Gobierno de Nicaragua nacionaliza a expresidente prófugo Salvador Sánchez Cerén

El gobierno sandinista otorgó la nacionalidad al expresidente Salvador Sánchez Cerén, prófugo de la justicia salvadoreña por delitos de corrupción, junto a otros tres de sus familiares.

El Gobierno de Nicaragua hizo oficial este viernes 30 de julio la nacionalización del expresidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, quien se encuentra prófugo de la justicia en su país por delitos de corrupción. Otros tres miembros de su familia también fueron beneficiados y se encuentran ahora protegidos en Nicaragua.

«El ciudadano Salvador Sánchez Cerén ha cumplido con los requisitos y formalidades establecidas en la Constitución Política de la República de Nicaragua» dicta la certificación, y por lo tanto, se resuelve «otorgar la nacionalidad nicaragüense en calidad de nacionalizado» al expresidente.

Salvador Sánchez Cerén y su familia solicitan nacionalidad nicaragüense

La resolución fue oficializada este viernes tras ser publicada en La Gaceta, Diario Oficial. Con la nacionalización, Sánchez Cerén estaría gozando de todos «los derechos y prerrogativas que las leyes le conceden».

Pero el ex mandatario no sería el único beneficiado, su esposa y ex primera dama, Rosa Margarita Villalta, también fue nacionalizada por la Dirección General de Migración y Extranjería del Ministerio de Gobernación. Así como otros miembros de su familia; Claudia Sánchez Villalta, hija mayor del ex funcionario, y su nieto Juan Guardado Sánchez.

Otro mandatario prófugo acogido por Nicaragua

Sánchez Cerén salió de El Salvador a inicios del mes de diciembre del año pasado vía terrestre con rumbo a Nicaragua. El expresidente salvadoreño es amigo personal de Daniel Ortega y desde hace varios meses se conocía que lo mantenía refugiado en el país.

Él no sería el primer prófugo de la justicia amparado por el gobierno sandinista. Desde hace años Mauricio Funes, también expresidente salvadoreño acusado de corrupción, está protegido junto a su esposa e hijo en Nicaragua. No solo han sido nacionalizados, sino que también reciben pagos del Estado de al menos 3 mil dólares, pues están contratados como «asesores en asuntos internacionales».

Esta misma semana un juez de El Salvador había decretado la búsqueda y captura internacional del expresidente y otros cuatro exfuncionarios con la ayuda de Interpol por cargos de corrupción. De acuerdo con la Fiscalía salvadoreña, Sánchez Cerén habría recibido 530,000 dólares en sobresueldos irregulares cuando era vicepresidente y el país era gobernado por Funes (2009-2014).

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.