¿Puede limpiarse el historial crediticio? Conozca las consecuencias de «mancharlo»

El récord crediticio es llevado por tres centrales de riesgo, una pública y dos privadas, las cuales registran y proporcionan la información crediticia de los deudores por un mínimo de cinco años y hasta un aproximado de diez años

Las compras realizadas a través de las tarjetas de crédito, los préstamos adquiridos con el banco o la solicitud de créditos para conseguir bienes específicos, van acumulándose dentro del historial crediticio de cada ciudadano. Un registro que resulta clave al momento de adquirir un nuevo financiamiento.

El récord crediticio es llevado por tres centrales de riesgo, una pública y dos privadas, las cuales registran y proporcionan la información crediticia de los deudores por un mínimo de cinco años y hasta un aproximado de diez años. Es decir que si hubo un mal comportamiento hace 9 años, a la fecha continúa viéndose.

Esta información incluye los préstamos vigentes, los que ya han sido cancelados, los que no se honraron, y si ha aparecido en la lista de morosos de los bancos. Acá se incluyen tanto los comportamientos positivos como negativos que se tienen con los créditos.

Desventajas de un mal historial

Gisella Canales, directora de la plataforma de educación financiera y economía Dele Peso a sus Pesos, asegura que durante los últimos años el récord crediticio ha ido aumentando su importancia pues este ya no solo es tomado en cuenta al momento de buscar un nuevo préstamo sino que actualmente cada vez más empresas toman en cuenta este historial a la hora de contratar personal.

“Es un filtro más que aplican a la hora de ofrecer una plaza. Si has tenido un mal comportamiento, quedaste mal en algún financiamiento, las empresas pueden valorar si sos una persona que cumple o no con los requisitos que ellos tengan” y asegura que algunos lectores les han escrito por medio del blog comentándoles que han perdido oportunidades laborales porque tenían algo negativo en su historial crediticio.

Actividad económica en Nicaragua cayó -2.5% en 2020

De igual forma, la principal consecuencia de no tener un buen historial recae directamente al hecho de que podrían cerrarse las puertas a nuevos créditos. Canales destaca que debido a la recesión económica de los últimos tres años, las empresas son incluso más cuidadosas a la hora de otorgar créditos, sobre todo las instituciones financieras. “Entonces los créditos que se otorgan tratan de que sea un crédito de menor riesgo, y eso se valora precisamente según su nivel de ingreso, pero también según el comportamiento o el historial que ha venido manejando”.

Abuso de créditos

El economista Luis Núñez señala que “el problema es que nosotros hemos abusado del crédito y lo hemos rebasado más allá de nuestra capacidad. El crédito es muy importante para el desarrollo de las empresas, de pequeños emprendimientos, el crédito de manera saludable es lo que mueve en cierta forma la economía” y refuerza que al manchar el récord crediticio en caso de una emergencia no se podrá recurrir a “este importante instrumento en un futuro cercano”.

El experto alerta que se trata de “todo un sistema, yo le debo a un banco pero esa información pasa a todo el sistema, no es solamente un banco, una financiera, una casa comercial, el problema es que ahora todo está interconectado, no solamente con el banco con el que yo tengo ese crédito”.

¿Puede limpiarse el historial crediticio?

Canales aclara que existe gran confusión respecto al término “limpiar el récord”, “generalmente las personas creen que esto significa que podas borrar lo que ahí aparece,  entonces si no pagaste un crédito o lo hiciste lejos del plazo establecido, entonces ya lo cancelé, pude eliminar eso. Eso no es posible. Siempre van a aparecer tus comportamientos positivos y negativos, aunque vos te hayas atrasado siempre se va a ver reflejado que vos pagaste aunque haya sido en otras condiciones”.

Por ello insiste en que ya que no se puede eliminar lo que hay en el récord, si no se desean ver afectaciones, lo mejor es “buscar la manera de llegar a un acuerdo con la institución que te está financiando o buscar la forma de conseguir las cuotas correspondientes”.

GAFI mantiene a Nicaragua en lista gris

“En general, entre que en tu historial quede que pagaste atrasado, o un plazo que era con cuotas muchos menores, o recurriste a una reestructuración del crédito o cualquier otra modalidad para facilitar el pago, siempre se va a preferir esto a que se refleje en el historial de que el crédito tuvo que ser tirado a pérdida porque no lo pagaste. La principal forma de cuidar tu récord es pagando, puede haber dificultades, podes perder tu empleo, se pueden reducir tus ingresos, sin embargo siempre hay opciones” destaca.

Reestructurar un crédito

Núñez agrega que otro problema es el hecho que mucha gente no recurre a los bancos a reestructurar sus créditos, “mucha gente no hace eso, tiene miedo de ir al banco, no contesta las llamadas, se corren al banco, lo más lógico es acercarse a los bancos para evitar precisamente esa mancha”. El economista insiste en que incluso debido a la pandemia los bancos han sido más flexibles en cuanto a la reestructuración de deudas, y por ello es importante acercarse a estas entidades.

Canales también coincide en que es necesario que los deudores negocien o al menos intenten dejar constancia de que tuvieron la voluntad de pago. La experta sugiere que cuando se esté enfrentando una situación de problemas de pago, no se espere a caer en mora para acercarse a la institución financiera, “si vos ya sabes que te quedaste sin trabajo y tu próxima cuota es el 25 de este mes y no tenés el dinero, tenés dos opciones, si va a caer tu liquidación antes de ese periodo buscar como cubrirlo con ello o si no va a haber liquidación te acercas a la institución con pruebas (tu carta de despido si fuera el caso o cualquier comunicación que evidencie que te vas a quedar sin ingresos), llevando una carta donde se exponga la situación y solicites la revisión de tu caso para facilitar el pago de las cuotas correspondientes”.

El economista Luis Núñez. Nicaragua Investiga/NI

La especialista en temas financieros destaca que estos servirán de prueba como usuario de que hubo voluntad de honrar los créditos y no se afectara el historial al esconderse o no contestar a los cobradores.

Por otro lado, uno de los puntos que deben revisar las instituciones y las centrales de riesgo es el hecho de agilizar la limpieza en el récord crediticio. Juan Carlos López, de Defensa al Consumidor, considera que con el simple hecho de pagar la deuda debería de limpiarse el récord crediticio, pues muchas veces este proceso toma demasiado tiempo afectando las intenciones de acceso a nuevos financiamientos de los interesados.

Núñez confirma que “a veces el banco tarda en pasar la información a riesgo, uno termina de pagar y pasan meses y todavía esta ahí en la central y es importante estar pendiente e insistiendo. Se puede salir de la central de riesgo pero hay que estar pendiente del proceso”.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.