Costeños que trabajaban en barcos turísticos llevan nueve meses en el desempleo

En la Costa Caribe Sur, específicamente en Bluefields, muchas personas sobreviven porque tienen familiares trabajando en barcos cruceros, de esa manera dinamizan la economía de la ciudad, lamentablemente la pandemia provocó que las compañías de cruceros cerraran operaciones de manera indefinida, lo que significó que los costeños fueran repatriados a su tierra natal y por ende quedarán en el desempleo.

Concejales de Masaya denuncian falta de acceso a información municipal

De acuerdo a Wendy Molina, un 40% de la población que labora en dichos barcos son nicaragüenses de la RACCS, RACCN y otros departamentos del país.

La pandemia obligó a las diferentes compañías de cruceros a cerrar operaciones de manera temporal

Molina de 44 años, tiene 17 años de trabajar en la compañía Royal Caribbean, desempeñándose como cabinera, gracias a esa ocupación ella pudo crear su tienda ‘Beauty Supply Kivia’, con la que está logrando sobrevivir durante la pandemia del coronavirus, además también se dedica a hornear diferentes tipos de pasteles.

Molina expresó a Nicaragua Investiga, que la pandemia afecta al mundo entero, pero en especial Nicaragua, donde lo que abunda es el desempleo y las personas de alguna manera buscan la forma de ganar dinero “a los embarcados nos ha tocado bien duro, nosotros desde junio del año pasado estamos en casa, supuestamente los barcos podrían reanudar labores entre mayo o junio de este 2021, pero eso aún no es definitivo, económicamente la situación es difícil  y tenemos que buscar que hacer, yo por ejemplo estoy en mi venta de tratamiento para cabellos y también horneando, porque hay que buscar el sustento diario, muchos compañeros de trabajo quedaron sin ahorros y se han tenido que buscar empleos en los Call Center de Managua o bien salir del país, todo lo sucedido nos debe hacer reflexionar y prepararnos para tiempos difíciles y no gastar el dinero sin medida”, concluyó diciendo Molina.

Esther Walters Narciso, de 41 años, es otra mujer que se gana la vida desde hace 20 años trabajando como embarcada en la compañía Celebrity, donde se encarga de arreglar las habitaciones de los huéspedes. “Estos nueve meses sin trabajo han sido difíciles, uno está viviendo de los ahorros y los que no tienen tristemente se han ido a tierra, o a los Estados Unidos en busca de una oportunidad» cuenta. «Al menos yo tengo a mi mamá y ella tiene su pulpería y también vendemos comida, de esa forma llevamos el día a día,  la compañía nos mandó a decir que en junio sacarán dos barcos, yo estoy lista para ir, esa es la esperanza, porque en Bluefields no hay trabajo y muchos por eso nos vamos a trabajar en los barcos para poder mandar dinero a la familia”, relató la embarcada.

Poblador destaca el gran aporte de los embarcados en la economía costeña

José Inés López Sequeira, es un poblador del barrio Pancasán de Bluefields, quien considera que la economía costeña está muy afectada “los embarcados y las remesas son los que mantienen a la gran parte de familias en nuestra ciudad, ahora que ellos están sin trabajo la economía bajó, porque entonces no hay dinero, las personas no pueden comprar sus necesidades por falta de plata y definitivamente la pandemia debilitó la parte financiera y los pobladores viven por obra de Dios, porque no hay trabajo y los que tienen ganan poco, porque no les ajusta para obtener la canasta básica completa”, refirió López Sequeira.

El poblador considera que en lo que resta del año las cosas puedan mejorar, puesto que poco a poco la economía estará fortaleciéndose cuando las personas puedan irse a los barcos, a trabajar al exterior y mandar con normalidad las remesas que tanto se necesitan en el caribe.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.