¿Qué hace de la Ley Renacer una legislación más fuerte que la Nica Act?

La Ley Renacer y la Nica Act tienen un punto en común; pero una vino a reforzar a la otra y se convirtió en un arma más fuerte para presionar al régimen de Ortega.

El Gobierno de Estados Unidos ha promulgado leyes que colocan en una situación complicada a la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Una de estas fue Nicaraguan Investment Conditionality Act, conocida como “Nica Act”; la otra medida reciente es la Ley de Reforzamiento de la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral, conocida como Ley Renacer.

Ambas leyes tienen algunas similitudes y una de ellas es que Estados Unidos vote en contra de los préstamos que el gobierno de Nicaragua busque ante entidades financieras multilaterales. En ese sentido, coinciden en los condicionamientos de préstamos por parte de instituciones financieras internacionales —tales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)—.

¿Pero cuál es más fuerte y en qué se diferencian? Esta es una de las interrogantes que responden los analistas sobre ambas legislaturas.

Senadores piden incluir a Daniel Ortega en sanciones de Nica Act y Renacer

Se extienden las sanciones

Haydee Castillo, cientista social y analista política, explica que la Ley Nica Act estaba un poco centrada en las sanciones individuales como mecanismo de presión hacia el régimen de Daniel Ortega, mientras que la Ley Renacer amplía el marco de acción en donde coordina con la Unión Europea y Canadá, en alinear las presiones para que retornen en Nicaragua la democracia y las libertades.

“La Ley Renacer expande la supervisión de préstamos instituciones financieras internacionales, siempre y cuando no toquen la parte humanitaria. En la Nica Act no se hablaba de la posibilidad de revisar el Tratado de libre comercio (DR-CAFTA), aunque este es un tema que preocupa en tanto pueda afectar a la población”, expone.

Conozca la importancia del DR-CAFTA en Nicaragua ¿existen riesgos con la Ley Renacer?

En la Ley Renacer establece que urge a que la Administración Joe Biden examine la participación continua de Nicaragua en el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica (CAFTA).

Edgar Parrales, exdiplomático nicaragüense y analista político, opina por su parte que la Ley Renacer retomó los puntos económicos y lo convirtió en mayor envergadura. “La Renacer es una toma del contenido de la Nica Act y la amplía haciéndola más fuerte. En principio, coinciden, pero la Renacer viene a ser más extensa y con más fuerza”, reafirma.

Temas de corrupción y supervisión al Ejército

Castillo comparte que el otro punto es que la Ley Renacer agrega a Nicaragua a lista de países centroamericanos sujetos a restricciones de visas relacionada con la corrupción. “Esta es una parte que está vinculada a lo que planteaba la Nica Act, pero aquí la expande mucho más”, afirma.

“El otro punto que no estaba contemplado en la Nica Act es que en la Ley Renacer se plantea que se requiere informes clasificados de corrupción sobre la familia de Ortega al igual que las actividades rusas en Nicaragua”, indica Castillo.

Régimen le sube más de C$600 millones al presupuesto de su Ejército y Policía

Parrales comenta que además la Ley Renacer “va a seguirle los pasos al Ejército de Nicaragua” en su relación con Rusia, para ver qué está haciendo y aplicar medidas coercitivas a los fondos de la institución castrense.

“Requiere la presentación de informes sobre las ventas militares rusas a Nicaragua y una revisión de posibles acciones que puedan ser sancionables bajo la Ley de Contrarrestar a los Adversarios de Estados Unidos a través de Sanciones (CAATSA)”, dice la Ley Renacer.

¿Por qué ambas leyes tocan el tema de los préstamos internacionales?

La Ley Renacer establece que se expande la supervisión de los préstamos de las instituciones financieras internacionales a Nicaragua y reafirma la exención legal existente para proyectos humanitarios.

La Nica Act instruye al Director Ejecutivo estadounidense del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a usar la voz, “para oponerse a la extensión por parte del banco de cualquier préstamo o asistencia técnica al gobierno de Nicaragua en relación a proyectos”. La orden aplica a otros titanes de las finanzas internacionales, mencionados con nombre y apellido: como el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Haydee Castillo destaca que en el caso de la Ley Renacer quedó claro en que el Gobierno de Estados Unidos puede revisar y replantear mediante una acción concreta sobre los préstamos internacionales que quiera solicitar el régimen de Ortega.

El BCIE en uno de los bancos internacionales que le continúa prestando millones de dólares al régimen de Ortega. Foto | NI

A Ortega no le importan estas medidas

Castillo comenta por otra parte que el régimen autoritario del líder sandinista, no le importa las consecuencias que pueda repercutir en la población más vulnerable en el aislamiento en materia económica, y que en su lugar se ha perpetuado en el poder como principal responsable de estas medidas.

“Todas estas acciones de presión por parte de Estados Unidos, el único responsable de estas medidas es el régimen de Ortega – Murillo, porque nunca prestó atención a las demandas de libertades del pueblo de Nicaragua, y como los derechos humanos son universales, la comunidad internacional está obligada a proteger los derechos que son universales”, aclaró Castillo, quien además es defensora de los derechos humanos.

Las graves consecuencias que ocasionaría que Nicaragua sea expulsada del DR-CAFTA

El 10 de noviembre el presidente Joe Biden firmó la Ley Renacer. Pocos días después de entrar en efecto, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos la estrenó castigando al Ministerio Público junto a otros nueve funcionarios leales al régimen de Ortega, que se extendió a varios alcaldes nicaragüenses, quienes ejercen un enorme poder político y han contribuido en disminuir la posibilidad de elecciones libres y justas, socavando la democracia en Nicaragua.

Los efectos de dicha legislatura mantienen en vilo a los nicaragüenses por la posible expulsión de Nicaragua del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos (DR-CAFTA), la cual tendría un importante impacto sobre los niveles de empleo en el país.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.