El éxodo de campesinos de Jinotega no tiene precedentes

La desintegración familiar se profundizó en Jinotega este año. Miles de hogares donde falta el padre, la madre, un hijo, todos con la misma explicación: están en el extranjero. Un éxodo sin precedentes sacude la sociedad.

Miles de Jinoteganos han salido este año hacia otros países en busca de oportunidades que no encuentran en Nicaragua. 

¿Los permisos de trabajo temporal reducirían la migración irregular?

El ex catedrático de la universidad Popular de Nicaragua, ingeniero German García, quien ha visto de cerca este fenómeno y le ha dedicado tiempo a estudiarlo, indica que “la migración te demuestra que hay algún problema social y ese problema social ya todos lo sabemos y lastimosamente no hay  voluntad política” por resolverlo, afirma .

No existen datos exactos de cuántos jinoteganos han migrado, especialmente en el último año, sin embargo, instituciones como la CPDH filial Jinotega, informaba a un medio local que, en los últimos tres meses, el éxodo se ha incrementado hasta un 600 por ciento y que las edades de esa población migrante oscilan entre los 15 y 35 años. La mayoría huye por razones de persecución, desempleo y desesperanza.

La ex alcaldesa de Wiwili, Reyna Hernández, habla de un éxodo masivo de campesinos hacia Honduras, Costa Rica y Estados Unidos, a raíz de los eventos políticos que culminaron con el arresto de una treintena de reconocidos opositores.

En ese municipio más de cincuenta campesinos han sido asesinados en los últimos años por personas afines al gobierno y no ha habido una investigación sobre esos casos.

El alcalde de Santa María de Pantasma, Oscar Gadea, asegura que unos seis mil comunitarios han dejado el país, la mayoría sin llevarse casi nada, la razón principal; represión.

Los últimos dos capturados de esa localidad, fueron acusados de ayudar con alimentos a los “alzados en armas”, varios días después los liberaron, pero por temor huyeron a Estados Unidos. La cacería de esos campesinos se dio apenas a una semana de realizarse el cuestionado proceso de votación el pasado 7 de noviembre.

En el municipio de El Cuá unos cinco mil campesinos cruzaron frontera, abandonando sus parcelas, por los altos índices de robo por parte de sujetos armados que actúan en la total impunidad, así lo confirmó el alcalde de esa localidad Isidro Irías.

Largas filas en Migración para solicitud de salida del país

A criterio de German García a esto se debe sumar “los altos costos de los alimentos, de los productos básicos, toda una gama de problemas, tiene agobiado a nuestro pueblo, también la educación deficiente, una atención en la salud politizada, hay dificultades en todos los estratos sociales”, indica García.

“Aquí hay una desunión de la familia, hogares solos, casas alquiladas, el riesgo de cruzar a Estados Unidos y las humillaciones que sufren en el extranjero, es una lástima que no haya intención de unificación de la familia, el equilibrio social se logrará hasta que pase esta tempestad y esta gente que ocasiona estos males pasarán algún día”, auguró el campesino.

Joven de Wiwilí muere en México buscando el sueño americano | Voces en Libertad

Una profesora que por temor a ser despedida solicita anonimato, aseguró que cinco miembros de su familia, huyeron por que se quedaron desempleados, además los estaban señalando por criticar al gobierno en las redes sociales. “Tuve que hipotecar mi casa, no sé si podré pagar, los intereses son muy altos y aunque mis hijos y nietos ya cruzaron, aún están desempleados, no sé qué irá a pasar, a lo mejor pierdo mi hogar”, lamenta con preocupación.

“Siento miedo que me corran, ya estoy vieja para irme a otros país, la verdad no sé qué pasará”, dice con resignación mientras manifiesta su tristeza porque este año pasará las navidades sin dos de sus hijos. 

La cifra de nicaragüenses migrando este año fue realmente dramática. Según datos oficiales del gobierno de Estados Unidos, entre enero y noviembre de 2021 más de 72 mil compatriotas fueron capturados intentando cruzar la frontera de manera ilegal. 

El mayor pico ocurrió en el mes de julio, cuando recién inició la ola de arrestos por parte del régimen de Ortega, para entonces fueron detenidas en las fronteras de Estados Unidos unos 13,509 nicaragüenses. La cifra se mantuvo entre 7 mil y 10 mil los meses siguientes hasta el mes de noviembre cuando hubo otro repunte con más de 13,637 arrestos. 

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.