Canciller Rusa denuncia que EE.UU. aumenta presión sobre Nicaragua

Rusia es de los pocos países que muestran apoyo a Daniel Ortega. La comunidad internacional ha rechazado las actuaciones del gobierno sandinista.

A través de una rueda de prensa la portavoz de la cancillería rusa, María Zajárova, denunció que Estados Unidos aumenta el nivel de «presión externa» sobre el gobierno sandinistas en medio de la ola represiva de Ortega contra opositores y de cara a las elecciones presidenciales.

De acuerdo a las declaraciones de la diplomática, «a medida que se acercan las elecciones generales en ese Estado, y están programadas para el 7 de noviembre, aumenta la poderosa ola de presión externa sobre el gobierno legítimo del presidente Daniel Ortega» para desestabilizar el país y sacar del poder al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).
“Según estimaciones de expertos, USAID y otras agencias humanitarias estadounidenses han invertido más de 1.000 millones de dólares en la oposición nicaragüense. Este dinero no está dirigido a la asistencia social, humanitaria, a la lucha contra el Covid-19, sino a las fuerzas de oposición de este Estado” denunció Zajárova sin presentar pruebas sobre el supuesto financiamiento.
Asimismo, la funcionaria hizo una analogía sobre las acciones del gobierno del expresidente Donal Trump, y remarcó que en noviembre de 2018 el exmandatario aprobó una orden ejecutiva que reconoció la situación en Nicaragua como «una amenaza extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos«.
«Llama la atención la injerencia flagrante en los asuntos internos de Nicaragua, en particular, en las cuestiones de financiamiento, que está claramente reflejada en el marco legislativo de EEUU», dijo la diplomática rusa.

Acusa a Sullivan

Zajárova también acusó al embajador de EEUU en Managua, Kevin Sullivan, por supuestamente mantener comunicación constante con las ONG y sus representantes, las cuales se encuentran bajo investigaciones por la fiscalía nicaragüenses citando la Ley 1055. El pasado 18 de mayo, Ortega señaló que Sullivan «presionaba» a los partidos políticos para imponer candidatos a la presidencia en reuniones privadas en las oficinas de la embajada.
Moscú rechaza «los intentos de injerencia extranjera en los asuntos internos de Nicaragua» dijo la diplomática, y agregó que «los habitantes de ese país tienen el derecho de determinar independientemente, sin presión externa, el destino futuro de su Estado», luego que Ortega haya tomado el control de todos los poderes estatales en Nicaragua.
Rusia considera que las recientes detenciones e investigaciones en Nicaragua se rigen bajo «la separación de poderes» y de las «autoridades legítimas» que buscan «reprimir» las acciones que llaman a la «injerencia extranjera», declaraciones que confirman que en Nicaragua existe la violación de derechos políticos y la libertad de expresión.
“Ignorando el principio de separación de poderes, hay una ola de histeria en torno a los juicios de ciertos opositores. Al mismo tiempo, cualquier paso que den las autoridades legítimas para reprimir la injerencia extranjera no es calificado por la corriente principal occidental más que como supresión de la libertad, su estrangulamiento y todo lo que figura en la lista que conocemos bien” manifestó la portavoz.
Zajárova concluyó enviando un mensaje de respaldo al mandatario sandinista con quien comparten vínculos de «una fuerte relación de amistad y asociación estratégica».

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.