Repliegue tardío de Ortega en medio de un paro nacional

No será caminata como siempre, sino una caravana en autos y motocicletas

El Repligue, un evento histórico que conmemora una operación táctica a la que debieron recurrir hace 39 años los combatientes sandinistas que en ese momento luchaban con armas para derrocar a la dictadura de Somoza, y que debió haberse realizado la semana pasada, fue convocado para hoy por Rosario Murillo.

La convocatoria se da en medio de un paro nacional anunciado por la Alianza Cívica desde hace varios días atrás para presionar la renuncia de Daniel Ortega y su esposa, a quienes reponsabilizan por la masacre y la represión policial y paramilitar que ha dejado ya más de 350 muertos en el país, según ANPDH.

Los trabajadores del Estado han sido convocados a participar a través de un comunicado, en el que se detalla, que contrario a lo que se ha hecho desde un inicio para emular el evento real, no caminarán hasta Masaya, sino que irán solamente en vehículos y motocicletas.

El documento orienta a los secretarios políticos departamentales y municipales «garantizar desde ya, la participación de todos los compañeros motorizados y vehículos existentes en nuestros distritos y municipios, y a toda nuestra militancia desde cada barrio, cada cuadra, cada casa».

Piden a gente no salir

Desde el inicio de las protestas la seguridad de Daniel Ortega aumentó escandalosamente, llevando más de 60 policías con armas de grueso calibre, así como civiles armados que lo rodean en todo momento, creando una especie de «cordón de protección» que impide a los aduladores de Ortega acercarse a él.

Por muchos años la caminata de 30 kilómetros la encabezaron Daniel Ortega y Murillo, quienes recibían vivas y aplausos de cientos de nicaragüenses que salían de sus casas a saludar el recorrido.

La Alianza Cívica pide que como forma de protesta, las familias permanezcan en sus casas y no asomen a ver el recorrido de Ortega, dando así fuerza al paro nacional.

Monimbó cercado

Masaya y Monimbó están cercados con barricadas y decididos a no dejar entrar a Ortega. Foto: EFE

El recorrido del gobierno empezará a la 1 de la tarde y partirá de la Plaza de las Victorias. Los planes son que dure 2 horas de ida hacia Masaya y 2 horas de regreso. En el comunicado tampoco especifican si intentarán ingresar a la ciudad o si solo llegarán hasta donde las barricadas se lo permitan. Insistir en la idea de entrar, «desataría un baño de sangre y sería una irresponsabilidad de Ortega», ha advertido la CPDH.

Lo que anteriormente sucedía es que el evento concluía en la plaza de Monimbó con un discurso prolongado de  Ortega, pero esta vez los monimboseños cerraron todo acceso. «Aquí no queremos a Ortega», han dicho en reiteradas ocasiones, al tiempo que anunciaron a la cadena Univisión que están preparados para «un posible intento de ataque del gobierno».

El acto sería un mero protocolo de Ortega para tratar de levantar el ánimo a la militancia sandinista que aún le queda, que ha visto cómo ha perdido fuerza y respaldo por todos los terrenos posibles, que lo obligan a recurrir a medidas desesperadas de exterminio masivo, que han sido condenadas a nivel nacional e internacional. Para muchos un repliegue sin Monimbó, perdió todo el sentido.

 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.