¿Qué se puede esperar de la apertura del libre visado a cubanos?

La escasez de alimentos y la crisis política en la isla, podría ocasionar un alto flujo de migrantes cubanos desde Nicaragua hacia la frontera sur de Estados Unidos.

Tras el anuncio del régimen sandinista de permitir a los cubanos entrar al país sin visas, en un momento en que la dictadura castrista se ve ahogada por una grave crisis económica y un creciente nivel de descontento popular, las consecuencias migratorias pueden retomar un alcance mayor al que ya se conoce de nicaragüenses que buscan llegar a Estados Unidos.

En los últimos años, la migración de cubanos ha incrementado hasta 10 veces más la cantidad en comparación con 2017. El Dr. Manuel Orozco, experto en Migración y Remesas del reconocido centro de pensamiento Diálogo Interamericano, con sede en Washington D.C., apunta que en 2021 el número de cubanos subió a 40.000 personas intentando cruzar la frontera con México-Estados Unidos. Eso casi triplica el número del período de 12 meses anterior.

Orozco supone que debido a la crisis económica y política en la isla, la salida de cubanos puede ser de 30,000 personas para 2022.

A su criterio, la nueva normativa de migración para Cuba es una «espada de doble filo», que podría prever una realidad «crónica» de lo que ocurrirá en Nicaragua para 2023.

Senador de EE.UU. considera un “acto hostil” decisión de Nicaragua de dar libre visado a cubanos

«La exoneración de visa contribuye a facilitar la válvula de escape migratorio que se viene dando y permite parcialmente aminorar la condición deteriorada del país y la protesta social. Hay que tener presente que la cantidad de gente saliendo es alta», asegura Orozco en entrevista a Nicaragua Investiga.

Además, la comunidad cubana podrá tener alcance a recibir dinero desde Centroamérica en medio de restricciones que existen con Estados Unidos, lo cual representa un beneficio para la dictadura castrista desde la perspectiva macroeconómica, ya que las remesas que envían los emigrados a Cuba estima un monto anual de 3.600 millones de dólares, aún mayor que el aporte de todo el sector turístico a la economía cubana, según un informe de la firma Havana Consulting Group (HCG).

Cubanos viajan a Nicaragua para comprar y luego revender en la isla

Pero también hay otro componente importante en el tema de la relación de Nicaragua con Cuba y que va más allá de la movilización de personas, se trata de las «grandes escaseces de alimentos, y artículos suntuarios y de consumo diario» en la isla, es decir, puede haber divisas (dólares), pero no hay qué comprar.

Régimen sandinista establece «libre visado» para cubanos

Incluso, el régimen fue claro al anunciar el «libre visado». El fin de esta iniciativa gubernamental es “promover el intercambio comercial, el turismo y la relación familiar humanitaria” entre ambos países.

«La caída de remesas, y el colapso de la economía cubana ha reducido su capacidad de importación de bienes. La apertura de Nicaragua permite que los cubanos puedan venir a hacer negocios de adquisición de compras de mercadería para llevar de vuelta a Cuba y poder vender», sostiene el experto en asuntos migratorios.

Hasta antes de la pandemia de la COVID-19 era común ver a ciudadanos cubanos aglomerados en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, haciendo filas para volver a La Habana, con múltiples maletas de compras.

«Cuba es Venezuela 2.0, y esta realidad es una crónica de lo que ocurrirá en Nicaragua en el 2023 de continuar la tendencia represiva y regresión económica», agregó Orozco.

Cubanos ya viajaban en grupos hacia Nicaragua para hacer «turismo de mulas»

El anuncio del «libre visado» para cubano finalmente no es nada nuevo. Desde enero de 2019 el cónsul nicaragüense en La Habana puede otorgar una visa de turista a un antillano sin hacer tantas averiguaciones, y sin esperar la aprobación de la Dirección de Migración y Extranjería en Managua, luego de otorgar visas de “categoría C” a la “categoría B”.

Esto ya representa un proceso mucho más expedito que le abre las puertas a los cubanos de forma ágil a otro país sin tantas trabas migratorias. Esto ha provocado que miles de cubanos viajen desde la isla hasta Managua para aprovechar el turismo de “las mulas”, un término bastante conocido en Cuba que refiere a un negocio lucrativo de todo tipo de productos, que van desde vestimenta, hasta enseres del hogar.

La falsa solidaridad de Cuba y Rusia hacia Nicaragua con las vacunas anti COVID-19

Todos esos productos -comprados en países donde los cubanos no requiere visado o el cumplimiento estricto de las normas migratorias- terminan revendidos en el mercado no regulado de la isla, pero que finalmente es tolerado por el régimen al no poder suplir la demanda de abastecimiento de la ciudadanía.

En 2019, algunos empresarios nicaragüenses, como Leonardo Torres, presidente de Consejo Nicaragüense de la Micro Pequeña y Mediana Empresa, indicaron que los cubanos dinamizaron la economía al hacer compras tras llegar a Managua.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.