UMN cierra sus oficinas ante asedio y algunos de sus médicos se exilian

Muchos médicos de la Unidad Médica Nicaragüense están siendo amenazados en redes sociales por lo que han tenido que tomar medidas de seguridad.

En un país polarizado como Nicaragua, la persecución política alcanza incluso a la comunidad sanitaria del país. La Unidad Médica Nicaragüense (UMN) informó este miércoles que se han visto obligados a cerrar sus oficinas temporalmente ante «el asedio y la agresión del gobierno y sus paramilitares«, que aseguran ha venido en ascenso en las últimas cuatro semanas.

CIDH solicita protección para cuatro opositores nicaragüenses

José Vásquez, presidente de la Unidad Médica Nicaragüense, señaló que el asedio incluye que les tomaban fotografías, les pedían sus cédulas, les llevaban aparte e incluso existía «agresividad de parte de paramilitares» que querían ingresar a la sede y les sentenciaban que «irían por ellos».

Vásquez sostuvo que muchos médicos de la UMN están siendo amenazados en redes sociales por lo que «han tenido que tomar sus medidas de seguridad, han tenido que bajar el perfil, y muchos que resguardarse; porque la represión está en todos lados». Asimismo, lamentó que incluso algunos expertos de la salud han debido exiliarse.

Médicos continuarán atendiendo

La comunidad médica nicaragüense ha sido víctima de persecusión por parte de las autoridades desde 2018, y dichas acciones han incrementado en el contexto de la pandemia de COVID-19. Muchos han sido despedidos u objeto de amenazas por cuestionar la gestión del gobierno de Daniel Ortega ante el coronavirus, cuya administración es señalada como una de los menos transparentes en cuánto a información de muertes, casos activos o de aplicación de vacunas en su población.

Pese al asedio y cierre de sus oficinas, el presidente de la UMN aseguró que «vamos a volver y seguimos atendiendo a nuestros pacientes de forma descentralizada donde se requiera la atención medica», ya que era a través de estas donde brindaban consultas a la población.

Ahora, destaca que «se atenderá de otra manera a grupos poblacionales que requieren atención medica y que muchos de ellos son rechazados por el sistema de salud del gobierno». De igual forma, el especialista de la salud aprovechó para reiterar su consideración de que la crisis actual «tiene que ser resuelta bajo la vía cívica, bajo el concepto democrático, los nicaragüenses tenemos derechos a organizarnos, nosotros tenemos derecho a expresar lo que vemos y lo que sucede en nuestro país, y no que nos censuren, o que nos consideren que somos unos terroristas».

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.