¿Hay condiciones para retomar las clases presenciales? Esto dicen los expertos

La experta en salud pública explica que las medidas deben aplicarse de manera rigurosas. Pero el desafío está cuando los grupos son muy altos en los colegios: "cuando salgan a recreo, no a las aglomeraciones", recomendó.

El Ministerio de Educación (Mined) anunció que este primero de febrero los estudiantes regresan a las aulas de clases. Hasta el momento se desconoce un plan de protección de parte del gobierno para evitar focos de contagio en los centros de estudios, por lo que genera cierta incertidumbre en los padres de familia.

El Comité Científico Multidisciplinario (CCM) brindó una conferencia de prensa en la cual explicó si es efectivo que los estudiantes vuelvan a clases y qué medidas deben tomar  los padres que opten por enviar a sus hijos a clases presenciales.

La doctora Melba Castillo, especialista en educación e integrante de dicho Comité, asegura que es «normal» que los padres de familia tengan temor en que los niños vuelvan a las aulas. Sin embargo, explica que no todos los estudiantes tienen posibilidad de llevar clases en línea, en cambio hay otros que si podrían continuar en esa modalidad.

Gobierno entrega más de 12 mil mochilas con el lema: «Orgullosamente hijo de policía»

Según la especialista, no todos los estudiantes tenía acceso a internet de aceptable velocidad, tampoco contaban con las posibilidades de dar un seguimiento adecuado a las clases en línea.

«No hay una posición única con respecto a esto», aseguró. «Por eso se dice que es importante el regreso a clases, porque se necesita retomar una cierta rutina de estudio para que el niño pueda dar seguimiento de manera más regular a sus clases», sostiene la doctora Castillo, y agrega que obviamente se tienen que tomar todas las medidas de protección ante el covid19.

Hay un rezago de aprendizaje en el estudiantado

Cefas Asensio, especialista en educación y desarrollo humano, destaca que los centros privados y subvencionados lograron transitar mejor a modalidad remota y «creo que continuarán manejando alternativas mixtas». Pero los centros públicos –continúa explicando– presentan mayores riesgos de salud y mayor deterioro de la calidad educativa.

«Hay un rezago de aprendizaje en el estudiantado que debe atenderse para nivelarlo. Según el Banco Mundial (BM) se ha perdido por la pandemia en el mundo un promedio de más de medio año de aprendizaje», explicó Asensio. Agregó que para este año escolar el país se encuentra ante la continuación de las crisis. Y esto obliga al sistema educativo a estar preparado para diferentes respuestas para preservar la salud y la vida, así como garantizar calidad educativa.

Clausuran la modalidad nocturna en una escuela de Granada por supuestas represalias

Por otro lado, Asensio sostiene de que es preciso evaluar las competencias con que cada estudiante entra al año académico para identificar los vacíos y debilidades de lectura fluida y comprensiva, de razonamiento matemático, de conocimiento aplicado de ciencias naturales, física, química. «Y desarrollar planes de nivelación para cada grado o año académico», comparte.

Recomendaciones 

La doctora y salubrista Josefina Bonilla enfatizó que es fundamental poner en contexto el entorno familiar que viven las niñas y niños. Valorar si tienen conocimiento de la pandemia y qué tipo de tutores están a su cargo. También expone el ambiente familiar y comunitario, el centro escolar y sus condiciones.

Resalta que estar en la escuela así como el trayecto de ir y venir del centro de estudio presencialmente, «puede significar que algunos niños tengan por primera vez la oportunidad de aprender mejor las medidas preventivas, y de comprender mejor qué significa este coronavirus que ha entorpecido mis piñatas, mis fiestas, mi juego, mi deporte».

La doctora Bonilla comenta que debido a la diversidad y los extremos que existen en el país, muchos niños dependen de la merienda escolar, por lo que puede significar tener más acceso a recursos calóricos.

Las becas de Wang Jing y Ortega que nunca se dieron

La experta en salud pública explica que las medidas deben aplicarse de manera rigurosas. Pero el desafío está cuando los grupos son muy grandes en los colegios: «cuando salgan a recreo, no a las aglomeraciones», recomendó, y agrega que los horarios escalonados son importante para evitar focos de contagio.

Otro reto es el uso permanente de las mascarillas de manera universal. «Puede que los niños de preescolar tengan alguna dificulta y se pueda flexibilizar» esta medida. Otra recomendación fundamental es la vigilancia de signos y síntomas de enfermedades físicas y psicológicas de los estudiantes. «Es decir, niños demasiado tristes, alguien que parece febrilado, que esté muy débil y se quede dormido en el asiento, alguien que está tosiendo: esa vigilancia se tiene que montar en las escuelas más que nunca», expuso la doctora.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.