Partidos «zancudos» se preparan para ir a votaciones municipales y anuncian «sorpresas»

Los nicaragüenses volverán a ser llamados a la urnas, aún con las sombras de las polémicas votaciones presidenciales de noviembre del 2021.

Aún no se ha diluido el ambiente de repudio de la oposición y de la comunidad internacional a las polémicas votaciones presidenciales del 7 de noviembre, cuando las autoridades del régimen de Daniel Ortega se preparan para convocar en los próximos meses a la población a otro proceso electoral, esta vez las elecciones municipales, que deberán realizarse en noviembre próximo.

En los comicios de este año, los nicaragüenses deberán elegir alcaldes, vicealcaldes y concejales en 153 municipios de los 15 departamentos y las dos regiones autónomas del país, pero si no existe un diálogo o acuerdo político entre Ortega y la oposición en el corto plazo, las opciones en la boleta se reducirán al gobernante FSLN y a otras organizaciones como el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Alianza por la República (APRE), Partido Liberal Independiente (PLI) y Camino Cristiano, que en las votaciones del año pasado fueron tachados por los opositores como “colaboracionistas” del oficialismo.

Toman posesión diputados escogidos en polémicas votaciones del 7 de noviembre

Gutiérrez Gasparín no descarta ir por la alcaldía de Managua

Independientemente de las acusaciones y de las críticas, representantes de algunos de partidos aseguran que ya están trabajando de cara a esos comicios.

Precisamente una de las sorpresas que podrían llevarse los managua este año es ver como candidato a alcalde de la capital a Gerson Gutiérrez Gasparín, excandidado presidencial por APRE.

“La gente me lo está pidiendo, y no solo del APRE, me han llamado de otros partidos pero ahorita estamos en el APRE, mucha gente lo está pidiendo, vamos a valorarlo”, aseguró Gutiérrez Gasparín el ser consultado.

En relación al resto de municipios afirmó que están “trabajando fuertemente” en el tema organizativo. “Ahorita llevamos el 60% del país prácticamente organizado, ya con posibles candidatos a alcaldes y a concejales”, aseguró.

En el PLC igual dicen estar siempre trabajando para mantener “activa” a su gente.

“Por la experiencia que hemos pasado como partido político, sabemos perfectamente de organización en el territorio y en este momento nosotros andamos en un proceso de reestructuración a nivel nacional”, expresó el diputado Walter Espinoza, excandidato presidencial por ese partido.

El PLC era un partido con peso y obtenía buena parte de alcaldías, pero tras los pactos de Alemán y luego de Osuna con Daniel Ortega, cayó en desgracia. Archivo

Espinoza dijo que quienes ocuparán espacios como candidatos en las municipales serán “especialmente aquellos correligionarios que han estado presentes en todo momento” con el partido.

“Nosotros vamos a luchar como partido, como organización, vamos a luchar en los 153 municipios. Vamos a luchar para ganar”, aseguró al ser consultado sobre las perspectivas del PLC tomando en cuenta que el FSLN se ha quedado a lo largo de las últimas votaciones con la mayoría de las municipalidades.

Población no quiere meterse en política

Pero ese entusiasmo contrasta con las aspiraciones de muchos nicaragüenses que quieren cambios y que en Nicaragua hubieran procesos electorales donde otras organizaciones pudieran participar. Uno de estos es Mauro Cruz, exconcejal del partido Ciudadanos por la Libertad en El Cuá, Jinotega.

Cruz renunció a CxL el 12 de mayo del 2021 cuando aún esta organización no había sido eliminada por el Consejo Supremo Electoral (CSE), debido a que considera que su partido estaba “como poniendo trampa para no unirse con la Coalición Nacional”, otra de las principales fuerzas opositoras que querían correr en las votaciones.

Cruz, quien está en el exilio, considera que existe una total apatía entre la población de cara a los próximos comicios.

“La mayoría de la gente lo que quiere es unida y que haya un verdadero partido que represente a la población”, afirma.

Gerson Gutiérrez Gasparín: «Puedo ser mejor que Bukele»

“En estas elecciones municipales no hay ánimo de la gente de participar, porque no hay una opción que verdaderamente sea opositora”, señala.

Destaca también que existe un gran temor por la persecución y el hostigamiento por parte de civiles armados del FSLN y de la Policía. “Nadie se puede meter en política, porque ya te empiezan a vigilar”, señaló.

Cruz afirma que en El Cuá andaba un miembro del PLC tratando de organizar a la gente, pero que nadie llega a las reuniones, debido a que no creen en ese partido y también por la persecución política.

Votaciones con un CSE sancionado

Cuando en próximos meses los nicaragüenses sean llamados nuevamente a las urnas lo hará unos magistrados del Consejo Supremo Electorales sancionados por Estados Unidos y la Unión Europea, y con la sombra de las votaciones de noviembre  en las que, según la organización Urnas Abiertas, un 81.5% de la población se abstuvo de participar.

El mismo CSE se encuentra también sancionado por la Unión Europea por lo que considera la farsa electoral del año pasado.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.