Padre Edwin Román agredido verbalmente al acudir a verificación

"Delincuente y asesino", le gritaba un fanático sandinista que a pesar del desorden no fue reprendido por los encargados del centro de votación.