La costurera de Florentina y otras gigantonas de León

Por más de 45 años se ha dedicado a crear los vestidos que lucen muchas de las gigantonas que bailan en la Ciudad Universitaria.

La bella Florentina luce siempre espectacular con su vestido de vistosos colores elaborado por una mujer artesana con más de 45 años, en el trabajo de la confección de ropa para gigantonas.

Hablamos de Zoraida Pérez López, una modista del barrio Laborío que se esmera haciendo los vestidos de las gigantonas en especial el de Florentina, considerada un tesoro cultural heredado por sus antepasados.

La original Florentina mide 2 metros y medio pero hace 9 años, fue creada la más grande de 11 metros y veinte pulgada de alto, una idea que surgió de la familia Pérez, quien contó con el apoyo de la Asociación Folclórica “Viva León Jodido” quienes trabajan en la promoción de la cultura regional.

Zoraida Pérez López, además de crear los vestidos de las famosas gigantonas de León, es una tradicionalista que procura mantener viva la herencia que le dejó su abuelo.

Cultural que se conserva de generación en generación

La gigantona es una figura icónica de la cultura y tradición de los leoneses. Según la historia, fue traída por los españoles representando a las mujeres del continente europeo. Por otro lado, se menciona que fue el pueblo indígena de Sutiaba quienes hicieron una sátira de la mujer española por su altura, color de piel, cabello y hermoso cuerpo.

“Mi abuelo nunca nos contó de donde surgió el nombre de Florentina, sabemos que era el nombre de una mujer alta y hermosa del barrio indígena de Sutiaba, que la veían transitar sola por el Parque del Indio hacia La Batan. Nunca se le conoció novio ni esposo porque decían que era muy alta”, contó.

Liberan a jóvenes de Carazo que habían sido secuestrados en México

Esa es la historia que conoce Zoraida de la voz de don Hernán López, su abuelo materno quien creó a Florentina hace un siglo y la tradición cultural ha estado presente de generación en generación en su familia.

“La primera gigantona Florentina fue hecha de madera, su rostro era de Jícaro, y su pelo de castilla, años, después un hojalatero creó su rostro de lata”, comenta Zoraida al recordar que su abuelo no le gustaba que nadie le tocara a Florentina, menos que la vieran vestir o desvestirse, “siempre decía que Florentina, era un tesoro para él y eso lo valoramos como una herencia que nos dejó”, relata Pérez mientras termina de dar los últimos detalles a un atuendo navideño.

Destacó que hace 9 años el récord era construir el vestido más grande de Florentina, en conmemoración al segundo aniversario de muerte de doña Carmen Toruño, en el que se inauguró la gigantona más grande y estuvo exhibida al público en la casa museo de Leyendas y Tradiciones «Coronel Joaquín de Arrechavala»​. Pero después fue trasladada al parque central contiguo al edificio de la municipalidad donde cada 8 de diciembre realizan concursos de gigantonas en conmemoración al día de la Inmaculada Concepción de María.

Régimen de Ortega retira a sus embajadores en Perú y Colombia

Florentina sigue floreciendo

Zoraida reveló que un equipo de tres personas, con ayuda de sus familiares, son los encargados de darle vida a Florentina y Pepe Cabezón. Son 15 días de trabajo arduo para elaborar, con más de 400 yardas de tela, el vestido de tres vistosos colores que luce este año 2022 Florentina. Igual número de días se llevan los que retocan el rostro, cabello y elaborar los accesorios que llevan puestos (aretes, pulseras, collares, sombrero, etc.)

Cada miembro de la familia Pérez tiene en su casa una representación de la gigantona con sus nombres: Roxana, Rosita, Flor de María y Camila.

Actualmente, en cada uno de los barrios de la Ciudad Universitaria hay grupos de personas que tienen sus respectivas gigantonas junto con el enano cabezón conservando así, esta cultura leonesa. El componente de la gigantona es de 8 personas. Entre bailarines, atabales, copleros, pitos y responsables.

Niños bailando con la gigantona, para conseguir dinero.

Las coplas a la gigantona Florentina

Para Zoraida, no todo el que carga una gigantona la sabe bailar ya que esta tiene su propio ritmo y para la bailada hay que aprender a tocar los tres sones: paso al caminar, para su baile y el del Pepe montado. Lamenta que en la actualidad se ha degenerado el baile y la tradición.

“En aquel entonces era un acabar de coplas de cuatro párrafos cortos para la bailada de Florentina dedicadas a la virgen. Es por ello, que de ahí surge la competencia de la gigantona para el 8 de diciembre, que se celebra su día”, recordó.

Cuatro nicaragüenses involucrados en tráfico de droga en Costa Rica

Destaca que a finales de los años 80 surgió el enano cabezón. Una idea que tuvieron Daniel López, José Benito Pérez y Carmen Toruño para que acompañara a la gigantona. “En aquel tiempo estaban matriculadas en la alcaldía y había un registro para que salieran a bailar en la temporada. Hoy en día la gigantona es utilizada como medio económico para llevar el sustento al hogar, pero hay quienes falta al respeto en sus bailes y coplas” aseguró.

Recomendó a las familias y personas que desean seguir con la tradición de tener una gigantona que lo hagan con el sentimiento de respeto a la cultura y tradición de los leoneses y nicaragüenses.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.