La desaparición de Jhovanny Tenorio: ocho meses sin pistas

Jhovanny Tenorio, quien este mes cumple 32 años, desapareció desde hace ocho meses en extrañas condiciones. Su familia continúa manteniendo la esperanza de encontrarle con vida.

Esta semana Jhovanny Alexander Tenorio Urbina cumplió ocho meses de estar desaparecido. Los pocos testigos del hecho aseguran que fue capturado por policías vestidos de civil, aunque las autoridades niegan estar involucradas. Su familia, en medio del dolor, está convencida que se trata de una represalia política.

“A mi hermano lo secuestraron el 2 de mayo del 2021 en la montaña de Matagalpa, en un lugar que se llama la hacienda La Aurora” comparte Claudia Tenorio, quien desde el año 2018 se encuentra exiliada en Costa Rica, para evitar ser encarcelada por el régimen de Daniel Ortega debido a su participación en las protestas de ese año.

El testimonio de tres campesinos que se encontraban cerca del lugar determina que Jhovanny fue llevado a la fuerza en una Hillux gris doble cabina por cuatro hombres armados y encapuchados —una descripción característica de los llamados paramilitares —, quienes lo golpearon y lo subieron a la fuerza alegando que tenían una denuncia en su contra y que debía acompañarlos.

Los testigos, cuyos nombres permanecen bajo anonimato por motivos de seguridad —pues incluso uno de ellos también ha desaparecido desde hace dos meses según Tenorio— le informaron a sus familiares lo acontecido, quienes inmediatamente acudieron a diversas delegaciones policiales en búsqueda de información.

Nunca hubo una investigación

Durante los primeros ocho días del secuestro, mientras la familia buscaba desesperadamente alguna pista sobre el paradero de Jhovanny tanto en hospitales como en morgues, y evitaban incluso hacer la divulgación en redes sociales pensando en que lo podían soltar, la Policía Nacional permaneció inmóvil.

“La policía dice que van a investigar el caso, que la gente de ellos no eran los que lo secuestraron porque los policías siempre se llevan a la gente cuando andan con el uniforme y que ellos no lo tenían, niegan totalmente los primeros días que ellos lo tienen”. Ocho días después, la madre de Jhovanny acude a poner otra denuncia acusando directamente a la policía.

Amnistía Internacional: «Desaparición forzosa es la estrategia de represión de Ortega»

Ella exige “que lo presenten, que expliquen por qué se lo llevan, por qué lo secuestran, y por qué no han investigado y no hacen nada por este caso”, dice Tenorio.

Se trata de una represalia política

Durante esta última visita en que la madre de Jhovanny se presentó ante la delegación policial para presentar su denuncia, un oficial le preguntó sobre Tenorio y su exilio. “Ellos comienzan a interrogarla sobre mi persona, que dónde estaba yo, que qué hacía, que me obligara a mí a regresar a Nicaragua, que ellos tenían muchas acusaciones en mi contra; me estaba acusando de haberle entregado armas a los muchachos de los tranques, algo que nunca en la vida hice ni haré, acusándome de destrucción de la municipalidad, acusándome de ciberdelitos”.

Durante la presentación de una denuncia que se convirtió en un interrogatorio de dos horas, el oficial le mostró fotografías de Tenorio en los tranques de Matagalpa y otras actividades de autoconvocados. “Ahí es donde probamos de que ellos me vigilaban constantemente, ellos mostraron fotos cuando yo salía y entraba a mi casa, me tenían completamente vigilada y aún en los tranques ellos mandaban a la gente infiltrada a tomarnos fotos porque dice mi mamá que en las fotos que le mostraron eran desde las mismas trincheras”, describe.

Tras el indignante encuentro con las autoridades, la familia finalmente decide hacer pública la desaparición de Jhovanny. A los dos meses, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor de él y las enviaron a Nicaragua, pero “el régimen nunca respondió, hasta el día de hoy no hay respuesta y no han investigado el caso, no hay nada”.

Claudia Tenorio, hermana de Jhovanny | Colectivo de DD.HH. Nicaragua Nunca +

“Incluso la Cruz Roja Internacional también intervino y no le dieron también información, le dijeron que no lo tienen registrado en ningún sistema penitenciario, ellos lo han negado completamente, no han querido dar información y ahora pues sabemos nosotros que es para callarme, es para intimidarme, y según lo que le dijeron a mi madre exigiéndole que me hiciera regresar a dar la cara y que enfrentara las acusaciones que me estaban haciendo”, sostiene Tenorio.

Sospechan de antimotín

La familia de Jhovanny sospecha que tras su desaparición se encuentra involucrado un agente de las fuerzas antidisturbios. “Mi hermano fue a visitar a mi papá que está muy enfermo, creo que fueron 5 días antes (del secuestro), y tuvo una discusión con un policía que es antimotín, vecino, uno de los que ha jurado matarme y todo”.

El oficial, Joel Pineda, se habría presentado una noche bajo estado de ebriedad fuera de la casa de los padres de Tenorio amenazándolos y lanzando disparos al aire. “Mi hermano en la mañana lo enfrentó y le dijo «mira anoche andabas tomado, tiraste balazos y amenazaste con matar a mi hermana, mi hermana no está aquí, no te está haciendo daño ni nada, dejala en paz, y lo que queras hacer arreglátela conmigo, quítate ese uniforme y arreglemos esto como hombres»”.

Siglas de papel hacen festín con millonario reembolso electoral

Tenorio cree que Pineda fue uno de los secuestradores “porque a los 5 días lo secuestran y con la única persona que tuvo él discusión por razón política fue con ese policía, que de hecho a ese antimotín lo han elevado de cargo”. Tras el hecho, su padre y otros familiares han intentado encararlo, pero aseguran que este únicamente se jacta de su posición.

Sin pista alguna

La familia se encuentra desesperada. “Hasta el día de hoy no sabemos absolutamente nada, ya han pasado ocho meses y no sabemos nada de mi hermano y ha sido muy doloroso todo eso; hasta mi madre en este momento anda huyendo y está fuera de Matagalpa en unas comunidades porque también se la quisieron llevar solo por preguntar por su hijo”.

“Mi hermano es un hombre muy humilde, muy tranquilo, muy honesto, y aparte de eso, si mi hermano estuviera libre, si mi hermano pudiera comunicarse con nosotros hace rato se hubiera comunicado y hubiera dicho que está bien para que no lo busquemos. Hasta el día de hoy, no sabemos absolutamente nada de él, no nos dan información. Si él estuviera vivo, si él estuviera bien o algo, ya se hubiera comunicado, y no lo ha hecho, entonces quiere decir que está aislado, que está secuestrado, o hasta me da terror pensar que a lo mejor hasta lo mataron, y todo eso pues es muy duro”, solloza Tenorio.

Sin embargo, esta familia aun no pierde las esperanzas de recuperar a su pariente con vida. Aseguran que han tenido contacto con un preso común en la cárcel de Matagalpa quien les informó que “hay siete jóvenes azul y blanco que están secuestrados, que no los dejan ver familiares, que están abandonados y que hay uno o dos que están aislados, que están muy barbones, que no los dejan salir ni a tomar el sol, que solo les pasan comida como animales una vez al día, que ni siquiera los tienen inscritos y que los muchachos han dicho que ellos tienen un nombre y los carceleros los llaman por otro”.

“Me imagino que han hecho lo mismo con mi hermano, que puede ser uno de ellos y que a lo mejor le cambian el nombre para que familiares no los busquen. Hay mucha gente desaparecida porque desde que yo puse la denuncia mucha gente me ha escrito en privado de las comunidades del norte, me han dicho «a mí me secuestraron un familiar, pero no hemos denunciado porque nos da miedo que nos vengan a matar», entonces hay mucha gente desaparecida y ellos los tienen en la cárcel. Yo todavía tengo la esperanza que mi hermano esté vivo y sé por todas las cosas que han pasado hasta hoy, que ya son más de 8 meses, sé perfectamente que ellos lo tienen”, finaliza Tenorio.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.