La otra Nicaragua secuestrada

El sistema político totalitario se ha venido construyendo desde la administración pública, con la integración ilegal de medidas coercitivas para los funcionarios públicos

Muchos han sido los puntos de inflexión para avanzar en la democratización de Nicaragua, unos no tan efectivos y otros sirven de caja de resonancia. El día de hoy hemos observado de forma sorpresiva, la intervención del Embajador McFields ante la OEA, su discurso es el punto de inflexión necesario y urgente, al tener origen desde las filas diplomáticas de Ortega. El resquebrajar a la dictadura desde el foro político histórico de la OEA significa la perturbación y aislamiento en los espacios de la administración pública, se instaura la desconfianza, que requiere de otros elementos para la implosión en las instituciones.

Administración pública de Nicaragua

El sistema político totalitario se ha venido construyendo desde la administración pública, con la integración ilegal de medidas coercitivas para los funcionarios públicos. Desde el ingreso irregular al gobierno, Ortega se ha empecinado en deformar los principios que rigen la administración pública, cuyo principal enfoque es el bienestar de la ciudadanía, las instituciones públicas la han utilizado como lugares de conversión obligatoria al partido de gobierno.

Daniel Ortega destituye a Arturo McFields

Las personas funcionarias públicas con la dictadura, se muestran cómo piezas de robot automatizadas sin poder de iniciativa, decisión, denuncia y rectificación, eso implica un proceso de estancamiento en la gestión pública de calidad y nulo sentido de pertenencia institucional. La administración pública al ser el núcleo de la vigilancia de la dictadura, se ha paralizado y extinguido la voz de las personas trabajadoras del Estado, que en su mayoría han caído en los ciclos de corrupción y violaciones de derechos humanos. Los funcionarios públicos, en su mayoría es, la otra Nicaragua que está secuestrada.

Sociedad Nicaragüense

La dictadura de Ortega mediante su política de bloqueo a la cooperación que ha mantenido durante varios años, combinada con el asistencialismo en las políticas públicas, ha pasado de una recesión a una crisis social, siendo el atenuante la falta de medidas durante la pandemia y la desviación de fondos.

Por mencionar un hecho particular, registrado por el medio Boletin Ecologico el día de hoy, personas militantes del gobierno de la Comunidad El Marañonal ubicada en Xiloá, fueron desarticulados durante su manifestación por la exigencia de abastecimiento de agua potable. Las personas de la militancia sandinista han logrado digerir bien la frase insigne del gobierno para fabricarse una legitimidad, que es la reivindicación de derechos, ahora la militancia cada vez más abandonada, ha internalizado la frase para empoderarse y externalizado para la exigencia de sus derechos, una frase que sirve de base para profundizar en los derechos políticos.

Plataformas políticas y sociales

Para mantener la motivación, las agrupaciones políticas en el territorio y exilio deben incorporar como proyecto político y no como mera aspiración la democratización de Nicaragua. En todo proyecto de índole político, se necesita de un análisis minucioso para considerar la sostenibilidad operativa, financiera y comunicacional de una organización.

Editorial: De grietas y plomo 

Se debe evitar a toda costa, volver a la sectorización que en su momento impidió una agenda común, los actores sociales y políticos deben considerar la capacidad transversal de sus agendas. Se debe trabajar sobre la arquitectura actual con reinvenciones, no crear más arquitectura política, basta implementar y mejorar las medidas preventivas para gestionar las tensiones para que no se conviertan en crisis interna y externa.

Diplomacia regional

En el escenario político regional, el discurso del embajador, ha representado la sustancia motivadora para continuar con la exigencia de democratizar a Nicaragua, se convierte en una ratificación de las políticas de represión, el ingrediente faltante para el convencimiento a las agrupaciones políticas y académicas de izquierda de la región, que todavía se encuentran sesgados, priorizando una postura ideológica y dejando a un lado la valoración estricta a los derechos humanos.

Es necesario y justo, observar la intervención del embajador, como una oportunidad y una señal de la ciudadanía nicaragüense. Es momento de trascender en la comunicación política, pasar de textos e imágenes a visibilización de cuerpos políticos (liderazgos). La mayoría de la población nicaragüense, está atenta a acciones progresivas sostenibles en el largo plazo.

La frase mencionada por el Embajador, que mayor incidencia tendrá en los próximos meses, en los foros políticos regionales e internacionales, ha sido: “la inexistencia de elecciones creíbles y la presencia de poderes fácticos”. La confirmación de una ausencia de elecciones libres con base a los estándares internacionales, debe servir de base comunicacional y operativa, para los territorios organizados, actores políticos y la comunidad internacional.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.