La historia de Britney, la adolescente originaria de Jinotega que aspiraba estudiar periodismo

La adolescente Britney Olivas, de 17 años de edad fue encontrada sin vida y con signos de violencia a orillas de la carretera La Concordia del departamento de Estelí. Esta es su historia.

El novio de Britney Olivas nunca estuvo de acuerdo en conocer a los familiares de la joven. Decía que le daba temor de la reacción que pudieran tener, ya que era el primer noviazgo de la adolescente de 17 años.

Sin embargo, la comunicación entre Alicia Herrera y su hija era muy buena y estaba enterada de la relación. Ella recuerda que en una ocasión, previo al inicio del año escolar, la entusiasmada joven quiso dar una sorpresa a su novio y lo citó pidiéndole que la acompañara a comprar sus útiles escolares, pero no le mencionó que iba con su mamá. Esa fue la primera vez que lo vio en persona. Britney trató de presentarlos, pero él las ignoró.

No pasaría mucho tiempo para que Alicia tratara de recordar ese rostro una vez más, para describírselo a la policía como el asesino de su hija.

Hoy este joven de 17 años, identificado por las iniciales J.P.O.A. está en prisión preventiva, acusado de haber asesinado a Britney Olivas de forma atroz.

Una joven talentosa

Desde muy pequeña, Olivas se apasionó por los medios de comunicación y el periodismo. A los seis años, su madre la inscribió en una organización infantil donde además de educarla e inculcarle valores y responsabilidades, la instruían en el camino del periodismo y la comunicación social.

Siendo lengua y literatura su materia favorita, Britney aprendió a redactar noticias en menor tiempo que los demás. Esto le ayudó a abrirse campo en la radio donde la organización infantil emitía un programa, y cuando se dio cuenta ya escribía noticias que se leían en la emisora.

Con el tiempo pasó de ser aprendiz a enseñar a otros jóvenes. Su madre estaba orgullosa de ella y creía que algún día sería una gran periodista o presentadora de televisión.

«Ella me decía que aquí (en Jinotega) no habían muchos medios de comunicación, pero por algo había que empezar. Yo me la imaginaba de grande como María Celeste de Al Rojo Vivo, porque era muy talentosa», relata Alicia aún conmovida de recordar a su hija vivaz y entusiasta.

En la escuela siempre fue aplicada, y a pesar de sus diferentes responsabilidades, cumplía con sus tareas y ayudaba en la medida de sus posibilidades a personas que lo necesitaran. En más de una ocasión colaboró recolectando dinero para migrantes nicaragüenses secuestrados en México o se sumó a otras iniciativas de ayuda social.

Cuando tenía 15 años, Britney, sin fallar en sus estudios, y siendo siempre aplicada en sus tareas, logró obtener un espacio solo para ella en Radio Estéreo Libre desde donde locutaba programas enfocados en derechos de niños, niñas y adolescentes.

«Se levantaba siempre temprano, desayunaba y se iba a la radio a hacer sus programas, volvía a la casa a las 12, medio almorzaba y se iba en carrera al colegio. Aveces le agarraba la tarde y se iba hasta la una, pero los maestros la entendían porque sabían que era por el trabajo», recuerda su madre.

Se enamoró de otra carrera

Britney estaba en quinto año de secundaria, y ya tenía claro su objetivo para cuando llegara a la universidad; quería estudiar periodismo.

Pero la joven era multifacética y escribiendo noticias, también se interesó por la medicina forense, ya que muchos de los casos sobre los que escribía estaban relacionados a sucesos trágicos y creía que esta rama profesional era fundamental para esclarecer crímenes y dar justicia a las víctimas.

3 crímenes impactantes en Nicaragua durante los últimos años

Ya se lo había comentado a su madre. A ella al principio la sorprendió porque desde hace más de 10 años la joven estaba en el camino de la comunicación,  pero luego entendió que Britney pretendía llevar ambas carreras universitarias al mismo tiempo.  Quería estudiar una carrera de lunes a viernes, y los fines de semana otra.

Los planes los había hecho desde hace tiempo y este sábado 12 de marzo pretendía viajar a la Universidad de Occidente (UDO) de Estelí, para saber si ahí podía hacer realidad sus planes de llevar estas dos carreras de manera simultánea.

Britney Olivas quería estudiar medicina forense para ayudar a dar justicia a las víctimas del crimen. Foto: Cortesía

Su perfume de gato

Britney era amante de los animales. Tenía perritos como mascotas, dos conejos y también gatos. No le gustaba que nadie les hiciera daño. Una vez, su mamá, le obsequió un perfume cuyo frasco tenía la figura de un gato. Britney amó el regalo.

Había ocasiones que la administración de Radio Estéreo Libre realizaba eventos lejos de su casa, o en cualquier ocasión que ella tuviera que dormir fuera de casa, siempre, lo llevaba consigo. «No se lo despegaba porque yo se lo regalé y siempre que se iba largo lo andaba», relató Alicia.

La muerte de su hermana la convirtió en «madrina» de los huérfanos del femicidio

Pero no fue el único regalo que compró para su hija. Alicia sospechaba que Britney estaba embarazada, así que se preparó para la noticia. Le compró un bolso pañalero y vestimenta para el bebé, y también alistó sábanas que la misma Britney usó en su infancia y que tenían más de 15 años de estar diligentemente guardadas. Alicia pensaba que era una buena forma de apoyar a su hija en el duro momento y hacerle ver que no estaba molesta con ella y que la comprendía.

Algunas de las cosas que comró Alicia para el bebé de su hija. Foto: NI

El trágico 10 de marzo

La mañana del jueves 10 de marzo fue diferente a las que solía tener Britney dentro de su rutina. Sorpresivamente no fue a trabajar, y se le miraba preocupada. Desayunó un poco y se vistió, pero no se puso el uniforme del trabajo. Fue donde una vecina para maquillarse y regresó a casa.

«¿Cómo me veo? Me preguntó. Yo le dije que se veía bien. Ella era bien linda», dice su abuela, Isidra Meza de 54 años. Se acomodó la ropa, se despidió de su madre y su abuela, y partió. «Ahí vengo», les dijo. Nunca se imaginaron que esas palabras serían las últimas que le escucharían pronunciar y que nunca se harían realidad. Britney no regresó.

En la reconstrucción de sus últimos momentos hechos por su familia, se supo que la joven había escrito dos cartas. Una la entregó en su centro de labores y otra en la escuela. El contenido de ambas era el mismo: una solicitud de permiso para ausentarse por que debía resolver asuntos personales en Estelí. Le entregó una a su jefe y otra a una profesora de la escuela.

A partir de ese momento nadie supo más de ella. Cuando salía donde sus amigas lo más tarde que llegaba era a las 8:00 P.M., pero siempre se mantenía en comunicación con su mamá y abuela. Ese medio día los mensajes pararon. La preocupación se incrementó cuando pasaron las horas y no habían señales de ella, su celular estaba apagado y sus amigos no sabían nada.

Ser la niña de una mamá asesinada, las otras víctimas de la violencia

«Primero estaba tranquila y le dije a mi mamá que iba a volver, que andaba cerca porque no se había llevado su perfume, pero no fue así», relata aún consternada Alicia.

El viernes 11 de marzo, Alicia no fue a trabajar. Decidió ir a buscar a su hija. La buena comunicación entre ellas sirvió mucho en ese momento porque por conversaciones con su hija sabía dónde vivía el novio de la joven. En ese momento, Alicia creyó que pudo haber huido por miedo a contar la noticia del embarazo, así que fue a buscar al muchacho para tratar de encontrarla y expresarle su apoyo.

«Cuando llegué a su casa le pregunté si no sabía nada de mi niña, pero me dijo que no, que desde ayer (jueves) no se comunicaban. Incluso me enseñó mensajes donde él le preguntaba donde estaba y ella no respondía, pero me dijo que una amiga que ellos tenían en común podría saber algo», menciona.

Este cartel se viralizó por varios días. Nicaragua Investiga

Mensajes sospechosos

Alicia se dirigió donde la amiga de Britney en busca de más información, pero entonces la notó nerviosa. Ella fue la última persona con quien la joven tuvo contacto, aparentemente. La muchacha temía darle información a la angustiada madre porque había prometido a su amiga guardar un secreto, pero ante la desesperación de Alicia, accedió a contarle.

Le dijo que  el jueves Britney había decidido hacerse un aborto, ante la presión a la que estaba sometida. La joven locutora le dijo a su amiga que había conocido a un grupo de mujeres que la acompañarían a realizarse el procedimiento cerca del empalme de San Rafael y La Concordia.

Niñas que esperan niños: el drama “común” de Nicaragua

«La verdad es que tengo miedo, miedo de cómo vaya a reaccionar el chigüin aquel porque al parecer no lo quiere perder, dice que entró en pánico y se desconoció a sí mismo. Pero ya tomé mi decisión», fue el mensaje que recibió la amiga de Britney desde el teléfono de la joven.

A Alicia e Isidra ese mensaje les generó desconfianza, por la mala ortografía y porque a pesar que ya llevaban un día buscándola, su novio no se había pronunciado en redes sociales y se mostraba al margen de todo lo que acontecía.

La Concordia, Estelí

Conocida esta información, la familia de Britney Olivas realizó volantes donde notificaban la desaparición de la adolescente y pedían ayuda a las personas que la hubieran visto, para informarles sobre su paradero.

Decidieron iniciar pegándolos en Estelí, en los lugares donde Britney mencionó que estaría. Fueron al parque central, al empalme de San Rafael y a La Concordia a buscarla. Ni en estaciones de buses ni en ningún lado la habían visto, y fue entonces cuando vinieron los malos augurios.

Alicia Herrera temía que a su hija le pasara algo malo durante el proceso de aborto, si es que en realidad la joven estaba haciéndose ese procedimiento.

Pero todas sus preguntas y conjeturas se detuvieron estando en el parque de La Concordia, el sábado 12 de marzo por la noche, revisó sus redes sociales buscando información actualizada sobre su hija, y fue cuando leyó en un medio local que habían hallado el cuerpo de una mujer cerca de donde ella se encontraba. Trató de mantener la calma diciéndose a sí misma que podría ser otra persona, porque la publicación informaba de una muerte violenta.

10 minutos después, el jefe de la Policía de la zona se comunicó con la familia para indicarles el descubrimiento. La voz del oficial derrumbó el mundo de Alicia, la descripción de la vestimenta era la que Britney llevaba cuando desapareció, pero lo que confirmó que era ella fueron unas fotografías enviadas por el mismo oficial, donde se miraba el perfil del rostro de Britney, boca abajo.

«Fue ensañamiento»

Debido a lo inaccesible del lugar la familia de  Britney no llegó a reconocer el cadáver, sino que lo hicieron en la morgue. Alicia salió de la sala destrozada al ver el estado de su hija.

Alicia dice que su hija tenía el rostro desfigurado por las cuchilladas. La espalda de la joven también tenía múltiples perforaciones de arma blanca, sus manos y sus pies presentaban signos de haber sido amarrada por mucho tiempo, y en su abdomen tenía excesivas heridas alargadas y profundas que fueron realizadas con una navaja.

La escena fue espeluznante para la madre que salió del cuarto inconsolable y petrificada de horror al ver la crueldad a la que sometieron a su hija.

«Se ensañaron demasiado con la niña. Eso es una crueldad como le dejó su cuerpo, es un horror», dice entre sollozos.

La familia de la joven pide justicia por el femicidio.

Quería huir del país

Durante el proceso de búsqueda Alicia mantuvo al tanto a las autoridades y esto sirvió para que horas después del hallazgo del cuerpo la policía se presentara a la casa de quien era novio de Britney, para detenerlo por el femicidio de la menor de 17 años, que esperaba un hijo.

De acuerdo con el reporte policial en la vivienda de J.P.O.A. encontraron el arma homicida, una navaja, con la que acuchilló hasta matar a la joven locutora, y una motocicleta en la que se transportaron el día de los hechos. La familia de Olivas añade que además, los familiares del joven lavaron su ropa y la motocicleta ensangrentada para tratar de borrar las evidencias del crimen.

La madre de Britney cree que los mensajes que su hija aparentemente envió a su amiga habían sido en realidad escritos por él, y lo hizo para despistar las investigaciones.

Capturan a sujeto señalado de asesinar a locutora jinotegana

La mañana del lunes 14 de marzo el Ministerio Público acusó formalmente al menor de edad por femicidio y asesinato agravado. De acuerdo con el acta de audiencia la fiscal Karen Rodríguez pidió el régimen de prisión preventiva por sospechas de que este pretendía abandonar el país.

«Hay peligro eminente de evasión (de la justicia) por información que se tiene por parte de la Policía de que el adolescente acusado iba a salir del país antes de ser capturado», detalla la Fiscalía.

Cabe destacar que Alicia Herrera no ha tenido acceso a información sobre el caso porque la policía le ha indicado que no le dan detalles para no entorpecer la investigación. Tampoco sabe quién es su abogado defensor, ni la estrategia que está tomando.

Pena máxima son 6 años

De acuerdo con una abogada consultada por Nicaragua Investiga debido a la edad de la persona acusada (17 años) el proceso «se tramita en justicia penal especializado de adolescentes conforme Código de la Niñez y adolescencia» y de acuerdo con la Constitución Política, Convención Internacional del Niño, Niña y Adolescentes, y Código de la Niñez y la Adolescencia, es imposible que sea juzgado como adulto, y en este caso la pena máxima a imponer es de 6 años, según lo establecido en las leyes nacionales.

Ser niña en Nicaragua: entre el abuso sexual y el embarazo forzado

No obstante, Alicia Herrera pide que no se le juzgue como adolescente sino como un adulto. «Que le den cadena perpetua a ese desgraciado, porque cuando estaba matando a mi niña no lo hacía como un menor de edad, lo hacía como un asesino», dijo.

Durante este 2022, hasta el pasado 8 de marzo, la organización Católicas por el Derecho a Decidir contabilizaba ocho mujeres nicaragüenses asesinadas por hombres y 38 femicidios en grado de frustración.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.