Esto promete Chamorro hacer con los empleados públicos si gana presidencia

En medio de la ola de opiniones a favor y en contra que han generado las destituciones impulsadas por Nayib Bukele en El Salvador, Chamorro dice qué pasará con empleados públicos si gana elecciones.

Juan Sebastián Chamorro, inscrito oficialmente como precandidato por la Alianza Ciudadana publicó una nueva entrada en su blog personal en el qué se refiere a qué pasará con los empleados públicos en caso que él resulte ganador el próximo 7 de noviembre y se convierta en el Presidente de Nicaragua.

Chamorro aseguró que muchos trabajadores de las instituciones del Estado participaron clandestinamente en las marchas y protestas convocadas durante la crisis sociopolítica de 2018 y considera que hay muchos que están ahí porque se han dedicado por años a la función pública.

«Es cierto que en las instituciones hay muchos fanáticos. Sin embargo, una buena parte de los funcionarios reconoce y reprocha los abusos. Muchos de ellos rechazan en silencio la existencia de fraudes electorales y de presos políticos, la prepotencia y la irracionalidad», asegura Chamorro.

Ortega aumentó en más del 300% el número de trabajadores públicos desde que llegó al poder

El precandidato dice que hay una gran mayoría de trabajadores del Estado que ganan poco y que son muy distintos a » los “grandotes”, a los que el partido nombra y les permite chupar el erario porque son serviles». Según dijo, será a esa mayoría a la que promete mantener en sus puestos, así como equiparar sus salarios con relación al resto de Centroamérica y «respetar sus derechos».

También asegura que «restituirá la dignidad» de estos trabajadores, pues «no tendrán que volver a las rotondas a enaltecer la figura de ningún dictador, ni serán espiados por sus compañeros».

Las promesas de Chamorro surgen en medio de un contexto polémico, ya que a Nicaragua han llegado los debates en redes sociales tras las destituciones impulsadas por el gobierno de Nayib Bukele en El Salvador, que asegura que hace «una limpieza» y que retira a funcionarios públicos que le adversan.

Dice que sí habrá despedidos

Chamorro asegura asegura que los trabajadores del Estado que se vieron involucrados en violación de derechos humanos «tendrán que dejar sus puestos», al igual que aquellos que según dice, solo han tenido la función de «espiar a sus compañeros».

«Los que han humillado a sus subordinados y les han exigido ir rotondear bajo la amenaza de acusarlos con los jefes, se van a ir. También se van los encargados de los Comités de Liderazgo Sandinistas (CLS) que abusan de sus puestos para partidizar al Estado», escribió el precandidato de Alianza Ciudadana, que asegura que muchos empleados públicos «tendrán que responder por sus crímenes».

La pregunta de Bukele a nicaragüenses que critican destituciones 

El gobierno de Daniel Ortega aumentó en más de 300% la planilla estatal. En 2007 el expresidente Enrique Bolaños entregó una planilla de 39,140 trabajadores estatales. Sin embargo, en abril de este 2020, cuando la vicepresidenta Rosario Murillo anunciaba el pago de los trabajadores, confirmó que para entonces el número de empleados públicos era 170 mil.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.