¿WhatsApp dejó de ser seguro? Esto dicen expertos nicaragüenses

Las polémicas alrededor de los nuevos términos han sido tal que las descargas globales de WhatsApp se redujeron de 11.3 millones a 9.2 millones

Tras la actualización de condiciones de uso de WhatsApp muchos han decidido iniciar a migrar a otras plataformas de mensajería como Telegram y Signal. De hecho, este mismo martes Telegram informó que en las últimas 72 horas registraron 25 millones de cuentas nuevas, superando los 500 millones de usuarios activos. Mientras que Signal tuvo 8.8 millones de nuevos usuarios una semana después del anuncio de WhatsApp, según la firma de análisis Sensor Tower.

Mayoría de nicaragüenses acceden a internet a través de sus teléfonos móviles

Ambas plataformas alegan poseer estrictas políticas de seguridad y de protección de datos para sus usuarios, a diferencia de los recientes cuestionamientos que se atribuyen a WhatsApp tras la renovación de sus políticas con las cuales sus usuarios autorizan a que su información sea compartida con su empresa matriz Facebook y quienes no acepten dichas condiciones antes del 8 de febrero no podrán continuar haciendo uso de la plataforma.

Las polémicas alrededor de los nuevos términos han sido tal que las descargas globales de WhatsApp se redujeron de 11.3 millones a 9.2 millones, y la empresa ha debido aclarar que los datos que compartirá con Facebook no incluirán mensajes o registros de llamadas.

¿Qué datos compartirá WhatsApp a Facebook?

Entre los datos que serán compartidos a la empresa se encuentran el número de teléfono asociado al nombre de usuario, la marca y modelo de teléfono que utiliza, así como el nombre de la compañía con la cual obtiene el servicio. Asimismo, se compartirán las direcciones IP, con la cual se puede establecer la ubicación de conexión de la persona.

Estos datos no solo serán compartidos con Facebook, sino también con el resto de plataformas que pertenecen a la misma empresa; todo esto con el fin de mejorar su distribución de anuncios y contenidos. Para Alexandra Díaz, experta en comunicación y publicidad digital, «al final estas empresas tecnológicas tienen su modelo de funcionamiento y el usuario de alguna forma está pagando por el uso de esa aplicación, por toda su actividad y por todas las acciones que está haciendo dentro de esa plataforma» y destaca que lo único cuestionable ante esta situación es que «al final se está formando un monopolio en esta empresa».

«WhatsApp como tal no da muchas opciones porque, si no estás de acuerdo con las condiciones, en definitiva, lo que tenés que hacer es dejar de usar la plataforma, entonces no es tan democrático su anuncio de las nuevas políticas de privacidad y de tratamiento de datos» agrega.

Alexandra Díaz es Comunicadora Social y se ha especializado en comunicación y publicidad digital.

Signal y Telegram ¿los nuevos favoritos?

Ante el actual escenario algunos usuarios han optado por instalar otras plataformas como Signal y Telegram, cuyos números de nuevas cuentas se han disparado, sin embargo Alexandra considera que «lo que estamos viendo es un fenómeno común, ante la alerta las personas buscan alternativas pero al mediano y largo plazo no es sostenible porque hay otras personas con las que te contactas que no necesariamente tienen estas otras aplicaciones por tanto te ves forzado nuevamente a regresar a la aplicación inicial, que de hecho lidera el mercado de aplicaciones móviles para mensajería».

Manuel Díaz, experto en marketing digital, coincide en que si acaso estas aplicaciones se harán más populares, las personas no van a dejar de usar WhatsApp pues «se ha convertido en un gran canal de distribución digital», y sostiene que parte de estos cambios «es precisamente esa aceptación que hace Facebook de que WhatsApp se hizo un monstruo —fuera de EEUU— con potencial de convertirse lo que es WeChat en China, que va más allá de ser simplemente una cuestión de conversaciones, es hoy en día por donde se paga todo, se ha convertido en el sustituto del correo, de la tarjeta de crédito».

El experto considera que es probable que la intención de Facebook sea implementar un modelo similar pues en sus nuevas políticas también se agrega un punto respecto a los pagos por medio de WhatsApp, entonces «si de por sí ya es quizás la aplicación más usada de internet en Nicaragua, con lo que viene próximamente va a ser todavía más usada. Difícilmente Nicaragua se va a trasladar a Signal cuando el plan de Signal es seguir siendo un plan de mensajería y ya está, y Telegram tiene la gran desventaja de ser relativamente nuevo comparado a WhatsApp y además tiene la cola de ser propiedad rusa».

Alexandra sostiene que «más allá de migrar de aplicaciones lo que se debe tener es conciencia de lo que se está compartiendo a través de esas plataformas».

Nicaragüenses alarmados

El anuncio de WhatsApp también fue tomado con alerta por los usuarios de la plataforma en Nicaragua. Alexandra destaca que «desde 2018 las personas empezaron a cuidar un poco más lo que estaban compartiendo» por lo que comprende que de cierta forma en «momentos de tensión y situaciones de conflictos» aumente «el estado de alerta, de resguardar la información, de respaldarla y garantizar que no esté interceptada». Sin embargo, destaca que las nuevas políticas de WhatsApp lo que hacen es en realidad trasladar los datos de los usuarios a Facebook para «perfeccionar como se mueven los algoritmos».

Photo by Money SHARMA / AFP

Manuel coincide en que «en términos de seguridad WhatsApp no ha cambiado» pues el contenido de los mensajes sigue siendo cifrado, lo que sí estaría cambiando es en el tema de privacidad «pero es mínima y lo más importante al nicaragüense promedio no le afecta en absolutamente nada».

«La información que Facebook está diciendo explícitamente que va a tener acceso ya la tiene, lo único que lo está poniendo en un contrato para evitarse más problemas legales porque acaba de pasar un año donde le ha ido muy en términos de demandas» y asegura que hay demasiada confusión que evidencia «la ignorancia que tenemos los usuarios sobre cómo funciona internet y cómo funcionan estos programas, y en específico nuestra relación con Facebook».

Whatsapp quiere compartir más datos con Facebook, los usuarios se inquietan

El experto destaca que es entendible que con la nueva Ley de Ciberdelitos prevalezca el nerviosismo pues «cualquier mención que tiene que ver con privacidad, inmediatamente se relaciona con inseguridad». Sin embargo, asegura que el contexto de Nicaragua revela un mayor riesgo de ser golpeado y amenazado por agentes policiales para mostrar directamente lo que se publica a través del celular, que de que estos logren interceptar los mensajes, pues no cuentan con la capacidad técnica para ello. «Esa ley donde cualquier cosa puede ser considerada apología al odio, es un problema mucho mayor que los cambios en el contrato de WhatsApp» resalta.

Mientras tanto, Alexandra invita a que «más allá de entrar en alerta por la reciente noticia y la cantidad de desinformación que hay en las redes» se comprendan esas condiciones y políticas de privacidad que pone no solo WhatsApp sino también el resto de aplicaciones. De igual forma, pide a los usuarios «investigar más allá de un titular de noticias que los alerte y que comprendan en toda la dimensión cómo les está afectando esta disposición que las grandes empresas hacen de sus datos».

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.