Guardias de El Chipote toman absurda medida para que presos políticos no lean nada

Desde hace meses varios presos políticos que se encuentran en la cárcel de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida el nuevo Chipote, han demandado que les permitan el ingreso de una Biblia, sin embargo, la orden del régimen de Daniel Ortega es no permitirles ningún tipo de material de lectura o escritura.

Tras la última visita autorizada del 22 al 24 de julio y luego de más de 40 días de total de incomunicación, este martes, los familiares de los presos políticos aseguraron en una conferencia de prensa que las medidas son tan extremas que incluso los guardas en algunos casos arrancan las etiquetas de los alimentos para evitar que estos lean algo.

Familiares de Miguel Mendoza denuncian agresión policial al requisar celdas: «lo amarran con bridas de plástico»

“Se mantiene la política de no ingreso de material de lectura y escritura, llegando al extremo, en algunos casos, de quitar las etiquetas de los alimentos para que no puedan leer absolutamente nada”, indicaron en un comunicado, exigiendo que se les entregue la Biblia o “cualquier libro sagrado de acuerdo a sus prácticas religiosas”.

Ni cartas ni fotos

En este sentido, en demanda de una Biblia y que le permitan ver a su hijo con discapacidad, el periodista y exaspirante presidencial Miguel Mora inició hace 30 días una huelga de hambre.

No obstante, tales son las prohibiciones que además de no permitir el ingreso de niños y niñas para que vean a sus padres, tampoco permiten “llamadas telefónicas y correspondencia como fotografías, dibujos y cartas”.

Los familiares de presos políticos también denunciaron la falta de “calendarización de las mismas, la falta de cumplimiento de los periodos (15-21 días)” pero además que cuando se van a permitir visitas se las anuncian con muy poco tiempo para prepararse, y hay casos de familias a las que les avisan apenas una hora antes de llevarse a cabo las visitas. Esto, aseguran, es una abierta violación a las Reglas Mandela y a la misma legislación nacional y convenios internacionales en materia de derechos humanos.

Cuatro mujeres en aislamiento

De la misma forma, recordaron que se mantiene “el régimen de incomunicación y aislamiento”, siendo los casos más extremos cuatro mujeres: Ana Margarita Vijil, Suyen Barahona, Dora María Téllez y Tamara Dávila.

Medardo Mairena se entera de la muerte de su hermano un mes después

“Demandamos el cese inmediato del régimen de aislamiento e incomunicación al que nuestros familiares están siendo sometidos”.

Resaltaron también la falta de “atención médica especializada que permita diagnósticos claros y tratamientos requeridos” en los casos de Pedro Vásquez, Miguel Mendoza, Marcos Fletes, Irving Larios y Juan Lorenzo Holmann.

“Muchos de los problemas de salud que están desarrollando están asociados a las condiciones precarias en las que les mantienen, como las planchas de concreto en que duermen, falta de almohadas y frazadas, goteras e inundaciones en las celdas, poca frecuencia en el cambio de uniformes y mascarillas, no entrega de materiales de higiene personal y limpieza de las celdas, entre otros. Demandamos cambio de colchonetas, entrega de frazadas y que se brinden condiciones de salubridad dignas”, denunciaron.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.