Síguenos

¬ŅQu√© estas buscando?

Especiales

Mario Firmenich, un ex guerrillero argentino a sueldo de Daniel Ortega

El exjefe de Montoneros, condenado en su pa√≠s a 30 a√Īos de c√°rcel y luego indultado, es adem√°s de un firme defensor de los abusos del r√©gimen sandinista, funcionario del gobierno con un salario, como se revela en esta investigaci√≥n.

Daniel Ortega y Mario Firmenich abrazados luego de un acto político.

Hace casi 40 a√Īos, Mario Eduardo Firmenich viv√≠a encerrado en una celda de la prisi√≥n de Devoto, en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Hab√≠a sido condenado por algunos de los cr√≠menes que la organizaci√≥n Montoneros ‚ÄĒque √©l lideraba‚ÄĒ cometi√≥ durante la ‚Äúguerra sucia‚ÄĚ contra la dictadura militar en ese pa√≠s sudamericano, a fines de los setenta.

Hoy, el ex guerrillero tiene una vida muy alejada de las penurias de aquella c√°rcel: en su √ļltima aparici√≥n p√ļblica, el viernes 21 de octubre de 2022, se lo vio disfrutando de la pasarela inaugural de la 11ava edici√≥n de Nicaragua Dise√Īa. Este evento de moda, realizado en el Centro de Convenciones Olof Palme de Managua, es dirigido por Camila Ortega Murillo, hija del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y de la vicepresidenta Rosario Murillo.

Ya sin aquella condena a 30 a√Īos de prisi√≥n en su espalda ‚ÄĒcumpli√≥ solo seis porque fue indultado en 1990‚ÄĒ pero siempre reivindicando la sangre que ayud√≥ a derramar con Montoneros, Firmenich se sent√≥ en la primera fila del evento al lado de otros invitados especiales, entre ellos Laureano Ortega Murillo ‚ÄĒotro hijo de la pareja presidencial, asesor de su padre en temas de inversiones‚ÄĒ y Salvador S√°nchez Cer√©n ‚ÄĒpresidente de El Salvador entre 2014 y 2019, hoy acusado penalmente por casos de corrupci√≥n y pr√≥fugo de la justifica de su pa√≠s‚ÄĒ.

Las siete familias del poder: el nepotismo en Nicaragua

Al festival asistieron adem√°s ministros, diplom√°ticos, magistrados, embajadores y diputados sandinistas. Previo a la pasarela, que dur√≥ m√°s de cuatro horas, los invitados especiales chocaron las copas de champ√°n y disfrutaron de un banquete de primera clase preparado para cada uno de ellos mientras intercambiaban palabras de alg√ļn tema de su inter√©s.

Firmenich visti√≥ con una chaqueta color azul y pantal√≥n crema. Su presencia en el evento de moda llam√≥ la atenci√≥n porque no estaba en calidad de ‚Äúobservador electoral‚ÄĚ, como lo fue el 7 de noviembre de 2021, cuando asegur√≥ que Ortega gan√≥ ‚Äúlimpiamente‚ÄĚ y fue ‚Äúreelegido por cuarta vez porque su obra de gobierno de los tres per√≠odos presidenciales anteriores goza de un ampl√≠simo respaldo social agradecido‚ÄĚ.

Camila Ortega en la pasarela inaugural de la 11ava edici√≥n de Nicaragua Dise√Īa. Atr√°s, de chaqueta azul, est√° Mario Eduardo Firmenich. Foto | Prensa oficialista

Detenido en Brasil en 1984; extraditado a Argentina y condenado a prisi√≥n en 1986; y luego indultado por el presidente Carlos Menem en 1990, el ex l√≠der guerrillero es un hu√©sped privilegiado del r√©gimen Ortega-Murillo. El mismo gobierno que ha aplicado una Ley de Agentes Extranjeros contra decenas de opositores y organizaciones sociales, mand√°ndolos a la c√°rcel o al exilio, y que acaba de quitarle arbitrariamente la nacionalidad a m√°s de 300 nicarag√ľenses, no ha dudado en contratar a un extranjero con un sueldo del Estado, como revela esta investigaci√≥n de NICARAGUA INVESTIGA y CONNECTAS.

Mario Eduardo Firmenich, alineado ideol√≥gicamente con el sandinismo desde los a√Īos setenta, cobraba al menos hasta septiembre de 2022 un salario cada mes a la Presidencia de la Rep√ļblica de Nicaragua. La informaci√≥n fue obtenida a trav√©s de una filtraci√≥n de la base de datos del Instituto Nicarag√ľense de Seguridad Social (INSS), que contiene datos p√ļblicos de toda la planta de personal del Estado de Nicaragua y del sueldo neto que reciben.

Mientras Firmenich, que no es nicarag√ľense, goza de refugio, un trabajo y seguridad por tener una afinidad pol√≠tica con el Frente Sandinista y defender sus abusos, Ortega le quit√≥ este mes la nacionalidad ‚ÄĒde manera inconstitucional‚ÄĒ a los 222 presos pol√≠ticos deportados a Estados Unidos, declar√°ndolos ‚Äútraidores a la patria‚ÄĚ por criticar su gobierno y pedir un cambio democr√°tico en el pa√≠s. Y a otras 94 personas que se vieron afectadas por esta medida represiva, les abri√≥ adem√°s un proceso legal y los despoj√≥ de todos sus bienes.

Pero Firmenich no es el √ļnico extranjero que, a diferencia de los nicarag√ľenses despatriados, es acogido por Ortega como si fuera un nacional m√°s. Adem√°s del mencionado S√°nchez Cer√©n, en esta privilegiada lista est√° otro ex expresidente salvadore√Īo: Carlos Mauricio Funes Cartagena, pr√≥fugo de la justicia de su pa√≠s y asilado en Nicaragua desde septiembre de 2016.

El precio de la lealtad: los s√ļper salarios del orteguismo

Tambi√©n gozan de la ‚Äúnicaraguanidad‚ÄĚ dos ciudadanos libios: Ebtisam Ahmed Elmashi, una mujer nacionalizada en 1997 (como consta en La Gaceta) que ha ocupado varios cargos diplom√°ticos; y Mohamed Mohamed Lasthar, sobrino del fallecido dictador Muamar El Gadafi y actual embajador de Nicaragua en Kuwait.

Otro ‚Äúagente extranjero‚ÄĚ es Ram√≥n Antonio Fregoso Toledo. De origen mexicano y que obtuvo la ciudadan√≠a nicarag√ľense en septiembre de 2020 (seg√ļn la La Gaceta), recibe un salario del Instituto Nicarag√ľense de Tecnolog√≠a Agropecuaria (INTA). √Čl es periodista y fue part√≠cipe del documental La ofensiva final, que retrat√≥ los √ļltimos 63 d√≠as de la dictadura somocista en 1979.

Por otro lado, el cubano Argimiro Ojeda Vive recibi√≥ la ciudadan√≠a nicarag√ľense el 9 de marzo de 2022, seg√ļn una publicaci√≥n en La Gaceta. √Čl tiene un sueldo del Instituto Nicarag√ľense de Aeron√°utica Civil (INAC) como ‚Äúasesor t√©cnico‚ÄĚ desde 2013, de acuerdo a su perfil en LinkedIn. Antes fue vicepresidente del Instituto de Aeron√°utica Civil de Cuba (IACC) entre 1988 y 2012.

El precio de Firmenich

Volviendo a Firmenich en el documento al que tuvo acceso esta investigación aparece como empleado de la Presidencia de Nicaragua, cobrando un salario neto de 133,710.59 córdobas (3,735.63 dólares).

Aunque su cargo no ha sido oficializado en La Gaceta (diario oficial de Nicaragua), los medios oficialistas La Voz del Sandinismo y Radio Uraccan Siuna publicaron una informaci√≥n en septiembre de 2020 en la que figura el argentino como ‚Äúasesor de la presidencia para la Planificaci√≥n‚ÄĚ.

Firmenich aparece all√≠ junto a Bosco Castillo, un funcionario del r√©gimen de Ortega, en una visita a varias iniciativas productivas del municipio de Bilwi, Puerto Cabezas, en la zona del caribe nicarag√ľense.

Seg√ļn la base de datos del INSS, el ex montonero tiene hoy domicilio en una zona exclusiva de Managua: Residencial Villa San √Āngel, Casa 0302. Esto confirma que Nicaragua es su nuevo pa√≠s adoptivo: su √ļltimo paradero conocido era Espa√Īa, donde estaba radicado desde 1999.

Un video promocional del complejo residencial donde habita Firmenich detalla que una propiedad en ese lugar cuesta alrededor de 105 mil d√≥lares (3,808,350.00 c√≥rdobas). La casa modelo posee un parqueo vehicular, una sala espaciosa, una cocina con alacena, tres habitaciones con aire acondicionado y sus respectivos ba√Īos, aparte de otros dos ba√Īos generales, un extenso patio con grama y un mini-apartamento.

Adem√°s de su pasado de reo condenado por la Justicia de su pa√≠s, por los homicidios del empresario Francisco Soldati y del polic√≠a Ricardo Dur√°n; y por los atentados contra el ex ministro Juan Alemanno y los dirigentes pol√≠ticos Francisco Canciller y Ventura Belford Mi√Īo, Firmenich tiene otra mancha que conspira contra su contrataci√≥n en el Estado nicarag√ľense: viola el art√≠culo 12 de la Ley de Migraci√≥n y Extranjer√≠a, al no poseer c√©dula de identidad, lo que le impide trabajar en el pa√≠s y cobrar un salario.

Esta ley tambi√©n expresa que los extranjeros deben solicitar una c√©dula de residencia, temporal o permanente, que debe ser emitida por la Direcci√≥n de Extranjer√≠a ‚Äúen un t√©rmino de treinta d√≠as h√°biles a partir de su solicitud‚ÄĚ. Pero tampoco se conoce que Firmenich haya solicitado este documento.

Para esta investigaci√≥n se intent√≥ contactar por tel√©fono y por correo electr√≥nico al ex l√≠der guerrillero argentino, pero no hubo respuestas de su parte. Tampoco de su hijo Facundo, que vivi√≥ con √©l en Espa√Īa y hoy est√° radicado en Bolivia.

‚ÄúLos extranjeros que reciben altos sueldos producto de los impuestos de los nicarag√ľenses, incluyendo personas peligrosas de oscura trayectoria como Firmenich, solo podemos verlos como actos arbitrarios, ilegales y ligados a oscuros intereses ideol√≥gicos de car√°cter totalitario‚ÄĚ, apunt√≥ el analista pol√≠tico y exdiplom√°tico Jos√© D√°vila Membre√Īo, quien sostiene que el ‚Äúr√©gimen premia a estos corruptos y asesinos extranjeros que ocupan altos puestos gubernamentales por su servilismo y hermandad ideol√≥gica perversa‚ÄĚ.

‚ÄúNicaragua est√° se√Īalada por Transparencia Internacional por ser uno de los pa√≠ses m√°s corruptos de Latinoam√©rica y es l√≥gico que en la planilla de la funci√≥n p√ļblica existan funcionarios y empleados corruptos, sean estos nacionales-nacionalizados o extranjeros‚ÄĚ, indic√≥ por su parte Martha Patricia Molina, abogada nicarag√ľense del Observatorio Pro Transparencia y Anticorrupci√≥n.

‚ÄúEstos cargos son m√°s pol√≠ticos que funcionales, lo que significa que reciben salarios, beneficios y d√°divas a cambio de no hacer nada‚ÄĚ, dice Molina y agrega: ‚ÄúA nivel p√ļblico es necesario que el Estado contrate una fuerza laboral que cumpla el C√≥digo de √Čtica presente en cada instituci√≥n y la Ley de Probidad‚ÄĚ.

El veedor electoral de Ortega

El r√©gimen sandinista acredit√≥ a 232 ‚Äúacompa√Īantes electorales‚ÄĚ procedentes de 27 pa√≠ses, entre ellos Firmenich, para ‚Äúconocer de cerca‚ÄĚ las √ļltimas votaciones presidenciales, que se desarrollaron el 7 de noviembre de 2021, en las que Ortega se reeligi√≥ para continuar gobernando Nicaragua por un cuarto periodo consecutivo. Estos comicios ‚Äúno cumplieron ninguno de los elementos esenciales de la democracia‚ÄĚ y el r√©gimen ‚Äúopt√≥ por el camino del autoritarismo‚ÄĚ, seg√ļn un informe emitido por la Organizaci√≥n de los Estados Americanos (OEA).

Firmenich fue fotografiado el domingo anterior a la votaci√≥n junto a varios ‚Äúacompa√Īantes electorales‚ÄĚ, quienes participaron en reuniones con pol√≠ticos cercanos a Ortega para conocer ‚Äúprogramas de gobierno‚ÄĚ y el proceso eleccionario. El ex montonero tambi√©n fue fotografiado junto a Orlando G√≥mez, quien ocupaba el cargo como embajador de Nicaragua en Argentina en ese entonces.

En las posteriores elecciones municipales que se desarrollaron el domingo 6 de noviembre de 2022, al argentino no se le vio como ‚Äúobservador electoral‚ÄĚ, aunque se conoci√≥ que el r√©gimen invit√≥ a varias personas de diferentes pa√≠ses para ‚Äúvigilar‚ÄĚ el proceso donde el Tribunal Electoral, controlado por magistrados oficialistas, le adjudic√≥ al Frente Sandinista la victoria en las 153 alcald√≠as del pa√≠s.

Orlando Gómez en el Centro de Convenciones Olof Palme junto a Mario Firmenich. Foto | Prensa oficialista

A pesar del rechazo nacional e internacional que enfrenta Ortega, Firmenich ha salido en defensa de su r√©gimen y ha justificado el encarcelamiento de opositores nicarag√ľenses. ‚ÄúLas prisiones preventivas por el blanqueo del dinero que financia la injerencia electoral norteamericana se ajustan a derecho‚ÄĚ, escribi√≥ en un extenso art√≠culo denominado ‚Äú13 realidades que explican la situaci√≥n de Nicaragua‚ÄĚ, publicado en julio de 2021 en la web del Canal 6, medio oficialista que controlan los hijos de Ortega.

En el mismo art√≠culo, calific√≥ a la oposici√≥n nicarag√ľense como una ‚Äúbolsa de gatos‚ÄĚ afirmando que no posee una ‚Äúgran representatividad social‚ÄĚ. Posteriormente, la emprendi√≥ contra la Iglesia, que tambi√©n ha sido atacada por Ortega: ‚ÄúLos sectores m√°s conservadores de la Iglesia cat√≥lica impulsaron abiertamente el levantamiento golpista de 2018 desde los p√ļlpitos‚ÄĚ, se√Īal√≥.

Firmenich, de 74 a√Īos, antes de instalarse en Nicaragua se desempe√Īaba como docente de Econom√≠a en la Universidad Rovira i Virgil en Tarragona, Espa√Īa, donde finalmente se jubil√≥: ‚ÄúEst√° jubilado desde hace tres o cuatro a√Īos‚ÄĚ, contest√≥ por tel√©fono un empleado de esta instituci√≥n educativa catalana. Es decir que adem√°s de su salario en Nicaragua, el ex l√≠der montonero tambi√©n cobra una jubilaci√≥n en euros.

‚ÄúFirmenich ha sido un oscuro dirigente guerrillero que carece del m√°s m√≠nimo prestigio en Argentina. Es una persona que en este pa√≠s no habla porque nadie lo escucha‚ÄĚ, indic√≥ Julio B√°rbaro, quien fue dos veces diputado nacional en Argentina y tambi√©n funcionario en las presidencias de los peronistas Carlos Menem (1989-1999) y N√©stor Kirchner (2003-2007).

‚ÄúNo puede dar nada porque no tiene nada qu√© dar, ac√° hace a√Īos que no hay ni un solo canal que lo entreviste o lo salude‚ÄĚ, apunt√≥ el tambi√©n polit√≥logo y escritor que, aunque no milit√≥ en Montoneros, tuvo y tiene amistad con varios ex dirigentes de esa guerrilla, que lleg√≥ a ser la mayor de Am√©rica Latina en los convulsionados a√Īos setenta.

El salario de los asesores decorativos de Daniel Ortega

En cuanto a la estrecha relaci√≥n de Firmenich con el sandinismo, B√°rbaro fue terminante: ‚ÄúLo de Nicaragua es triste y es un retroceso en la pol√≠tica. Para m√≠ Nicaragua no es una democracia. Entonces, no es nada raro que un se√Īor tan poco democr√°tico como Firmenich se encuentre con otro que ejerce la dictadura como el se√Īor Ortega‚ÄĚ.

La relaci√≥n pol√≠tica del ex guerrillero con Nicaragua se remonta a los violentos a√Īos setenta. Los Montoneros llevaron adelante en 1978 acciones para apoyar econ√≥micamente a los sandinistas en la ofensiva final contra la dictadura de Anastasio Somoza Debayle. As√≠ lo relat√≥ Humberto Ortega, ex guerrillero y hermano del presidente nicarag√ľense, en su libro ‚ÄúLa Epopeya de la Insurrecci√≥n‚ÄĚ.

Humberto, quien tambi√©n fue jefe del Ej√©rcito de Nicaragua (1979 – 1995), relata all√≠ que se reuni√≥ en el complejo costarricense llamado Puesto Central de Palo Alto con Fern√°n Cienfuegos, dirigente de una organizaci√≥n guerrillera de El Salvador, ‚Äúquien luego de identificarse plenamente con mis tesis insurreccionales nos facilita millones de d√≥lares‚ÄĚ.

En este mismo lugar tuvo ‚Äúrelaci√≥n con los l√≠deres Montoneros, los argentinos Mario Firmenich y Fernando Vaca Narvaja, quienes contribuyen para que podamos obtener otro mill√≥n de d√≥lares‚ÄĚ. Tras el triunfo de la revoluci√≥n sandinista, que puso fin a m√°s de 40 a√Īos de dictadura somocista, los l√≠deres Montoneros estuvieron en Nicaragua en 1979.

Mario Firmenich junto a Daniel Ortega en un acto político en Nicaragua. Foto | Prensa oficialista

Adem√°s de los dos nombrados, el tercer sobreviviente de la conducci√≥n montonera es Roberto Perd√≠a. √Čl fue contactado para esta investigaci√≥n y al responder declin√≥ hablar. En cambio, solicit√≥ informaci√≥n de NICARAGUA INVESTIGA y CONNECTAS para monitorear a qu√© p√ļblico se ‚Äúdirigen‚ÄĚ. Cuando se le pregunt√≥ v√≠a mensaje de texto si ten√≠a informaci√≥n sobre si Firmenich vive en Nicaragua, respondi√≥ lo siguiente: ‚ÄúNo lo s√©‚ÄĚ.

Pero los dirigentes montoneros no fueron los √ļnicos guerrilleros argentinos fascinados con la revoluci√≥n sandinista en los setenta. Miembros del Ej√©rcito Revolucionario del Pueblo (ERP), de extracci√≥n trotskista, tambi√©n participaron en el proceso para derrocar a Somoza y colaboraron para el ascenso al poder del Frente Sandinista.

Es el caso de Enrique Gorriarán Merlo, que estuvo en Nicaragua combatiendo de la mano con los sandinistas a la dictadura somocista y fue quien comandó la célula de guerrilleros argentinos que el 17 de septiembre de 1980 asesinó a Somoza en Asunción, después de meses de seguimiento en la capital de Paraguay. Fallecido en 2006, sus hijas, Adriana y Cecilia Gorriarán Sívori, viven en Nicaragua desde hace varias décadas.

Cecilia Gorriar√°n fue esposa de Alberto Mora, agitador sandinista que tiene un programa de televisi√≥n en Canal 4, un medio oficial controlado por los hijos del mandatario nicarag√ľense. Ella apareci√≥ el a√Īo pasado como presunta ‚Äúprestafirma‚ÄĚ de Mora en una licitaci√≥n p√ļblica de 13,775.33 d√≥lares que pag√≥ la Empresa Nacional de Transmisi√≥n El√©ctrica (ENATREL) en concepto de ‚Äúpublicidad‚ÄĚ.

El oscuro pasado de Firmenich

Est√° claro que Firmenich es un hu√©sped privilegiado del gobierno de Nicaragua y como tal, aparece frecuentemente en eventos pol√≠ticos. En julio de 2019, por ejemplo, asisti√≥ al 40 aniversario de la revoluci√≥n sandinista. En esa ocasi√≥n, fue fotografiado con Daniel Ortega cuando se dieron un fuerte abrazo. Tambi√©n particip√≥ de la √ļltima toma de posesi√≥n del mandatario el 10 de enero de 2022, a la que asistieron muy pocos representantes extranjeros y diplom√°ticos debido al rechazo internacional contra el actual r√©gimen nicarag√ľense.

Firmenich arrastra tras de sí una historia regada de violencia política. Fue uno de los fundadores de la organización Montoneros y su máximo líder. Seguidores del tres veces presidente Juan Domingo Perón, una figura que marcó a fuego la política argentina del siglo XX, los integrantes del grupo guerrillero fueron responsables de numerosos secuestros y asesinatos durante la década del setenta en Argentina.

Uno de sus cr√≠menes de m√°s impacto social fue el del ex dictador y militar argentino Pedro Eugenio Aramburu en 1970, del que particip√≥ el propio Firmenich como uno de sus ide√≥logos y ejecutores. Luego de este acontecimiento, los montoneros profanaron su tumba en el cementerio y robaron sus restos, como lo relataron en un testimonio p√ļblico en el a√Īo 1974 en un art√≠culo titulado ‚ÄúLa Causa Peronista: ¬ŅC√≥mo muri√≥ Aramburu?‚ÄĚ.

Mario Firmenich en sus tiempos de líder de Montoneros, junto a su segundo Fernando Vaca Narvaja en Managua. Ambos celebraron en 1979 el triunfo de la revolución sandinista. Foto | Archivo Montoneros

Montoneros tambi√©n es reconocida en Argentina por realizar en 1975 ‚Äúel secuestro m√°s caro de la historia‚ÄĚ, el de los hermanos Juan y Jorge Born, due√Īos de la multinacional m√°s poderosa del pa√≠s. La guerrilla liderada por Firmenich pidi√≥ en ese entonces 60 millones de d√≥lares, dinero que le ayud√≥ a la organizaci√≥n guerrillera para mantenerse en movimiento durante la salvaje represi√≥n que el √ļltimo gobierno militar argentino aplic√≥ a partir de 1976.

Tras ese golpe de Estado, Firmenich se exili√≥ junto al resto de los integrantes de la c√ļpula montonera. Desde entonces se lo vincul√≥ con distintos referentes de la guerrilla internacional: apareci√≥ en fotos con Yasser Arafat en Palestina, estuvo en Cuba, en el L√≠bano y en la Uni√≥n Sovi√©tica. Tambi√©n pas√≥ por M√©xico y luego estuvo en Nicaragua, como se mencion√≥, cuando triunf√≥ la revoluci√≥n sandinista.

Con el regreso de la democracia a la Argentina en 1983, fue detenido en Brasil un a√Īo despu√©s y condenado a 30 a√Īos de prisi√≥n por la C√°mara Federal de Buenos Aires en 1986.

Sin embargo, el entonces presidente Carlos Menem lo indult√≥, junto a los otros jefes montoneros y a los jerarcas de la dictadura militar, mediante el decreto publicado el 29 de diciembre de 1990. Tras abandonar la c√°rcel, Firmenich dej√≥ la pol√≠tica para dedicarse al estudio y la investigaci√≥n acad√©mica; primero en la Argentina y despu√©s en Espa√Īa, destino que abandon√≥ en los √ļltimos a√Īos para encontrar una nueva vida, con m√°s comodidades y rodeado de antiguos camaradas de armas nicarag√ľenses, en la ciudad de Managua.

‚ÄúFirmenich es un ser que esperemos no lo repita nadie, ni siquiera la misma guerrilla. Porque en el momento en que los dem√°s militantes fueron desaparecidos (por los militares), ellos eran una conducci√≥n refugiada disfrutando en Europa. As√≠ que no puede dar nada porque no tiene nada qu√© dar‚ÄĚ, cerr√≥ B√°rbaro.

En una de las pocas entrevistas que concedi√≥ en su vida, a un medio televisivo en 1992 ‚ÄĒdos a√Īos despu√©s de haber sido indultado por sus cr√≠menes‚ÄĒ, Firmenich dijo que el resto de su vida iba a aplicar dos frases b√≠blicas. Una de ellas era: ‚ÄúNo tentar√°s al Se√Īor tu Dios‚ÄĚ. Luego agreg√≥ que su perfil de vida lo hab√≠a llevado a ser riguroso y mantener estrictas reglas de seguridad, lo cual es evidente: carga sobre sus espaldas asesinatos y secuestros que marcaron a la Argentina.

‚ÄúYo estuve a√Īos sin visitar a mi familia, a√Īos sin ir al cine, a√Īos sin ir a una cancha de f√ļtbol‚ÄĚ, dijo el ex guerrillero. Cuando el periodista le pregunt√≥ de qu√© viv√≠a, respondi√≥ que com√≠a y se manten√≠a gracias ‚Äúal comercio‚ÄĚ, pero no revel√≥ qu√© tipo de negocios manejaba por el temor que le ten√≠a la gente. ‚ÄúSi yo publicito con qui√©n estoy comerciando, ese alguien quiz√°s no quiera comerciar m√°s‚ÄĚ, apunt√≥. Algo de esa ‚Äúfilosof√≠a‚ÄĚ de vida sigue aplicando hoy, sumergido en el silencio y la seguridad que le brinda el r√©gimen nicarag√ľense en un c√≥modo y lujoso barrio de Managua.

Autor
Nicaragua Investiga
Comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Te podría interesar

Política

Bosco Castillo logró pasar de dirigente de la Juventud Sandinista a ostentar cargos de importancia en el régimen Ortega y con ello a un...

Nación

“Aquí tengo la nota que ha hecho llegar el ministro de Hacienda Iván Acosta donde se informa que todos los centros escolares subvencionados serán...

Mundo

Sindicatos de diversos gremios del país convocaron a una nueva jornada de protestas este lunes 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, para...

Economía

Una consultora especializada en data science presentó cuáles son las empresas más atractivas de Nicaragua. Incluye trasnacionales y otras de capital nacional.

Copyright © Nicaragua Investiga 2024