Michael Heally: “El Poder Electoral está secuestrado por un partido”

"La crisis sociopolítica que creo la crisis socioeconómica fue un golpe duro para las empresas", dice el actual presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), Michael Heally

La crisis sociopolítica, que inició en Nicaragua en abril de 2018, marcó un antes y un después en la relación que el mandatario sandinista Daniel Ortega sostuvo por más de once años con el gran capital, representado en todas las cámaras del sector privado (Cosep).

Tras su retorno al poder en 2007, Ortega impulsó el llamado modelo de “Alianzas, Diálogo y Consensos”, en donde motivaba al sector privado a invertir en el país, dejando atrás los oscuros episodios de los años 80, donde se dieron confiscaciones, recesión económica, desempleo y enfrentamientos. El modelo de “diálogo y consenso”, trajo desarrollo económico por un buen tiempo, pero a cambio se fue sacrificando la institucionalidad, según los analistas.

Banco Central admite que persisten tres riesgos que podrían afectar estabilidad financiera nacional

En esta entrevista, el actual presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), Michael Heally habla con la Voz de América sobre el modelo de “consenso”, impulsado por el gobierno, así como las reformas electorales que demanda la sociedad civil de Nicaragua. Por otro lado, conversa sobre las posibilidades de dialogar con Daniel Ortega, si éste llega nuevamente a reelegirse en los comicios previstos para noviembre.

Heally señala que, de no haber elecciones creíbles, el gobierno que se instaure, incluido el de Ortega- podría caer en ilegitimidad, por tanto, no habría nada qué hablar.

Sin embargo, el presidente Daniel Ortega ha señalado recientemente sobre la posibilidad de sentarse nuevamente con el empresariado y sociedad civil, una vez culminadas las elecciones de este año, dando por hecho su victoria en las elecciones del país, previstas a realizarse en noviembre de este año.

A su vez ha criticado fuertemente a los empresarios, acusándolos de haber sido parte “del intento de golpe de Estado”, que se dio en 2018 con las manifestaciones.

OA: ¿Cuál es la situación económica que vive Nicaragua actualmente?

Michael Heally:  Los nicaragüenses y el mundo están claros que los últimos tres años han sido años bien difíciles. En el año 2018, se creó una crisis sociopolítica lo cual nos conllevó a una crisis económica. Hemos visto un decrecimiento en los últimos tres años que anda entre el nueve o once por ciento, depende quién lo mide. El Banco Mundial te da una cifra; tenés las cifras que nosotros seguimos que nos da casi el diez por ciento, pero también tenés el Banco Central que te habla de menos caída. Lo que hemos visto es que la crisis sociopolítica creó una crisis económica y se vino a agudizar más con el tema de la pandemia y los dos huracanes que tocaron el país.

Actualmente se mantienen dos aspirantes a la presidencia del Cosep.

Las decisiones unilaterales que ha tomado el gobierno también han afectado a todos los sectores.

Por otro lado, las decisiones unilaterales que ha tomado el gobierno también han afectado a todos los sectores. Para que te hagas un ejemplo, sectores como el turismo que eran una punta de lanza, que venían creciendo, el sector de construcción, el sector comercio, agropecuario, estos sectores, sobre todo el turismo ha sido golpeado.

VOA: ¿Se ha visto afectada la Inversión Extranjera Directa por la crisis sociopolítica?

Michael Heally: Uno de los sectores más afectados es la Inversión Extranjera Directa y la Inversión Nacional Directa, porque al crearse esta crisis y el asedio que estás viviendo, las reglas del juego no están claras. Hay leyes que han pasado en la Asamblea y han creado que el inversionista tenga un poco más de cautela de invertir en países con problemas sociopolíticos como Nicaragua.

La Inversión Extranjera se ha visto afectada y para que tengas hagas una idea, en el 2017, la Inversión Extrajera Directa andaba por el orden, 1.035 millones de dólares y en 2020 fue apenas de 182 millones de dólares, entonces tenés una caída sustancial comparada desde 2017 al 2020. Te refleja que tanto el inversionista nacional como el extranjero está tomando cautela, está viendo cuál es la situación y muchos de ellos lo que te dicen es: que se resuelva la crisis sociopolítica para comenzar a trabajar en un lineamiento de inversión para recuperar el empleo, pero eso no se está viendo mientras no haya una solución a la crisis sociopolítica.

VOA: ¿Hay seguridad jurídica en Nicaragua para invertir?

Michael Heally:  Hace poco una empresa metió una demanda al gobierno porque en abril de 2018, paramilitares y gente afín del gobierno, intervinieron en propiedades, destruyeron esas propiedades y hoy lo que están viendo es una demanda internacional de una empresa de inversionistas, que vino a invertir, apegado a las leyes del Cafta, y son bien claras. Donde tenés este tipo de intervención de gente del gobierno a estas empresas lo estás mandando un mensaje negativo, por otro lado, están las tomas de tierras.

Pandemia aumentó necesidades de financiamiento en Nicaragua

En abril de 2018, hubo alrededor de 45 a 50 productores que fueron intervenidos junto a unas 10.000 manzanas. Se lograron recuperar parte de ellas, pero al final todavía tenemos 27 productores con casi 4.900 manzanas tomadas. En el caso de mi familia, es bien claro, nuestra familia fue la primera que nos intervinieron y todavía no hemos podido recuperar nuestras tierras en tres años. Todos estos temas te espantan.

El inversionista mide el tema de la seguridad jurídica, y seguridad jurídica no estamos teniendo ningún tipo. Además, tenemos el problema de los poderes del Estado que deberían de ser independientes y eso al tener un gobierno, un partido que está controlando los cuatro poderes del Estado, también es negativo. Usualmente lo que busca el inversionista es que las reglas del juego estén claras y aquí lo que hemos visto es que en los últimos tres años se han ido cambiando, a medida que el gobierno ha querido y eso te espanta la Inversión Extranjera Directa.

VOA: Se cumplieron tres años de crisis. ¿De qué manera se han visto afectadas las empresas?

Michael Heally: La crisis sociopolítica que creo la crisis socioeconómica fue un golpe duro para las empresas. Afectó en el consumo, el tema de que en los últimos tres años tuviste una pandemia, dos huracanes, afectó todavía más el entorno económico.

Encima de eso el gobierno ha venido cambiando las leyes; toma decisiones de forma unilateral. Por ejemplo, pasar una reforma tributaria para que fuera recaudadora, y lo que vino es descapitalizar las empresas. Por ejemplo, el enterado que vos dabas sobre el impuesto sobre la renta era sobre el 1% de adelanto, con la reforma pasó de 1 al 3%. Entonces qué pasa, hoy empresas que deberían pagar un 30% sobre impuesto de la renta sobre sus ganancias hay empresas que están pagando hasta un 85% o 90%. Esto ha descapitalizado a muchas empresas que han tenido que cerrar y despedir gente. Están creando un ambiente negativo… las empresas están tratando de sobrevivir la crisis sociopolítica y la pandemia.

VOA: ¿Cuántos empleos se han perdido?

Michael Heally: El calculo que teníamos, de acuerdo a números reales que te da el informe del Seguro Social, se han perdido arriba de 200.000 empleos, aunque has visto una pequeña recuperación en los últimos meses, pero no es mucho, todavía tenemos mas de 180 mil personas que han perdido empleos y hemos visto dos empresas grandes que se han ido. Las empresas están tratando de sobrevivir. No están invirtiendo, creando mayores empleos, por lo tanto, las pérdidas andan alrededor de 185.000, pero también tenés el empleo informar. Al final de cuenta la situación del empleo en Nicaragua es caótica mientras no se solucione la crisis sociopolítica.

VOA: Recientemente vimos que el gobierno anunció unas reformas a la Ley Electoral que han sido cuestionadas por la oposición. ¿Cómo las ve el sector privado?

Michael Heally: La postura de nosotros es que hemos dado seguimiento desde abril de 2018, cuando el pueblo de Nicaragua pedía adelanto de elecciones. Al día de hoy, hemos visto que se ha agudizado la crisis. Nos preocupa el tema electoral, porque sabemos que es la manera pacífica para salir de esta crisis sociopolítica, y no solo lo decimos nosotros, sino la comunidad internacional, las Naciones Unidas, la Unión Europea, el Grupo de Lima, todos hablan de reformas electorales.

El Consejo Supremo Electoral está secuestrado por un partido y lo hemos visto en las últimas elecciones que hemos tenido donde no ha habido transparencia. Por eso el gobierno firmó un acuerdo de entendimiento con la Organización de Estados Americanos (OEA),  en diciembre de 2017, para poder hacer esas reformas electorales; y hay grupos de la sociedad civil que han hecho propuestas de reformas, y cambio de jueces y no solo jueces, y todas las entidades y todo lo vertical del sistema electoral y eso no lo estás viendo.

La comunidad propone reformas profundas, donde hayan observadores nacionales e internacionales, donde haya jueces imparciales en el sentido que no sean afines a un partido, debería ser gente proba que respeten y se apeguen a la Constitución de la República, pero aquí estamos viendo todo lo contrario. Aquí estás viendo un Consejo Electoral afín al gobierno, que hacen y dicen lo que dice el gobierno; por lo tanto mientras vos no tengás una reforma profunda, y ese es el posicionamiento del sector privado, que tenemos que tener no solo jueces, que se apeguen a la Constitución, y que respeten los resultados de elecciones, sino que hayan reformas profundas para que el votante se asegure que cuando vote, su voto valga.

VOA: ¿El sector privado apoyará la candidatura de algún candidato de la oposición?

Michael Heally: Nosotros como sector privado vemos como positivo que hoy tengás ocho precandidatos de primera categoría, donde está gente poniendo en la mesa sus propuestas enfocadas en salir de esta crisis, pero ahora como sector privado, como Cosep, nosotros no podemos hacer política partidaria, o sea tanto la ley de cámaras como lo estatutos de Cosep nos prohíbe participar, pero eso no nos quita que podamos participar en la parte cívica, como en tema de reformas electorales, institucionalidad, independencia de poderes, todos estos temas seguiremos trabajándolos en la agenda.

Ahora, no podemos tener participación como Cosep, como institución gremial, pero eso no quiere decir que los presidentes y miembros de nuestras cámaras puedan apoyar algún candidato.

VOA: Ortega hablaba de convocar a un dialogo después de las elecciones. ¿Ustedes se sentarían a hablar con él si se da un fraude por ejemplo?

Ese tema es complejo y lo que he dicho que la salida de esta crisis es un acuerdo de nación, donde haya dos mesas. Que haya una mesa sociopolítica y una socioeconómica, porque no es solo una mesa económica o política, sino que tenés que meter a toda la sociedad. Y las organizaciones con representatividad tienen que participar unos, en temas políticos y otros económicos. Es una decisión que se tomará en ese momento. Pero sí te puedo adelantar algo, depende de la credibilidad y legitimidad que tenga ese gobierno, si vos tenés a un gobierno donde no te da reformas electorales, donde no cambia las reglas del juego, entonces te expone al gobierno que viene en una situación de ilegitimidad. No va a ser reconocido, entonces cómo te vas a sentar a negociar con alguien ilegitimo y que no es reconocido. Veremos cómo estará el entorno sociopolítico y socioeconómico para tomar una decisión.

Las decisiones que está tomando este gobierno va encaminado a la ilegitimidad y al no reconocimiento del gobierno a futuro, sino libera a presos, sino cumple acuerdos.  Pone en una situación compleja y difícil el país y vas a tener un desgaste económico como el que estás viendo ahorita.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.