Lo que debes saber sobre una reinfección por COVID-19

Una de las características de la COVID-19 es que puede dejar secuelas como problemas respiratorios, dolor de cabeza, dolor articular, insomnio, entre otros, que perfectamente pueden confundirse con una reinfección.

Hasta ahora algo que ha quedado muy en claro es la posibilidad de un rebrote por COVID-19 en el mundo, que ya es evidente en muchos países de Europa como Alemania, donde los médicos describen la situación como «dramática» tras alcanzar un nuevo récord de infecciones.

Sin embargo poco se sabe sobre la reinfección por COVID-19 en pacientes que ya superaron la enfermedad y que ya cuentan con el esquema completo de protección contra la pandemia.

Creadores de vacunas como la Pfizer y la AstraZeneca, aún no han definido con exactitud el tiempo en el que genera una protección posterior a la segunda dosis. En el caso de la Moderna, investigadores han determinado 90 días de «inmunidad» después de recibir el esquema completo. Sin embargo, aún no está definido y continúa en estudios el tiempo de protección que dan las vacunas.

Alpha, Beta, Gamma y Delta: Lo que debes saber sobre las variantes del Covid en Nicaragua

En un artículo publicado en el Journal of Infection en diciembre de 2020, académicos de la Universidad de Newcastle de Reino Unido refirieron que la inmunidad ocasionada por la infección de la COVID-19 ante una posible reinfección «es incierta».

Un estudio preliminar de Public Health England indicó que los anticuerpos brindan una protección del 83% contra las reinfecciones por COVID-19 durante un período de cinco meses. De 6.614 participantes, 44 tuvieron reinfecciones «posibles» o «probables».

Expertos han determinado que la aparición de nuevas variantes como la Gamma “elude la respuesta inmune humana”, por lo cual es probable que se produzca una reinfección. Pero ¿cómo podría ocurrir esto?

¿Se puede confundir las secuelas de la COVID-19 con una reinfección?

Como toda enfermedad, el cuerpo humano desarrolla anticuerpos que pueden tener una permanencia corta en el organismo, de un promedio de tres a siete meses. Aunque esto podría variar en dependencia del sistema inmunológico del paciente, o en el Cumplimiento de las recomendaciones sanitarias.

Es por ello que ningún paciente que se recupere del COVID-19 puede creer que es inmune por completo. Una de las características de esta enfermedad es que puede dejar secuelas como problemas respiratorios, dolor de cabeza, dolor articular, insomnio, entre otros, que perfectamente pueden confundirse con una reinfección.

«A raíz del virus sufro ahora de insomnio», la dura realidad de vivir con secuelas del Covid19

Pero hay que tener en cuenta que si los síntomas nunca desaparecieron por completo, es más probable que se traten de secuelas. Si, por el contrario, el paciente presentó una mejoría total, y transcurrido un tiempo vuelve a presentar síntomas, se trata de una reinfección por COVID-19. Por lo cual siempre será indicado acudir al médico y seguir las indicaciones.

Hasta ahora no se ha determinado con precisión si existe mayor riesgo de una reinfección en pacientes con secuelas por COVID-19. Es por tal motivo que se recomienda hacer un seguimiento a los pacientes y monitorear cualquier alteración imprevista.

«Si se ha recuperado del SARS-CoV-2, no es una excusa para olvidarse del distanciamiento social y no usar una máscara», reitera Melvin Sanicas, vacunólogo y miembro de la Real Sociedad de Medicina e Higiene Tropical de Reino Unido.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.