¿Qué hacer el 7 de noviembre ante el panorama electoral actual?

El Consejo Supremo Electoral anunció que el 7 de noviembre estarán habilitados 3 mil 106 centros de votación y 13 mil 459 Juntas Receptoras de Votos (JRV).

El 7 de noviembre próximo en Nicaragua están llamados a votar 4 millones 478 mil 334 ciudadanos en unos comicios muy cuestionados por la comunidad internacional y la oposición.

Daniel Ortega busca reelegirse con la participación de varias organizaciones políticas consideradas “colaboracionistas”, mientras los principales aspirantes presidenciales de la oposición están encarcelados y los dos partidos en los que se habían aglutinado, Ciudadanos por la Libertad (CxL) y Partido de Restauración Democrática (PRD), fueron eliminados de la contienda por el Consejo Supremo Electoral (CSE).

Para el día de las elecciones se habilitarán 3 mil 106 centros de votación y 13 mil 459 Juntas Receptoras de Votos (JRV). Pero el dilema de muchos ciudadanos es ir o no ese día y en caso de ir, si votar o marcar nulo.

Josep Borrell: La de Ortega es “una de las peores dictaduras del mundo”

Partidos llaman a votar

Por un lado, los partidos políticos participantes y sus candidatos llaman a votar, y por el otro organizaciones políticas en el exilio y ciudadanos a título personal, consideran que si a sus candidatos no se les permitió participar, no hay por quién votar.

Por ejemplo, Marcelo Montiel, aspirante presidencial de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) sostiene que las “garantías” electorales son “mínimas”, pero insiste en que hay que votar y derrotar a Ortega en las urnas.

“Yo he escuchado mucho en decir: ‘¿Cómo salimos de Ortega?’. Si uno se mete en política solo hay una opción y es la vía electoral”, afirmó el 15 de octubre en entrevista con Canal 10.

“Se tiene que salir a votar este 7 de noviembre en contra de Ortega”, indica.

Piden un paro electoral

Quienes consideran ilegítimas las elecciones están exhortando a un “paro electoral ciudadano”, es decir, que la gente no acuda a las urnas. Estas campañas se están desarrollando en redes sociales y tildan los comicios como una “farsa”.

“Por la libertad de las presas y presos políticos y la de Nicaragua este 07 de noviembre no salgo a vota”, expresa la Articulación de Movimientos Sociales en un video.

Esta organización pide dejar “las calles vacías en memoria de las víctimas de la represión” estatal.

En la misma tónica, otras organizaciones en el exilio están convocando a una “gran marcha” para desconocer «los resultados y los elegidos”. Entre los lugares donde marcharán están Miami, Los Ángeles, Boston, Nueva York y Washington, en Estados Unidos.

La Coalición Nacional, otra de las organizaciones opositoras más reconocidas, emitió un pronunciamiento este 19 de octubre asegurando que no votar es una forma de protestar contra Ortega.

“No tenemos por quién votar y por lo tanto tenemos el deber moral de no acudir a los centros de votación, y quedarnos en nuestras casas como expresión viva de rechazo popular a las medidas de la tiranía Ortega-Murillo”, dice la Coalición Nacional.

Ciudadanos verificados

El 24 y 25 de julio se realizó la jornada de verificación ciudadana, en la que, según el Consejo Supremo Electoral (CSE), 2 millones 825 mil 117 ciudadanos asistieron a verificarse. Esto ocurrió dos semanas antes de que ese poder del Estado cancelara la personería jurídica a CxL, la última organización política considerada verdaderamente opositora.

¿Un error?

Pese a los llamados a no votar, quienes sí participarán en las elecciones como candidatos, insisten en que hay que ir a las urnas. “Es un error venir a sacar una campaña del no voto cuando el pueblo quiere salir a votar”, manifiesta Marcelo Montiel.

La semana pasada Gerson Gutiérrez Gasparín, el candidato del partido Alianza por la República (Apre) se mostró muy optimista y afirmó que lo que dicen sus “encuestas” es que la disputa en los comicios es “entre el candidato del oficialismo (Daniel Ortega)” y él.

Muchos nicas quisieran ir a votar

La última encuesta de CID Gallup, realizada en septiembre pasado, indica una disposición de los nicaragüenses a ir a las urnas. Un 51% de los consultados dijo que era “muy probable” que iría a los centros de votación. “El resto, en especial los seguidores de partidos de oposición o que no tienen simpatía con una u otra agrupación, señalan dudas sobre su asistir a emitir el voto”, expresó CID Gallup a dar a conocer los resultados de su estudio el 11 de octubre.

COVID-19: ¿Es posible combinar vacunas para aumentar inmunidad?

Partidos participantes no pintan en encuesta

Las preferencias políticas de los nicaragüenses se han diluido mucho y actualmente ningún partido despierta grandes simpatías. En la encuesta de CID Gallup, de los partidos que participarán en las elecciones el 7 de noviembre, solo dos aparecen con más del 1% de preferencias: El gobernante FSLN, con apenas un 8%, y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), con un 2%.

Los otros partidos contendientes: Apre, ALN, Camino Cristiano Nicaragüense (CCN) y Yatama, no puntean en absoluto.

El dilema

A inicios de agosto pasado el analista Carlos Pérez en un artículo de Propuesta Ciudadana evaluaba el proceso electoral y las distintas opciones que este presentaba: «1) que haya voto masivo y no haya fraude; 2) que haya voto masivo y se frustre un intento de fraude; 3) que no haya voto masivo y no sea necesario el fraude; 4) que haya un voto masivo, se ejecute un fraude y no exista la capacidad real para demostrarlo, o; 5) que haya voto masivo y se ejecute un fraude demostrable».

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.