo del deslave, el oficialista Canal 8 ya estaba en la zona, al igual que Yes TV, un canal local de Matagalpa y de línea oficial, el cual también pudo transmitir en vivo el sepelio de los cadáveres encontrados bajo la tierra.

Incluso en Bilwi, una de las zonas más afectadas por el embate de los dos huracanes los medios de comunicación oficiales pudieron utilizar equipos de alta tecnología como drones, los cuales están prohibidos por la ley.

Por su parte los periodistas de medios de comunicación críticos con el gobierno tuvieron que quedarse a una larga distancia y esperar hasta que los familiares bajaran de la montaña para abordarlos en el camino y cumplir con su labor de informar sobre lo acontecido a la población.

Ascienden a nueve los muertos y dos los desaparecidos por deslave en Macizo Peñas Blancas

«Intentaron persuadir a los familiares de las víctimas del Macizo de Peñas Blancas, Matagalpa, para que no hablaran con nosotros pero, al final nos dieron breves entrevistas sobre el dolor que sienten por la tragedia» detalló el corresponsal de la Voz de América, Donaldo Hernández, quien también fue impedido de llegar a la zona.

Los agentes policiales, además de intimidar con fusiles a los reporteros, les tomaron fotografías y videos. Incluso el Secretario Político del FSLN en Matagalpa, Pedro Haslam, le dijo a los periodistas de manera amenazante «¿Qué fue?», mientras estos grababan su llegada a la zona.

Murillo eleva a 16 los muertos por IOTA y justifica que familias no acataron recomendaciones

El traslado de los ataúdes y los cuerpos de las víctimas hacia El Tuma – La Dalia, también se manejó con mucho hermetismo y no se permitió a los periodistas brindar cobertura. También, a los familiares de las víctimas les habrían prohibido que brindaran declaraciones a los medios de comunicación

Además, la mañana de este jueves 19 de noviembre, la periodista Flor de Liz Ordoñez y el camarógrafo Exael Arista de Notimat TV fueron agredidos por simpatizantes sandinistas durante el entierro de tres personas fallecidas en el deslave. Los periodistas se encontraban dando cobertura al sepelio en la comarca Samulalí cuando ocurrió el hecho, según denunció Eduardo Montenegro, director del medio de comunicación local.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.