«Estaba mentalizando el diagnóstico»: Joven relata cómo le cambió la vida un falso positivo de VIH

"Marcos" vivió la experiencia de ser diagnosticado con un falso positivo. Aquí su historia y cómo repercutió en su vida saber que fue "reactor al VIH".

«Marcos» es un joven nicaragüense que sufrió una amarga experiencia con un diagnóstico sobre el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). Primero fue diagnosticado con VIH positivo, pero luego en una prueba de «confirmación» semanas después, el resultado de laboratorio cambió y se transformó en un falso positivo, un «error» más común de lo que parece.

Una día, mientras tomaba un descanso del trabajo y conversaba por mensajes de texto con su pareja que estaba hospitalizado, le notificó que entre los exámenes que le habían realizado estaba el de VIH, y que había dado positivo, así que para descartar o confirmar que «Marcos» lo hubiera adquirido debía realizarse una prueba.

«Me puse nervioso y lloré, pedí permiso en el trabajo para irme y me fui a hacer la prueba. Durante el transcurso a la clínica iba escribiéndome con mi pareja quien estaba también muy asustado. (…) en ese momentos mis expectativas de tener un resultado positivo eran altas dado a la situación de salud de mi pareja y a la falta de protección durante nuestros encuentros sexuales. Aún así me iba mentalizando en aceptar un diagnostico y enfrentarlo de la mano con él», relata.

Más de 900 nicaragüenses adquirieron el VIH en 2021, según el Minsa

En Nicaragua, al menos en el año 2021, se reportaron 938 casos nuevos de VIH, y 182 defunciones por causa de este virus. Sin embargo, a nivel nacional se realizaron 178,671 pruebas.

Las primeras pruebas

«Marcos» se dirigió a una clínica privada para realizarse una prueba rápida, la cual salió negativa. También se acercó a una organización que brinda concientización sobre el tema y también apoya a sus miembros con la realización de una prueba VIH cada tres meses, pero él no podía esperar tanto, así que semanalmente se realizaba chequeos, y la cuarta semana se le declaró como VIH positivo.

«Yo siempre les recordaba mi caso porque siempre lo consideré de gravedad, dado que mi pareja en ese momento estaba hospitalizado en una etapa avanzada del virus, entonces (…) a la cuarta semana que acudo a la clínico a realizarme la prueba, el test arrojó positivo. Ellos no me explican nada de momento y me diagnostican reactor al virus. (Sólo) me informan que me darían seguimiento con el Ministerio de Salud para ver la carga viral y asignarme un centro de salud donde pudiera retirar el tratamiento», cuenta.

Las horas siguientes fueron críticas para «Marcos», al punto de sufrir colapsos emocionales, crisis anímicas y malos momentos. Algunos de estos lo orillaron a pensar, por ratos, que la culpa de todo esto era de su pareja, quien a esas alturas sufría serias afectaciones por no haber tratado a tiempo el virus.

«(Sin embargo), con la cabeza fría entendí que no habían culpables si no responsables ya que ambos éramos responsables de nuestros actos y debíamos asumir esa responsabilidad», explica.

Un falso positivo

La vida de «Marcos», transcurrió en ratos de alegría que se desmoronaban cuando caía en su realidad. Según su relato, hubo momentos en los que hasta se les olvidaba lo que sucedía en su entorno, y que las personas encargadas de darle seguimiento a su caso cumplían con lo que decían.

Una semana después comenzó a ir a traer su tratamiento al centro de salud que le asignaron y así durante varias semanas. Cuando ya tenía dos meses de estar en tratamiento, le notificaron que le tenían que realizar una nueva prueba, en la cual confirmaron que el resultado era un falso positivo. En ese momento «Marcos» no sabía lo que estaba pasando, ya que para él, era portador del virus.

Primera mujer en curarse del VIH con tratamiento innovador

«Acontece que una semana después de que me toman la última muestra, la organización en cuestión se comunica conmigo por teléfono para hacerme saber que la prueba confirmatoria arrojaba negativo. Yo me asusto y en vez de alegrarme me confundo y me enojó mucho», relata.

Luego de esta mala experiencia, «Marcos» ha tomado más conciencia sobre el tema y se ha documentado sobre los peligros a los que se expone, aunque, después de todo, aún se siente frustrado. «No puedo negar que con toda la situación emocional en los últimos meses, y la repentina muerte de mi pareja debido al VIH no tratado a tiempo, aun tengo cierta incertidumbre y quizá susto y enojo por momentos».

¿Qué es un falso positivo?

Los falsos positivos son diagnósticos realizados a personas que tienen tendencia a sufrir algún tipo de virus y los tratan como si estuviesen contagiados. Como en el caso de «Marcos», les envían a tomar tratamientos para erradicar el virus, y en un determinado tiempo vuelven a realizar las pruebas para confirmar el primer resultado. Es decir, que son resultados tentativos a ser positivos pero no están confirmados del todo.

El médico infectólogo Carlos Quant, uno de los más especializados en Nicaragua con respecto al VIH, explica que a pesar que los falsos positivos son preventivos, o en algunos casos margen de error por la sensibilidad de estas pruebas, los resultados siempre deben comunicarse a los individuos para evitar descontrol en la persona.

«A toda persona que se le hace una prueba tiene que ser sometidos a lo que se llama pre consejería, para explicarle lo que significa tener un resultado positivo o negativo. Y dependiendo del resultado se hace una post consejería para explicarle lo que significa», señala.

El doctor infectólogo Carlos Quant. Archivo Nicaragua Investiga

De tal forma que, para el experto, casos como el de «Marcos», son errores comunes que pueden suceder en los laboratorios, y principalmente por el tipo de pruebas que se utilicen, pero un sólo resultado no significa un 100% de probabilidad.

«Pueden suceder, por eso si uno tiene un caso positivo, no queda la duda, pero siempre que se tenga duda, debe someterse el resultado a una confirmación para descartar la infección», explicó.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.