Declaran “no culpable” de violar a un niño a esposo de exsecretaria política del FSLN

El testimonio del niño, el dictamen forense y psicológico, confirmaron que había sido víctima de violación, sin embargo, la jueza Isabel Mayorga Saavedra descartó la culpabilidad del acusado.

Francisco Teodoro Cuadra Sandoval, de 57 años, facilitador judicial y esposo de la exsecretaria política del Frente Sandinista del municipio de San Francisco del Norte, Chinandega, fue declarado “no culpable” del delito de violación en perjuicio de un niño de nueve años.

El testimonio del niño, el dictamen forense y psicológico, confirmaron el delito violación, pero la autoridad judicial descartó las pruebas en contra del acusado.

Cuadra Sandoval fue liberado por Isabel Mayorga Saavedra, del juzgado de Distrito Penal Especializado en Violencia de Chinandega. El fallo de “no culpabilidad” fue dictado el pasado viernes y ese mismo día la judicial ordenó la libertad del acusado que hasta esa fecha se encontraba en las celdas del Sistema Penitenciario de Chinandega.

“Se le ordena poner en estado de libertad al acusado Francisco Teodoro Cuadra Sandoval que se encuentra privado de libertad por el delito de violación a menores de catorce años y lesiones psicológicas (…) en virtud del fallo de no culpabilidad”, ordenó la judicial, según documentos a los que tuvo acceso el medio de comunicación Despacho 505.

Denuncian que jovencita fue obligada por su pareja a tomar pastillas para curar frijoles

El pasado 17 de junio la Fiscalía habría presentado la acusación por lesiones psicológicas leves y violación agravada en contra de Cuadra Sandoval. Cuatro días después de eso, la policía de Chinandega lo presentó como detenido, sin embargo, la jueza Isabel Mayorga no dio credibilidad a las pruebas presentadas por la parte acusadora y hasta obvió las investigaciones de la Policía.

Se aprovechaba de su condición de persona reconocida en el municipio

Según el relato del menor, el funcionario público Francisco Cuadra, lo habría violado en varias ocasiones desde el año pasado hasta abril de este 2022.

Las presuntas violaciones ocurrían cuando el niño jugaba en horas de la tarde cerca de la casa de Cuadra. Este último lo llamaba para que ingresara a su casa y le decía que le daría golosinas y churros. Una vez el menor ingresaba era llevado hasta una habitación donde era ultrajado sexualmente.

El hecho salió a luz pública cuando la maestra del menor, en una clase les explicaba a los estudiantes sobre las partes del cuerpo, fue ahí que el menor contó a sus compañeros cómo era tocado por el acusado, además de todo lo que le hacía una vez estaban en la habitación donde era llevado con engaños.

Misionera de la Caridad: “Tuvimos que entregar a las niñas abusadas a sus familias”

Niño mantuvo su versión ante psicóloga y forense

Al escuchar al menor, la profesora y la directora del colegio comunicaron la situación a la mamá del niño y quien dio parte a la Policía de la localidad.

El niño mantuvo la misma versión de los hechos ante la psicóloga y el médico forense, “nunca cambió la versión”, según dijo el acusador adherido al caso. Además, la fiscal Mireya Yaoska Rocha, en sus alegaciones finales detalló que la psicóloga apuntó al acusado como la persona que había cometido el hecho y el médico forense confirmó haber encontrado evidencias de las reiteradas violaciones.

En tanto, la defensora pública Juana Iris Castillo alegó que el acusado tenía cinco años de no vivir en la casa donde supuestamente sucedieron los hechos.

Congresistas de EEUU piden a Oficina de Libertad Religiosa intervención en Nicaragua

Teniendo todas las pruebas en mano la jueza aseguró en su fallo que las pruebas de la Fiscalía demuestran que el niño fue víctima de violación, “pero también se demostró que el acusado tiene cinco años de haberse cambiado de domicilio”.

En el dictamen expresa que el acusado no frecuentaba la casa donde supuestamente ocurrían los hechos. “De manera esporádica llega a la casa de sus hijos, pero no a la casa en que supuestamente ocurrieron los hechos, pues la defensa también presentó prueba testimonial en la que se comprobó que el acusado vive a más de 13 kilómetros del lugar de ocurrencia de los hechos”, argumentó la jueza.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.