Persiste asedio policial a ex reos políticos de Masaya

Ex presos y opositores al gobierno reciben hostigamiento constante por policías y paramilitares desde horas muy tempranas del día

Los excarcelados políticos, Edder muñoz, Karla Ñamendy y familiares de Edwar Lacayo denuncian asedio por parte de la Policía Nacional afuera de sus viviendas. El hostigamiento se da durante los primeros días del mes de marzo.

Edder Muñoz, fue secuestrado el 22 de marzo por policías cuando se encontraba en su casa ubicada en la comarca “La Garza». En cambio, Karla Ñamendy, Coordinadora de la Organización Víctimas de Abril (OVA), estuvo encarcelada en el chipote durante tres meses en el 2018 y es supuestamente víctima de asedio en su casa, que se ubica en el sector Astrodone en Monimbó.

 

“Esto no significa que voy a dejar de pensar distinto (…) todo lo contrario, esto me fortalece y me da valor para continuar, porque nosotros los nicaragüenses ya estamos cansados de vivir en esta dictadura», expresó Ñamendy.

¿Por qué la oposición debe prepararse para los comicios de 2021 aunque no hayan reformas?

Por otro lado, Karen Lacayo, hermana de Edwar Lacayo, conocido como “La Loba Feroz», que fue detenido en marzo de 2019 y paga una condena de 15 años de prisión, denuncia intimidación por parte de antimotines y policías de civil.

“Yo sólo le digo al comisionado Barrantes, que para qué me está mandando las patrullas si no me he metido en nada, sólo pido la libertad de mi hermano», señaló la familiar del preso político.

La Organización de Estados Americanos (OEA) informó a través de un comunicado oficial el pasado 4 de marzo, sobre la situación que viven los presos políticos, quienes han sido presentados como “presos comunes» y “ sin juicios justos».

“La Secretaría General tiene igualmente constancia de que los familiares de los presos políticos sufren constantes amenazas por parte de agentes del Estado», se expone en el comunicado.

Denuncia

Heysel Palacios, hermana del preso político, Denis Palacios también denuncia hostigamiento por parte de dos familiares que trabajan para el Estado, y quienes la acusan de identificar las casas de militantes sandinistas, lo cual es negado por   Palacios quien afirma no dedicarse a amenazar “danielistas».

“Una trabaja para el MINED Y la otra es secretaria política (…) quieren que nos quedemos callados, yo no me voy a quedar callada porque quiero ver a mi hermano libre y a los demás muchachos», precisó Heysel Palacios.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.