Senador republicano propone Ley para revocar visa a sandinistas

Para que dicha iniciativa de Ley pueda ser aprobada tendría que seguirse un procedimiento que podría resultar engorroso, tomando en cuenta que las prioridades de la política norteamericana de momentos son otras, por la recién transición de Donald Trump a Joe Biden.

El republicano Rick Scoot introducirá ante el Senado estadounidense un proyecto de Ley que pretende revocar la visa a todo funcionario y exfuncionario que apoye a los regímenes de Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua. La iniciativa denominada:  No Alivio para los Aliados de los Dictadores también se estaría aplicando a cualquier miembro del partido sandinista, que tenga visa o la solicite para viajar a Estados Unidos.

Scoot un abogado republicano que representa al Estado de la Florida, Estado que en su mayoría son inmigrantes de Venezuela, Cuba y Nicaragua dejó claro que está “enfocado en luchar por trabajar para lograr cosas que realmente ayuden a las familias”.

Acta de acusación contra Trump es formalmente entregada al Senado de EE.UU.

“Realmente espero que la administración Biden y mis colegas demócratas se unan a mí en estos esfuerzos y espero continuar mi trabajo en nombre de todos los floridianos” cita el comunicado hecho por el senador Scott.

El documento, que ha sido divulgado por la mayoría de los medios locales en Estados Unidos, destaca además otros 5 proyectos de ley que estarían introduciendo en el Senado norteamericano como parte de su labor legislativa en este año 2021.

¿Cuál sería el proceso para que se apruebe?

Para que dicha iniciativa de Ley pueda ser aprobada tendría que seguirse un procedimiento que podría resultar engorroso, tomando en cuenta que las prioridades de la política norteamericana de momentos son otras, por la recién transición de Donald Trump a Joe Biden; pero según el excanciller nicaragüense Normal Caldera, que este proyecto de Ley si tiene suerte podría aprobarse «en un tiempo récord» entre uno y seis meses.

«Probablemente eso lo manden al discusión al Comité de Relaciones Exteriores del Senado que preside Bob Melendez» y una vez que esté aprobado en esta instancia, pasará discutirse en el pleno del Senado norteamericano.

5 promesas incumplidas por Daniel Ortega durante sus años de gobierno

Cuando sea aprobado por el Senado, la iniciativa de Ley quedará a la espera de alguna legislación paralela que venga de la Cámara de Representantes y luego pasaría a discusión en esta nueva instancia. «Dependiendo de si el texto es diferente en el Senado y en la Cámara de diputados va a una comisión para que vean la incompatibilidades que tenga, lo compatibilicen, y al final saquen un solo texto».

Caldera también señala que un proceso más rápido sería que tanto la Cámara de Representantes y el Senado se pongan de acuerdo en el texto y se someta a aprobación por unanimidad, tal y como pasó con la Ley Magnitsky Nica Act.

Expectativa por nuevas políticas en Washington

Sin embargo otros analistas han valorado que la llegada a la Casa Blanca del demócrata Joe Biden podría generar cambios en la política exterior de Washington, sobre todo hacia Latinoamérica y, específicamente, hacia algunos países a los que la administración saliente de Donald Trump sancionó, como Cuba, Nicaragua y Venezuela.

El excanciller Francisco Aguirre Sacasa ha valorado a medios internacionales que evidentemente habrá un “cambio de estilo” en la administración de Biden, pero siempre enfocado en el respeto por los derechos humanos, la libertad de expresión y la democracia.

¿Mantendrá Biden la política de sanciones a Nicaragua o buscará otra estrategia?

Respecto al tema de las sanciones el excanciller ve a Biden con “sumo cuidado” y considera que será estudiado por las altas esferas para analizar con detenimiento los resultados conseguidos con la política de Trump.

“Trump deja la Casa Blanca y están todavía en el poder el régimen castrista en Cuba, el chavista en Venezuela y el de Daniel Ortega en Nicaragua, o sea, yo anticipo que el Departamento de Estado y el Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca van a preguntarse si esa política de sanciones ha sido efectiva”, explicó Sacasa.

“Eso no quiere decir que esa política la van a descartar, pero van a preguntarse si la van a examinar detenidamente y juzgarla por los objetivos logrados y no por el ruido que se hizo en la Florida por razones electorales norteamericanas”.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.