Familiares de presos políticos alarmados luego de 81 días sin visitas

Familiares de los presos políticos externaron su preocupación al no tener noticias de estos luego de más de dos meses desde la última visita.

En una conferencia de prensa, familiares de las personas presas políticas externaron su preocupación por no saber nada de aquellos que se encuentran “ilegalmente privados de libertad” por parte del régimen Ortega-Murillo.

“Hacemos de conocimiento público nuestra extrema preocupación porque han transcurrido más de dos meses sin que tengamos ninguna visita, ni noticia de nuestros familiares presos políticos en el Chipote”, afirman.

Hasta la fecha, los presos políticos que fueron detenidos desde mayo de 2021, llevan 81 días en “incomunicación absoluta”. La última vez que se pudieron reunir con sus familiares fue el pasado 26 de agosto del 2022.

Ortega nombra nuevo embajador en El Salvador

Llamado “urgente al Estado de Nicaragua”

“Estamos alarmados y sumamente angustiados. Ante esta grave situación, hacemos un llamado urgente al Estado de Nicaragua para que nos permita ver a nuestros familiares”, denunciaron.

Dicen temer “por sus vidas” debido a las “condiciones inhumanas en que les mantienen”, especialmente por aquellos que se han declarado en huelga de hambre como el caso del periodista Miguel Mendoza, quien adoptó dicha medida como presión para que le permitan ver a su pequeña hija.

Cristopher Mendoza, sobrino del periodista, expuso que la pequeña Alejandra, hija de Miguel, clama por ver a su padre y que producto de ello ha mostrado problemas emocionales y de salud.

“Han pasado 512 días que no ha podido ver a su padre (…), Alejandra se muestra ansiosa, se muestra triste”, explicó el sobrino de Miguel Mendoza.

Impacto del éxodo: caseríos de Chinandega están quedando sin jóvenes

Piden “una prueba de vida”

La situación de preocupación que viven los familiares de los presos políticos es tal, que han llegado al punto de pedir “una prueba de vida” de estos.

“Demandamos urgentemente nuestro ingreso y el de organizaciones de Derechos Humanos, la Cruz Roja Internacional y la Comisión de Expertos Independientes de las Naciones Unidas a la Dirección de Auxilio Judicial y también a las distintas cárceles del sistema penitenciario y estaciones policiales en todo el país, para constatar la situación de todas la personas presas políticas”, expresan.

Las demandas de los familiares de los presos:

  • Regularización de las visitas cada 15 días como lo ordena la Ley.
  • Presencia y participación de hijas e hijos menores y/o con necesidades especiales.
  • Acceso y regularización a llamadas telefónicas/videollamadas y correspondencia como fotografías, dibujos y cartas.
  • Que “Muestren Ya” a las personas presas políticas detenidas en el Chipote.
  • Respeto absoluto a sus derechos humanos.
  • Libertad y justicia para las más de 200 personas presas políticas.

Canasta básica aumenta C$655 luego de bajar solo C$19

Hay que “salvarles la vida”

Bertha Valle, esposa del preso político Félix Maradiaga, se solidarizó con los demás familiares, especialmente con los de Estiven Mendoza, de quien denunció “fue trasladado a una celda de seguridad en La Modelo” donde “fue golpeado y no saben como se encuentra”.

Valle denunció que los familiares de Estiven “son desnudados” cuando lo han visitado en el Sistema Penitenciario de Tipitapa y que esto no es más que un modo de amedrentarlos, por lo que hizo un “llamado urgente” para “salvarles la vida” a todos los presos políticos.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.