Régimen sandinista otorga nacionalidad nicaragüense al exembajador de Taiwán

Este viernes fue publicado en La Gaceta Diario Oficial el otorgamiento de la nacionalidad nicaragüense al exembajador de Taiwán en Nicaragua, Jaime Chin Mu Wu. La decisión del régimen sandinista se da un día después de que Daniel Ortega decidiera romper relaciones diplomáticas con Taiwán y restablecerlas con la República Popular China.

«Hoy es un día histórico»: Laureano Ortega se estrena de facto como «diplomático» en China

El Ministerio de Gobernación resolvió otorgar la nacionalidad al exembajador Chin-Mu Wu, ya que «ha cumplido con los requisitos y formalidades establecidas en las leyes». Además, destacan que durante los catorce años que ha permanecido en Nicaragua de forma continua «ha contribuido al desarrollo social, económico, tecnológico, educativo y cultural del país a través de su gestión que ejerció como Diplomático en representación de la República de China, Taiwán en la República de Nicaragua; fortaleciendo las relaciones internacionales, amistad, complementariedad y solidaridad entre ambas naciones».

La esposa del exembajador de Taiwán, Chun-Chiao Wu Liu, también fue nacionalizada «por contribuir junto a su esposo Chin-Mu Wu al desarrollo social, económico, tecnológico, educativo y cultural del país a través de su gestión que ejerció como Diplomático en representación de la República de China, Taiwán en la República de Nicaragua».

Según la publicación en La Gaceta, ambos expresaron su «voluntad de adquirir la nacionalidad nicaragüense» ante la Dirección General de Migración y Extranjería.

Ruptura con Taiwán

La nacionalización del ex funcionario taiwanés y su esposa se da un día después de que el régimen sandinista anunciara abruptamente el fin de sus relaciones diplomáticas con Taiwán, reconociendo que la isla pertenece al territorio de China continental.

China anuncia el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Nicaragua

Horas más tarde del anuncio, Nicaragua ya estaba firmando el restablecimiento de sus relaciones con China. Laureano Ortega, asesor presidencial para las inversiones e hijo de Ortega y Rorsario Murillo, fue quien firmó el documento del restablecimiento de relaciones entre ambas naciones.

Esta es la segunda ocasión en que los sandinistas rompen relaciones con Taiwán. La primera fue en 1985 cuando en el marco de la guerra fría la dictadura militar del Frente Sandinista (FSLN) reconoció a la China comunista.

Sin embargo, desde 1990, cuando Violeta Barrios de Chamorro asumió la presidencia, Nicaragua sostuvo relaciones diplomáticas con Taiwán, alejándose de la China Continental. Una relación que hasta hace algunos meses se mantuvo muy estrecha. De hecho, la pequeña nación asiática había practicado hasta el momento una “diplomacia de chequera” y el régimen sandinista parecía complacido con los millones de dólares que fluían de su parte.

Por ahora se desconoce qué pasará con los programas y proyectos sostenidos con dichos fondos, y con el apoyo técnico de la cooperación taiwanesa. De igual forma, resulta incierto el impacto que tendrá en las comunidades.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.