UE: consideraremos todas las opciones, y no son solamente sanciones

“Si la situación continua deteriorándose y no mejora, consideraremos todas las opciones que están sobre la mesa, y no son solamente sanciones, por supuesto” dice la UE sobre Nicaragua

La Unión Europea (UE), seguirá denunciando las “tendencias y acciones autoritarias del régimen de Daniel Ortega” y continuará con “el compromiso para lograr un cambio” en Nicaragua, dijo el portavoz del Servicio Exterior del bloque, Peter Stano, en una entrevista exclusiva con la Voz de América.

Después que el pasado 11 de octubre el Consejo Europeo decidiera ampliar por un año más las sanciones contra la vicepresidenta Rosario Murillo y otros 13 funcionarios, Stano recalcó que el organismo está “preparado” para continuar “aplicando otras herramientas” y que posee un conjunto de medidas “relativamente amplio”.

“Si la situación continua deteriorándose y no mejora, consideraremos todas las opciones que están sobre la mesa, y no son solamente sanciones, por supuesto”, advirtió.

Stano mencionó, además, que otro método punitivo podría traducirse en incidir en el Acuerdo Comercial entre la UE y Centroamérica, tal y como han sugerido algunos eurodiputados conservadores en el pasado. Sin embargo, subrayó que, en el caso que esta medida se acabara aplicando, no afectaría a toda la región.

“Probablemente apuntaríamos de alguna manera sólo a Nicaragua o a los sectores del comercio o la economía nicaragüense que estén vinculados al régimen, pero nada se ha decido en esta etapa”, aclaró el funcionario.

Por otro lado, el portavoz declaró que aunque existe un consenso entre los veintisiete países miembro para presionar al gobierno de Ortega, no quieren implementar medidas que puedan perjudicar a los ciudadanos nicaragüenses.

Ministros de la UE piden más sanciones contra el gobierno de Ortega tras elecciones

“Siempre estamos tratando de encontrar el equilibrio entre el posible impacto y efecto en aquellos a quienes queremos apuntar y qué tipo de consecuencia podría tener en la población, porque no queremos dañar a la gente”, sostuvo.

¿La UE reconocería un nuevo gobierno de Ortega?

El próximo 7 de noviembre, Daniel Ortega buscará su reelección como presidente de Nicaragua en unos comicios para los que la oposición ha quedado mermada por los arrestos.

El pasado lunes el Alto Representante de la UE calificó las elecciones como “falsas” y declaró que el país cuenta con “una de las peores dictaduras del mundo”.

Ortega, la vicepresidenta Murillo y los jefes del Ejército y la Policía en un acto político en Managua. Archivo/NI

Expertos consultados consideran que un nuevo gobierno bajo el mandato de Ortega no tendría legitimidad por parte de la comunidad internacional.

“En realidad, no reconocemos gobiernos, sino que reconocemos Estados. Reconocemos el hecho de que los Estados existen y nos entendemos con ellos y, si es posible, con los representantes electos de esos Estados. La gente que se aferra al poder de manera fraudulenta y no son elegidos en una justa realmente democrática no son considerados socios por parte de la UE, así que no es una cuestión de reconocimiento. Es una cuestión práctica de las negociaciones con esta gente y vamos a esperar a ver qué pasa el 7 de noviembre”, respondió Stano, al ser preguntado si el bloque europeo reconocería un nuevo gobierno del ex guerrillero sandinista.

Congresista de EE.UU. advierte que vienen «grandes sanciones económicas» para Ortega

Y, aunque el portavoz declaró que, en general, “no hay esperanza” respecto a una mejora “considerable” de la situación en la que se encuentra el país, aún podría suceder algún “pequeño cambio”. “Esa es nuestra esperanza y por eso hacemos un llamado repetidamente a la restauración del diálogo inclusivo y la democracia, porque es lo que merece el pueblo nicaragüense”.

¿Retirada de la Misión de Observación Electoral en Venezuela?

Después que la UE aceptara la invitación del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela para actuar como observador internacional en los comicios locales del próximo mes, los primeros miembros de la Misión de Observación Electoral (MOE) se encuentran en el país caribeño. La Jefa de la Misión, la eurodiputada socialista Isabel Santos, llegará el 28 de octubre, y el día de los comicios, el 21 de noviembre, habrá unos 100 técnicos, que se encargarán de evaluar el proceso.

“Enviar una Misión de Observación no implica de ninguna manera el reconocimiento del régimen o de las elecciones, estaremos allí para saber si se llevarán a cabo en base a los estándares reconocidos internacionalmente” subrayó Stano.

Por otro lado, el vocero afirmó que se trata de una Misión de carácter “independiente” en la cual los técnicos que la integran, algunos contratados a nivel local, “observarán si se sigue y se respeta la legislación local y los criterios internacionales” y más adelante presentarán “un reporte preliminar y recomendaciones sobre qué debería cambiar en la siguiente tanda de elecciones”.

Aunque Stano describió la Misión como “una contribución europea para encontrar una solución política a la crisis de Venezuela” explicó que cabe la posibilidad que no se lleve a cabo: “Siempre que tengan todas las condiciones necesarias para su trabajo haremos la Observación Electoral, pero si algo cambia y no pueden ejercer sus funciones en base a nuestra metodología y en base al acuerdo que tenemos con las autoridades venezolanas, siempre podemos retirar la Misión”.

“Gran nivel de coordinación y cooperación” entre la UE y EE.UU.

Los vínculos diplomáticos entre Estados Unidos y la Unión Europea cambiaron drásticamente con la presidencia de Donald Trump. Aunque tradicionalmente las potencias habían sido aliadas en el pasado, el magnate neoyorquino apostó por políticas proteccionistas y unilaterales que enfriaron la relación con su socio europeo. Situación que, según indica el Stano, ha cambiado desde la llegada de la administración Biden a la Casa Blanca.

“Las cosas han mejorado considerablemente (…) Hay un gran nivel de coordinación y cooperación respecto a la política exterior».

Y aunque el portavoz reconoció que las potencias no siempre tienen “una alineación 100% igual” en “intereses y objetivos”, calificó a la relación transatlántica como “socios con ideas afines”.

“No encuentras a más socios con ideas afines en todo el mundo, y estamos basando nuestras acciones en los mismos valores, democracia, respeto por los DD.HH., libertades fundamentales y Estado de derecho. Esto es algo que queremos lograr en Latinoamérica, ya sea en Venezuela, Nicaragua, Bolivia, El Salvador o cualquier otro país”, zanjó.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.