Ministerio Público cita al primer médico: el doctor José Luis Borgen, de la UMN

El médico considera que se trata del inicio de un proceso de "intimidación" contra los profesionales de la salud que hicieron llamados a la prevención ante la pandemia.

El doctor José Luis Borgen, miembro de la Unidad Médica Nicaragüense, recibió esta tarde una citatoria de parte del Ministerio Público para acudir a una entrevista este próximo 13 de julio por un supuesto caso vinculado a la pandemia del COVID-19.

UMN cierra sus oficinas ante asedio y algunos de sus médicos se exilian

Aunque el doctor Borgen evitó brindar mayores detalles sobre la causa, indicó que la cita se vincula con un caso de atención de COVID-19 que realizara a alguna persona y su actividad médica durante la pandemia, pero desconoce cuál es el caso exacto y el motivo de este llamado.

El experto en salud cree que algunas de las preguntas que se le realizarán en la Fiscalía es acerca de la participación de la UMN ante la pandemia del coronavirus y sostuvo a través de una entrevista telefónica con Nicaragua Investiga que esto se trata de «un asunto de intimidación».

Arremetida contra médicos 

La cita ha sido programada para las 8:30 a.m. de este próximo martes, y hasta entonces el especialista brindará mayores declaraciones sobre los señalamientos del Ministerio Público. El doctor Borgen desconoce si este tipo de casos están iniciándose con él o si otros colegas médicos que han atendido a pacientes con COVID-19 desde el año pasado también han sido citados.

Respecto a si los médicos podrían ser el nuevo objetivo del gobierno de Daniel Ortega —ante la ola de detenciones desatadas en contra de diversos líderes de la oposición quienes también han sido citados por el MP— el Dr. Borgen recuerda que «las amenazas las hizo la señora Vicepresidente de la República cuando habló de médicos que estaban haciendo charlaterías con el asunto del COVID», por lo que imagina «que le van a dar consecución a lo que ella dijo».

La comunidad de médicos independientes han sido uno de los principales focos de ataques de la pareja presidencial, sobre todo ante el fuerte secretismo con el que han manejado la crisis sanitaria desde la llegada del virus al país, desde entonces su principal objetivo ha sido minimizar la pandemia, ocultando las cifras de casos de contagios y muertes, y manteniendo bajo control estatal las pruebas que confirmen los nuevos contagios.

Hace unas semanas la UMN había dado a conocer que cerrarían sus oficinas temporalmente ante «el asedio y la agresión del gobierno y sus paramilitares» que venía en ascenso, lo que había provocado que incluso varios de sus miembros recurrieran al exilio para resguardar su seguridad.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.