Síguenos

¿Qué estas buscando?

Política

Gustavo Porras no logra calmar pugnas orteguistas de León: “nadie quiere órdenes de Murillo”, le dicen

En un bando están los exalcaldes que Murillo “ninguneó”; Tránsito Téllez y Manuel Calderón. Este último, reclama poder porque dice “se lo ganó con las armas en los ataques contra los manifestantes del 2018”.

Las disidencias, escándalos y destituciones podrían continuar, ya que la mayoría de la militancia está desaprobando las nuevas orientaciones emitidas por Rosario Murillo.

En la militancia orteguista de León aumentaron las pugnas internas a raíz de que Rosario Murillo orientara la destitución del secretario político departamental, Evertz Delgadillo, quien luego fue restituido ante las divisiones ocurridas.

Gustavo Porras, el operador político del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en la Asamblea Nacional, ha visitado constantemente la ciudad de León, para tratar de “apaciguar las aguas” y mitigar las rebeliones internas.

“Hay pleitos de perros. Porras pretende que todos tengan un mismo alineamiento que impone Rosario Murillo, nosotros vemos que solo se están beneficiando unos pocos”, cuenta a este medio una fuente del partido y que actualmente trabaja en una institución del Estado.

¿Cuánto le cuesta a una familia nicaragüense lavar su ropa y asearse?

A mediados de enero, en varios puntos emblemáticos de la ciudad universitaria se encontraban retenes de policías ante la presencia de Porras, quien llegó a León para participar en la conmemoración del 53 aniversario de la muerte del poeta Leonel Rugama. En la visita aprovechó para tener varias reuniones con los militantes molestos.

En su discurso expresó, dirigiéndose a los partidarios presentes, “que como buenos revolucionarios, tenían que apegarse a las orientaciones de la compañera”, refiriéndose a la vicedictadora Rosario Murillo, lo que causó más molestias de las que habían. “Aquí quedamos peor”, dijo otro militante. “Nadie quiere órdenes de Murillo”, aseguró.

Dos exalcaldes contra Murillo, unos de ellos: Calderón

La rebelión es fuerte. Entre los que la encabezan se encuentra Manuel Calderón, cuyo seudónimo en la guerrilla fue “Rufo”, exalcalde del municipio de León, destituido por órdenes de Murillo el 31 de diciembre de 2011.

Este, ante las protestas de 2018, fue reincorporado como líder de fuerzas de choques, cuya misión principal fue desmontar los tranques y barricadas que levantaron los jóvenes y la población leonesa en repudio al régimen. Según nuestra fuente, Calderón “tiene su gente, y no apoya las decisiones abruptas que Rosario toma para León. Además, reclama poder que dice, se ganó como paramilitar”.

Otro que figura como líder de grupo contrario a los lineamientos de la vicepresidenta de facto, es Tránsito Téllez, exdirigente de la Juventud Sandindista 19 de Julio, en la década de los ochenta y exalcalde de León, quien también cayó en desgracia ante los ojos de Murillo.

La pugna entre los bandos internos está muy tensa, cada uno actúa para establecer una correlación de fuerzas a su favor, unos aceptan obedientes las orientaciones de Murillo y otros, la rechazan y desacatan con firmeza.

Silvio Báez llama a la iglesia a renunciar a la “complicidad con los corruptos”

Un grupo más beligerante, es el de los combatientes históricos del FSLN que pese a ciertos desacuerdos, están unidos en la desaprobación de la designación autoritaria de Gustavo Porras para “atender” León ante los conflictos internos del partido gobernante, ya que se le considera como “los ojos y oídos” de Rosario Murillo.

León es la segunda alcaldía más importante de Nicaragua y un bastión político e histórico del Frente Sandinista, razón por la cual “el bloque murillista”, que es el que tiene las riendas de este partido, implementa una vigilancia extrema sobre todo este municipio, a fin de que los conflictos internos no desemboquen en algún escándalo público.

El caso del comisionado Domínguez

La supuesta detención contra el comisionado de la policía de León, Fidel Domínguez y que aún no ha sido aclarada del todo, causó más confusión a lo interno del partido, aunque el jefe policial apareció esta semana encabezando una caravana de buses que llegaron a occidente.

Arlen Mairena junto a Fidel Domínguez durante una actividad religiosa.

Fuentes cercanas al comisionado, relatan que a Domínguez se le llamó la atención por unas manzanas de tierra que otorgó a Arlen Mairena, exmilitante de la Juventud Sandinista. Las manzanas de tierra se ubican en el municipio de Quezalguaque, en una finca llamada Santa Fe, la que opera como empresa que oferta piedrín y material selecto. Mairena es la única autorizada a vender ese material a los proyectos de construcción de la municipalidad, tales como: el nuevo hospital, el estadio de béisbol, carreteras, entre otros. Dicen que Dominguez recibe beneficios del negocio.

Las disidencias, escándalos de corrupción y destituciones podrían continuar, ya que la mayoría de la militancia está desaprobando las nuevas orientaciones emitidas por Rosario Murillo.

Comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Te podría interesar

Política

Rosario Murillo hasta se burló de los desterrados y opositores que en el exilio la están pasando mal.

Política

Se trata de Sabra Amari Murillo Centeno, nacida en Cuba, exfuncionaria de Albanisa y a quien los Ortega Murillo ya le han asignado otros...

Política

La vicepresidenta del régimen sandinista, Rosario Murillo, celebró que este lunes la Asamblea Nacional, controlada totalmente por el oficialismo, haya aprobado la declaración de...

Política

25 de ellos fueron enviados a China en una gira de tres semanas y Rosario Murillo anunció que agencia de noticias rusa Sputnik llegará...

Copyright © Nicaragua Investiga 2023