Rosario Murillo arremete contra el Secretario de Estado de EEUU

Murillo sostiene que en Nicaragua "vivimos iluminados" por un "sol extraordinario, maravilloso, divino que no declina y que alumbra" las victorias del pueblo.

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, reaccionó molesta con el Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, quien el pasado martes dijo que el país centroamericano “se está escurriendo hacia una nueva era oscura».

“La noche oscura es de otros, los que siembran genocidios en el mundo entero, discordia en el mundo entero, egoísmo en el mundo entero”, manifestó Rosario Murillo este jueves pero sin referirse al alto funcionario estadounidense.

Murillo dijo que en Nicaragua «vivimos iluminados» por un «sol extraordinario, maravilloso, divino que no declina y que alumbra» las victorias del pueblo, a pesar de los más de 300 manifestantes asesinados en 2018 y del Estado policial de facto impuesto por su gobierno, según ha denunciado la oposición.

OPS revela mayor hospitalización en niños y adolescentes por COVID-19

Que el odio no se refleje en nuestro rostro, dice

La vicepresidenta arremetió nuevamente contra los opositores nicaragüenses, a quienes el gobierno ha acusado de haber supuestamente organizado las protestas del año 2018.

“¡Cómo se desfigura, cómo se descompone el rostro cuando no le animan los mejores sentimientos a los seres humanos, a nosotros, cuando no nos animan los mejores sentimientos! Por eso hay que pedirle tanto al Señor que a uno lo llene de comprensión, de entendimiento, de cariño para que además ese cariño que nunca puede ser vencido por el odio, se refleje en nuestra mirada, en nuestros rostros y en nuestras almas, porque así debe ser, con odio nunca más, con terrorismo nunca más, con crímenes de lesa humanidad nunca más ”, subrayó.

Murillo y el presidente Daniel Ortega han sido muy criticados por la oposición por lo que aseguran son «discursos de odio».

¿Cómo cuidar en casa a un enfermo de Covid19 sin contagiarse?

En un ataque también a los líderes religiosos que le critican, la vicepresidenta expresó que “Dios no es actor político de influencias extranjeras”.

“Dios es amor, así lo decimos, así lo sentimos y sin intermediación alguna porque hay tanta contaminación en esos ambientes de intermediación, tanta contaminación que hacer verse a los personajes odiosos, ridículos, no se percatan, no nos percatamos cuando hacemos el ridículo los seres humanos”, señaló.

La pareja presidencial ha llamado a los sacerdotes católicos hasta «hijos del diablo», como parte de sus descalificaciones.

Obispos criticaron recientemente situación de Nicaragua

Recientemente, en ocasión del bicentenario de la independencia de Centroamérica, la Conferencia Episcopal de Nicaragua emitió un duro mensaje denunciando la grave situación que vive Nicaragua.

«Son muchos los conflictos sociales no debidamente satisfechos, las de los jubilados que no les alcanza para una vejez digna, la de los niños abandonados sin cariño y protección, la de los pueblos originarios marginados y excluidos de la sociedad, la de los migrantes, la de los privados en libertad por motivos políticos, entre varios problemas que nos aquejan», dijeron los obispos.

«Hoy necesitamos, más que nunca, autoridades lúcidas, sabias y respetadas, que sepan conducirnos por caminos de amistad, de diálogo tolerante y respetuoso, de búsqueda del bien común por sobre los intereses personales y partidistas y así encontrar sendas de justicia y paz social», sostuvieron.

 

 

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.