Este es el extremo deterioro de los presos políticos exhibidos por el régimen

Tras más de un año sin ser vistos, varios reos políticos fueron exhibidos por el régimen, donde se les observó deteriorados física y emocionalmente.

La dictadura de Daniel Ortega inició una jornada inusual de exhibición de presos y presas políticas en donde se evidencia el deterioro físico que han sufrido durante los meses que han permanecido ilegalmente recluidos en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como El Chipote.

Aunque el régimen insiste en que los reos políticos “gozan de perfectas condiciones de salud y en buen estado físico”, es visible el nivel de torturas psicológicas y físicas a los que están siendo sometidos en esas celdas de aislamiento, las cuales además son acompañadas de constantes interrogatorios.

Régimen exhibe otro grupo de presos políticos

En las fotografías, algunos presos políticos se mostraron fuertes frente a sus verdugos en los Juzgados de Managua; pero con su piel pálida, rostro envejecido y sus cabelleras encanecidas.

Los están matando. Les están privando de la vida. Es una demostración de que están sometidos a todo tipo de malos tratos de tortura, de crueldad, de todo tipo de sufrimiento, de tormento”, sentenció Gonzalo Carrión, defensor de derechos humanos y presidente del Colectivo Nicaragua Nunca Más.

Suyen Barahona y Tamara Dávila

Las primeras fotos que hizo circular la dictadura el 31 de agosto fueron las de Suyen Barahona Cuan, dirigente de Unión Democrática Renovadora (Unamos, antes Movimiento Renovador Sandinista), en donde luce con pérdida de peso, envejecida y con la piel pálida.

Ella tiene 44 años y permanece en las celdas del Chipote desde el 13 de junio del año pasado. Sus familiares han denunciado en conferencias de prensa que está completamente aislada, ha perdido más de 30 libras de peso y ha soportado cerca de 260 interrogatorios constantes por agentes policiales. 

Desde que fue secuestrada no ve a su único hijo, el cual tiene tan solo cinco años. La declararon culpable de supuestamente cometer “menoscabo a la integridad nacional” y la condenaron a ocho años de cárcel, sin mostrar pruebas de estos señalamientos.

Tamara Dávila Rivas, de 41 años y psicóloga de profesión, también fue vista luego de permanecer más de 14 meses aislada en una celda empernada. En las redes sociales circularon imágenes en donde luce con el cabello largo y canoso, evidentemente envejecida.

Según denuncia de sus familiares, ha perdido más de 40 libras de peso en todo este tiempo de encarcelamiento y, recientemente, fue traslada de la celda empernada a una de barrotes, donde sigue “aislada, incomunicada y en solitario, sin recibir atención médica adecuada”.

Dávila no vio a su hija de seis años por más de 14 meses. La pudo ver una vez el pasado 18 de agosto, luego de anunciar una huelga de hambre que mantuvo por cinco días para obligar al régimen esta visita. 

Ella es una reconocida defensora de los derechos de las mujeres. Fue condenada, el 3 de marzo pasado, a ocho años de prisión por los mismos delitos que supuestamente cometió Suyen Barahona.

Régimen exhibe por primera vez a presos políticos que están en el Chipote

Tres empresarios deteriorados

A Luis Rivas Anduray, de 52 años, también se le puede ver el deterioro físico, con la piel pálida y con extrema delgadez. Él fue el primer empresario nicaragüense en ser secuestrado la noche del 15 de junio del 2021, desde entonces lo mantuvieron incomunicado en las celdas de El Chipote.

No se conoce exactamente cuánto ha perdido de peso y las condiciones de salud en las que se encuentra, ya que sus familiares manejan el caso con discreción. 

En febrero pasado lo condenaron a 13 años de cárcel por los supuestos delitos de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional, portación ilegal de armas de fuego y fabricación, tráfico y uso de armas restringidas.

A Michael Healy Lacayo, de 59 años, se le vio extremadamente delgado, piel pálida, rostro lánguido y muy envejecido. Tampoco se sabe con exactitud cuánto peso ha perdido y su estado de salud. Al empresario lo capturaron el 21 de octubre del 2021.

Healy presidía el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la principal cúpula patronal de Nicaragua. Lo condenaron a 13 años de cárcel.

 

Álvaro Vargas Duarte, de 51 años. Es otro empresario al que se le vio con pérdida de peso en las fotografías que circuló el régimen. Era vicepresidente del Cosep cuando fue capturado el 21 de octubre de 2021. El productor ganadero paga una condena de nueve años de cárcel. 

Los demás presos políticos deteriorados

Walter Gómez y Marcos Fletes, quienes eran administrador financiero y contador, respectivamente de la extinta Fundación Violeta Barrios de Chamorro, fueron los primeros en ser vistos el pasado 30 de agosto, en el primer grupo que hizo desfilar la dictadura en los Juzgados de Managua.

No se conocía su estado físico desde que fueron secuestrados en mayo de 2021. Ambos lucen bastante deteriorados y con mucha pérdida de peso.

Gonzalo Carrión afirma que la presentación de los presos políticos “es una reacción del régimen”, porque los familiares han reclamado permanentemente los derechos de las personas privadas de libertad, quienes “están sometidos a todo tipo de atropellos, atentado contra su vida misma”.

En esa misma jornada inusual también fueron presentados los exprecandidatos presidenciales: Juan Sebastián Chamorro y Medardo Mairena, a quienes tampoco se les había visto desde que fueron detenidos en la cacería que ejecutó el régimen a mediados de 2021, previo a las votaciones donde Daniel Ortega se reeligió por un cuarto mandato consecutivo. 

Ellos lucen con la piel pálida y con evidente pérdida de peso, tal como han sido retratados por sus familiares. El caso del líder campesino causó mucha impresión en redes sociales, al lucir irreconocible por su delgadez y su rostro lánguido.  

Los otros casos de presos políticos

Juan Lorenzo Holmann, gerente general del diario La Prensa, fue otro preso político que hizo desfilar la dictadura ante sus verdugos. En las imágenes se le refleja una evidente pérdida de peso y deterioro físico.

Él tiene 55 años y lo capturaron ilegalmente el 14 de agosto de 2021, tras la toma de las instalaciones del periódico; es decir, hace 382 días.

En marzo pasado lo condenaron a nueve años de cárcel por el supuesto delito de lavado de dinero, bienes y activos, aunque sus abogados dijeron que no existe prueba de ello.

Otros dos presos políticos que se vieron afectados son Roger Reyes y José Antonio Peraza, quienes son miembros de la Unidad Azul y Blanco (UNAB).

A Reyes, quien asumió la defensa de Félix Maradiaga cuando fue citado en la Fiscalía, se le vio con deterioro en su salud física y emocional. Incluso, sus familiares denunciaron que estaba perdiendo la memoria. Tampoco ha podido ver a sus hijas desde que fue arrestado el 20 de agosto de 2021.

El caso del politólogo también es alarmante. Luce envejecido y su estado de salud física y emocional deteriorados por las condiciones que sufre por la dictadura en esas celdas desde que fue arrestado el 26 de julio de 2021.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.