Gobierno sandinista responde agresivamente contra canciller española

Tras varios pronunciamiento de rechazo contra la comunidad internacional, Ortega se ha ocultado tras un discurso de excusas que representan una ideología alejada de las solicitudes externas sobre el cumplimiento de sus obligaciones internacionales en el marco de la crisis sociopolítica que vive el país desde 2018.

Como es costumbre de la cancillería de Nicaragua, a través de una carta dirigida este 26 de junio a la Ministra de Relaciones Exteriores del Gobierno de España, Arancha González Laya, el gobierno sandinista respondió de forma ofensiva calificándola de «ignorante atrevida» y «Mandamás» por supuestamente meterse en asuntos internos de un «Pueblo Libre y Soberano, con voz de Alguacil» que no se considera «súbditos de su Reino».

Según la carta, Gonzáles Laya ha «hecho ofensivas declaraciones sobre Nicaragua, y sobre el Presidente de Nicaragua (…) mostrando una ignorancia atrevida, y una ferocidad impropia para la Diplomacia (…) y la denunciamos a Usted hoy, como expresión del desconocimiento tosco e irrespetuoso que produce cierta pretensión, burda y ridícula de superioridad, que Usted misma se atribuye y exhibe».

La cancillería agregó diciendo que «muy a sus pesares y nostalgias«, en referencia a las declaraciones de la ministra española que son considerados como «insultos y ofensas» para Nicaragua; el gobierno sandinista reconoce que Gonzáles Laya muestra «debilidad, de carácter y de argumentación, evidentes en la ausencia del lenguaje y las prácticas obligadas de la Diplomacia».

AMLO reconoce represión en Nicaragua y pide «con respeto» la adopción de medidas democráticas

Además, la cancillería nicaragüenses se dirigió ofensivamente hacia la embajadora de España en Nicaragua, María del Mar Fernández, a quien acusó de ser «un pálido reflejo de una Política injerencista, intromisora, mal educada, malcriada, caprichosa, desvitalizada y servil, de sometimiento y seguidismo al yankee invasor».

La misiva fue escrita por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua y dirigida a González Laya, canciller del Gobierno de España que en días pasados mostró su total repudio y preocupación ante estas medidas «represivas» que han deteriorado la «legitimidad» del sandinismo frente a la comunidad internacional en medio de un contexto electoral.

Denis Moncada, canciller sandinista, he hecho pronunciamientos ofensivos para defender los intereses partidarios ante las demandas internacionales, luego que Ortega iniciara persecuciones contra opositores y dejara en evidencia la subordinación de los poderes estales nicaragüenses sobre el partido de gobierno.

Rosario Murillo explota contra los medios de comunicación críticos a su gestión

Hasta ahora, el gobierno sandinista no ha cumplido con sus obligaciones firmadas en la Organización de los Estados Americanos (OEA) que corresponden a la construcción de un Estado Democrático a través de una reforma electoral que legitime un proceso justo y transparente de cara a las elecciones generales.

Preocupación de España sobre Nicaragua

La misiva emitida por el Gobierno de Daniel Ortega, busca opacar las declaraciones de González Laya quien ha intentado iniciar «un diálogo con las autoridades nicaragüenses» durante las últimas semanas, con el fin de «revertir» estas medidas represivas; sin embargo, por el momento no se observa «progreso en esa dirección«.

España busca diálogo con Ortega para «revertir» la represión, sin progreso alguno

La «injerencia» que consideran las autoridades nicaragüenses en el discurso de González Laya, es que ha recordado al gobierno sandinista sobre el cumplimiento con «los compromisos que ha adquirido con sus propios ciudadanos», ya que a su criterio, Daniel Ortega no está realizando «procesos judiciales justos» que se comprometan con el respeto a los derechos humanos.

«Nos preocupa la ciudadanía nicaragüense, nos preocupa que se estén pisoteando sus derechos» recalcó Gonzáles Laya.

 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.