Senador de EE.UU. considera un “acto hostil” decisión de Nicaragua de dar libre visado a cubanos

Diversos políticos norteamericanos han cuestionado la decisión de Ortega de permitir la entrada libre de cubanos al país, pues consideran que esto instigará la migración masiva hacia la frontera sur de Estados Unidos.

El senador estadounidense Marcos Rubio calificó como un “acto hostil” la reciente decisión del régimen de Daniel Ortega de aprobar el “libre visado” para los ciudadanos cubanos que desean ingresar a Nicaragua.

Corte IDH emite resolución de «desacato» por incumplimiento de Ortega

“Este verano expresé mi preocupación y advertí que el régimen cubano utilizaría la migración masiva como un arma tras las históricas protestas del 11 de julio. El régimen Ortega-Murillo está ayudando a la dictadura cubana al eliminar los requisitos de visa para instigar la migración masiva hacia nuestra frontera sur. La administración Biden debe responder rápidamente y tomar esto por lo que es: un acto hostil”, dijo Rubio, de origen cubano, el martes.

A la alerta de Rubio se sumó la congresista María Elvira Salazar quien, en una entrevista en Radio Mambí, aseguró que «esto es una nueva iniciativa que demuestra que Daniel (Ortega), muy inteligentemente, le está diciendo a Cuba, “vamos a crear un caos en la frontera, y yo te voy a dar el paso para hacerlo”».

El permiso de entrada libre del régimen de Ortega ha provocado negativas reacciones por parte de diversos líderes cubanos en el exilio y políticos del sur de Florida, quienes consideran que esto provocará que aumente el flujo de migrantes hacia Nicaragua con el objetivo de llegar hasta Estados Unidos.

La polémica decisión

Desde el pasado lunes 22 de noviembre el régimen sandinista está permitiendo la entrada libre a cubanos que desean ingresar a Nicaragua con el supuesto fin de “promover el intercambio comercial, el turismo y la relación familiar humanitaria”.

Allanan casa del ex diplomático Edgard Parrales y confirman su detención en El Chipote

En la nota de prensa emitida por el Ministerio de Gobernación, se aseguraba que la decisión se debe a que han recibido una “cantidad de solicitudes de hermanos cubanos con familiares en Nicaragua”.

Con esta nueva medida, los cubanos ya no tendrán que desembolsar el equivalente a US$17.85 para sacar la visa consultada que extiende Nicaragua en la isla caribeña, y que tiene una duración de 30 días, prorrogable a 90. Esto significa que los isleños tampoco necesitarán brindar detalles del motivo de viaje para poder obtener el permiso de viajar a Nicaragua.

Nicaragua y Cuba comparten estrechas relaciones políticas debido a Ortega, primero entre 1979 y 1990, y luego a partir de 2007. La medida se da en medio de un desesperado intento del líder sandinista de consolidar relaciones con sus pocos aliados ideológicos, luego que la mayor parte de la comunidad internacional se pronunciara en rechazo de su polémica reelección.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.