Monseñor Rolando Álvarez critica zancudismo político

La crítica del monseñor Álvarez se dio dos días después de que el Poder Electoral, controlado por Ortega, canceló la personería jurídica al partido CxL

El obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, uno de los religiosos más críticos con la clase política nicaragüense, se expresó fuertemente en contra de quienes fungen como “piezas de ajedrez” en favor de los intereses de otros.

“Hay quienes se prestan a los juegos, intereses de fuerzas de poder perdiendo toda dignidad política, todo resquicio que pudo haberles quedado para sostenerse aunque fuera mínimamente como una posibilidad política”, dijo el obispo durante su homilía del domingo 8 de agosto.

“Una vez más han demostrado, sin ninguna vergüenza, que no son más que piezas en un ajedrez a favor de los intereses de otros”, insistió Álvarez.

La crítica del monseñor Álvarez se dio dos días después de que el Consejo Supremo Electoral, controlado por el presidente Daniel Ortega, canceló la personería jurídica al partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) a petición del Partido Liberal Constitucionalista (CxL).

¿Por qué Daniel Ortega es el «candidato único»?

Sin embargo, el obispo  dijo que aunque haya a quienes no les interesa la patria, los nicaragüenses no van a renunciar a sus ideales de libertad.

“Nos podrán quitar todo, pero no nuestra vocación a la paz, justicia, libertad, nuestra vocación al civismo, a la unidad interior que cada día es más fuerte entre los nicaragüenses”, expresó.

Manifestó que los grandes ideales de libertad no son una “dádiva” o “un regalo de nadie sino un derecho universal y divino que nos asiste”.

María Haydeé Osuna acusó al partido opositor Cxl de supuestas anomalías, por lo que le fue cancelada su personalidad jurídica. Archivo NI

Monseñor Báez recuerda a Jezabel, “la reina malvada y criminal, que se servía de la religión para someter al pueblo”

Por otro lado el obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, exhortó a no llenarse de derrotismo y por tanto a “ser realistas y afrontar las dificultades”.

En su homilía del domingo en la iglesia Santa Agatha, de Miami, Florida, monseñor Báez recordó el pasaje bíblico del profeta Elías y la malvada reina Jezabel. El obispo recordó que en el siglo nueve antes de Cristo gobernaban en Israel el rey Ajab y su esposa Jezabel, quienes se caracterizaron por su “autoritarismo, su crueldad y manipulación de la religión”.

Dijo que en contraposición, el profeta Elías era apasionado con Dios, dócil a su voluntad y cercano al pueblo, defendiéndolo de las “arbitrariedades realistas”.

Báez subrayó que Jezabel “era una mujer ambiciosa y desalmada” que amenazó a Elías, por lo que éste tuvo miedo y se vio obligado a huir al desierto para poner a salvo su vida.

“En el momento de la persecución, Dios no se pone de parte de Jezabel, la reina malvada y criminal, que se servía de la religión para someter al pueblo. Dios acude en ayuda de su profeta. Como una madre amorosa, Dios cuida siempre de sus siervos fieles. Dios es más fuerte que las amenazas y las acciones perversas de las fuerzas tenebrosas de la opresión y la muerte. Por eso es por lo que también hoy la Iglesia no teme cuando es atacada o perseguida y se mantiene fiel a su misión con el auxilio de Dios que nunca la abandona”, expresó.

El religioso señaló en las luchas sociales “muchas veces nos desanimamos” y “percibimos que las estructuras injustas de poder son invencibles, nos contagiamos del sentimiento de impotencia que se va instalando en el corazón de muchos y hasta surge la tentación de olvidarse de todo”.

El obispo monseñor Silvio Báez en su última homilía en la Catedral de Managua. Archivo

“En esos momentos hay que ser realistas y afrontar las dificultades, pero sin agrandar los problemas ni propagar un sentimiento de derrotismo”, indicó.

“Cuando las cosas se vuelven oscuras, la historia indescifrable y el futuro incierto, es cuando más despiertos debemos estar. Se necesita serenidad y lucidez. Podemos bajar los brazos momentáneamente, pero no en modo definitivo. Podemos incluso abandonar nuestra tierra, como Elías, para poner a salvo la vida, pero sin desesperar. Si la sensación de fracaso y el sentimiento de impotencia se instalan en nuestra vida nos debilitamos, se nos seca el corazón y se nos oscurece la mente”, reflexionó.

Monseñor Silvio Báez marchó a un exilio forzado en abril del 2019, a petición del papa Francisco, luego de las constantes amenazas en su contra, luego que él y otros sacerdotes católicos denunciaran las violaciones a los derechos humanos por parte del gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa Rosario Murillo.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.