Asamblea Nacional condena sanciones impuestas a funcionarios sandinistas

Asamblea Nacional, controlada por el oficialismo, "condena a los traidores de la patria que han impulsado bloqueos económicos, comerciales y sanciones arbitrarias"

Tras las nuevas sanciones de Estados Unidos hacia cuatro funcionarios públicos del gobierno sandinista, la Asamblea Nacional de Nicaragua calificó como «actitud injerencista» las medidas del país norteamericano que continúan presionando a Ortega por las recientes escaladas de represión contra opositores que buscan ocupar la silla presidencial de cara a las elecciones de noviembre próximo.

«La Asamblea Nacional condena enérgicamente la actitud injerencista, unilateral y arbitraria del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica en contra del pueblo de Nicaragua» y agregó que respaldan «las acciones que ejecuta el Ministerio Público y la Policía Nacional fundamentadas en la constitución política de Nicaragua y el ordenamiento jurídico del país».

El pronunciamiento también manifestó que «condena a los traidores de la patria que han impulsado bloqueos económicos, comerciales y sanciones arbitrarias», en medio de las acusaciones que hiciese el Ministerio Público contras los precandidatos presidenciales por supuestamente «atentar contra la soberanía del país». Antes de ser arrestado el 8 de junio, Maradiaga dijo que la Fiscal lo cuestionó por sus constantes viajes al exterior y reuniones con organismos de Derechos Humanos, así como, su relación con las sanciones que EE.UU. ha aplicado a funcionarios públicos.

Estados Unidos sanciona a cuatro allegados del gobierno de Daniel Ortega
Asamblea Nacional de Nicaragua. NI

Por otro lado, la mañana de este jueves 10 de junio, el parlamento aprobó con 72 votos a favor, «declaratoria en defensa de la soberanía nacional y rechazo a la agresión injerencista contra el pueblo de Nicaragua por parte de los Estados Unidos de Norteamérica» según informó un medio oficialista. La declaración fue leída por el Presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras Cortés.

El Secretario del Departamento de Estado de EE.UU., Antony J. Blinken, dijo que «ha aplicado sanciones a la asesora e hija de Daniel Ortega y Rosario Murillo, Camila Antonia Ortega Murillo, que es además coordinadora de la Comisión Nacional de Economía Creativa; a Leonardo Ovidio Reyes Ramírez, presidente del Banco Central de Nicaragua; a Julio Modesto Rodríguez Balladares, general del ejército y director ejecutivo del fondo de pensiones en inversiones de las fuerzas militares; y a Edwin Ramón Castro Rivera, diputado de la Asamblea Nacional. Como lo demuestran estas sanciones, habrá consecuencias para quienes apoyen o lleven adelante la represión del régimen de Ortega».

La tarde de ayer 9 de junio, el canciller venezolano y militante chavista, Jorge Arreaza, publicó en su cuenta oficial de Twitter que «rechaza la pretensión de #EEUU de imponer medidas coercitivas unilaterales contra 4 [email protected] [email protected] del Estado nicaragüense. Nuestra solidaridad irrestricta con el pueblo de Nicaragua y sus autoridades, ante esta nueva arremetida ilegal e injerencista de Washington».

Gobierno eleva el tono contra EE.UU. y dice que no son «colonia»

El gobierno nicaragüense también se pronunció enérgicamente y dijo que las nuevas sanciones «confirman el vendepatrismo que se ha venido acentuando» desde el estallido de las protestas cívicas en abril de 2018, y que ante ello «reafirman su razón histórica» al encarcelar a quienes reconocen como «los principales promotores y actores del golpismo patrocinados por EE.UU. y otras potencias».

Sanciones a funcionarios públicos

Esta sería la primera vez que se apliquen sanciones a funcionarios nicaragüenses bajo la administración del demócrata Joe Biden. Desde la semana pasada, Estados Unidos había expresado preocupación por las detenciones e inhabilitaciones de precandidatos de la oposición y había advertido que «definitivamente» planeaban utilizar la Nica Act como una medida de presión a Ortega.

El gobierno de EE.UU., ha sancionado a al menos 30 funcionarios públicos nicaragüenses, incluyendo entidades como la Policía Nacional, que ha sido señalada por Estados Unidos de graves violaciones a los derechos humanos; así como a varios de los miembros de su familia. Con estas nuevas medidas, la mayoría de los hijos de la pareja presidencial, así como la misma esposa de Ortega, Rosario Murillo, han entrado a formar parte de la lista de sancionados por el gobierno de Estados Unidos.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.