¿Qué se sabe de las restricciones a funcionarios y allegados al régimen?

Francisco Bautista Lara fue uno de los que negó que se le impuso restricción migratoria y dijo que puede salir mañana mismo del país si desea.

Acercándose el período electoral, la dictadura de Daniel Ortega impuso restricción migratoria a varios periodistas críticos del régimen, cuya medida parece haberse extendido a funcionarios y allegados al caudillo sandinista, según reportes del diario La Prensa y el semanario Confidencial.

Leonardo Torres, Francisco Bautista Lara y otros allegados al régimen son los nombres que resuenan entre los que presuntamente se le impuso restricción migratoria.

El subdirector de la Policía Nacional y exembajador ante el Vaticano, Bautista Lara, negó la información a Nicaragua Investiga y aseguró que es una información “falsa”.

Luego de casi 15 años Ortega cambia a su embajador en Cuba

«Puedo salir mañana si quiero»

No tengo ninguna restricción de ningún tipo, puedo salir mañana si quiero. Además, estoy comprometido con la revolución sandinista y voy a estar siempre”, fue la repuesta de Bautista Lara en total simpatía con el régimen sandinista.

“No he cometido ningún delito para tener restricción migratoria”, agregó y afirmó que supuestamente no ha hecho ninguna gestión para salir del país en estos meses, ya que tiene planes de asistir a la toma de posesión de Daniel Ortega y Rosario Murillo, en enero del próximo año.

Bautista Lara dijo que es un ciudadano y no un funcionario público. “Soy escritor y digo lo que quiero y me voy donde quiero. No tengo ninguna restricción de ningún tipo”, insistió.

Se conoce que el empresario nicaragüense y presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), Leonardo Torres, se le impuso restricción migratoria semanas atrás. Nicaragua Investiga trató de comunicarse con el funcionario y no respondió nuestras llamadas telefónicas.

Medida impuesta después del exilio de magistrado

Este medio de comunicación obtuvo información que estas medidas fueron impuesta desde 2018 a un círculo allegado a Ortega, tras la renuncia del exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Rafael Solís Cerda, quien se exilió en Costa Rica.

Una fuente del Ministerio de Gobernación que pidió la condición del anonimato, explicó a Nicaragua Investiga que efectivamente la medida fue impuesta en 2018, y que en estas últimas semanas se amplió el “país por cárcel” a funcionarios allegado a Ortega.

Uno de los casos más sonados

“Entre los casos más sonados está el de Monseñor Silvio Fonseca, que el 7 de noviembre intentó salir de Nicaragua rumbo a Estados Unidos, pero los agentes de migración le informaron que su documentación presentaba problemas y no podía ser leído por el sistema”, documentó La Prensa el 16 de noviembre.

“La lista es manejada con suma discreción en los puestos fronterizos, lo que impide conocer con exactitud los nombres de los afectados”, señaló La Prensa.

El nuevo Chipote, la siniestra cárcel a la que Ortega envía a sus rivales

Cabe señalar que las restricciones migratorias se comenzaron a dar cuando varios periodistas críticos del régimen sandinista trataron de realizar viajes fuera del país. La Dirección de Migración y Extranjería no permitió la salida de estos comunicadores, luego de ser buscados en una larga lista que tienen a mano. Muchos de ellos les han quitado sus documentos de viaje y no se los entregaron.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.