Gobierno de Ortega comienza a demoler estructuras del Cenidh y de Confidencial

Las instalaciones del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh) están siendo derribadas desde el día viernes 29 de enero de 2021. El organismo denunció la demolición como una medida por parte del gobierno de Daniel Ortega para eliminar «el registro de sus crímenes». En el parqueo de las oficinas del semanario Confidencial apareció un cúmulo de bolsas negras y objetos desconocidos, por lo que se presume que se encuentra en despojo para iniciar construcción.

«El día de hoy el régimen Ortega-Murillo demostró una vez más su obsesión desmedida por destruir al Cenidh, pudimos corroborar que nuestra oficina en Managua está siendo derribada y que en Juigalpa Chontales hasta ya inauguraron un ‘puesto de salud'», denunció el organismo de derechos humanos en su cuenta de Twitter.

Policía cumple un mes de asedio a la casa de excarcelado Jonathan López

El Cenidh consideró que con este accionar «creen que van a borrar de la memoria colectiva, que van a borrar nuestra memoria de lucha, la historia de Nicaragua valiente. Sueñan con eliminar el registro de sus crímenes, pero no van a lograrlo, la historia los juzgará y tarde o temprano deberán pagar».

La demolición del edificio se da luego de dos años de confiscación ilegal. Recientemente en las instalaciones del Cenidh se instaló un rótulo que indica: «Esta propiedad pertenece al Ministerio de Salud, aquí se construirá la Casa Materna del Distrito III de Managua».

El organismo dejó claro que no son cuatro paredes, muebles o una sola persona, sino que es «todo un pueblo que exige justicia, libertad, democracia y derechos humanos».

Confidencial en proceso de demolición

Las instalaciones del semanario Confidencial también se encuentra en proceso de despojo para iniciar el proceso de demolición. «¿Dónde están los equipos de la Redacción de Confidencial que se robaron en 2018?«, denunció el medio independiente. «Un promontorio de bolsas de basura se acumula en el parqueo de Confidencial, donde el régimen de Daniel Ortega ya inició «obras» para ejecutar el despojo», demandó en sus redes sociales.

El destacado periodista y director de Confidencial, Carlos Fernando Chamorro, demandó que «Ortega cerró la redacción de Confidencial, se robó todos los equipos y hasta las oficinas, pero nunca ha podido confiscar el periodismo».

Así se encuentra las oficinas de Confidencial. Foto | Cortesía

Las oficinas de Confidencial fueron tomadas a la fuerza por agentes policiales en diciembre de 2018. La instalaciones fueron adjudicadas al Ministerio de Salud, según lo indica un rótulo que fue recientemente instalado en las afueras del inmueble que anuncia que en el sitio también «se construirá la Casa Materna del Distrito I de Managua».

Confidencial y organizaciones cerradas en 2018 también fueron adjudicadas al MINSA

Carlos Fernando Chamorro aseveró en su medio de comunicación que no puedo especular sobre el uso que se le dará a estas oficinas. «Lo único cierto es que durante dos años Daniel Ortega convirtió las oficinas de nuestra redacción en un cuartel policial, pero nunca pudo matar el periodismo», dijo el periodista nicaragüense.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.