¿Por qué el FSLN se ensaña con León?

En Leon, desde la casa del Frente Sandinista de Liberación Nacional es de donde se «manda» incluso sobre la Jefatura de la Policía Nacional, de acuerdo al periodista Anibal Toruño quien menciona que desde este lugar es donde se «manejan y distribuyen» a los paramilitares y turbas sandinistas que mantienen bajo terror a la ciudad universitaria.

«En León el gobierno del terror está en el zonal del frente y lo que pasa en León vienen de las indicaciones que se dan desde el zonal de Frente Sandinista» manifiesta Toruño y señala al secretario político de este partido Everth Delgadillo, al diputado sandinista Filiberto Rodríguez, el ex alcalde Manuel Calderón e incluso el presidente de la Asamblea Nacional controlada por el oficialismo Gustavo Porras, de ser los «cabecillas» que dictan las ordenes de lo que pasa en ese ciudad.

Toruño es director de Radio Dario, la cual fue incendiada el 20 de abril del 2018 por turbas de la Juventud Sandinista. El periodista denunció que habría sido el diputado Rodríguez quien comandó la quema de su radio.

Según Toruño, para el FSLN León es una ciudad muy importante y coincide con la visión del excarcelado político de esa ciudad Byron Estrada, quien comenta que antes de que estallara la crisis política, León era considerado como un bastión sandinista, pero cuando inició la represión estatal, la mayoría de la población dejó de simpatizar con el partido de gobierno.

Fue en esta ciudad en donde se instauró la Junta de Reconstrucción Nacional cuando el FSLN derrocó a la dictadura somocista, casi un mes después de que León fuese declarada como la primer ciudad liberada, y hoy sea reconocida como la «Capital de la Revolución».

FSLN no quiere que León «levante su voz»

A criterio de Estrada, «en León se ha dado un patrón de violencia por parte de paramilitares que son trabajadores del Estado» y que pretenden amedrentar a la población para que no levante su voz en contra del gobierno de Daniel Ortega.

«En León ya no tienen gente» por lo cual, «pretenden causar temor a la población para que no levante su voz», afirma el excarcelado político.

Los últimos que levantaron la voz en contra de Ortega fue la familia Reyes Alonso, quienes son reconocidos opositores en la ciudad universitaria. Hasta su casa llegó un contingente de oficiales de la Policía Nacional liderados por el comisionado Fidel Domínguez para golpearlos, amarrarlos, torturarlos y obligarlos a grabar un video en donde se comprometían a «no alterar la paz» y «respetar a la policía en su labor constitucional».

Los videos de las torturas que recibieron 3 personas de esta familia junto a una anciana de 94 años fueron grabados y difundidos en las redes sociales por los mismo oficiales de policía que participaron en este hecho.

Según el director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Félix Maradiaga, opina que en Nicaragua se ha institucionalizado la practica de la tortura en nuestro país por parte de la Policía Nacional y esto se vería replicado en la ciudad de León con el actuar de esta institución en contra de la familia Reyes Alonso.

Por su parte, Estrada agrega que otra manera en que los miembros del FSLN han infundido el terror en la ciudad universitaria es con las pintas a las casas de los opositores y en particular a la de los excarcelados políticos.

Las pintas en las paredes son hechas por una caravana de motorizados conocida como «la caravana de la muerte» comenta Toruño y especifica que estas personas son «delincuentes, turbas, terroristas, eso es lo que son». A su vez, el periodista señala que estos son los actores materiales «porque los intelectuales están en el bunker del zonal del Frente» en la ciudad universitaria.

Estas personas no estarían identificadas dice Toruño, porque todos se esconden y se cubren el rostro con pasamontañas o con los cascos de sus motocicletas «para amedrentar, aterrorizar, asesinar y para todo».

Sin embargo, Toruño relata que en una ocasión pudo ver el rostro de una de estas personas, y lo que pudo notar es que se trata de «una persona que ni está en sus cabales, ni es un ser humano», lo que se percibe es odio que ha sembrado Daniel Ortega, cuenta Toruño y advierte que «el odio mata y esos son fanáticos extremos, al tipo ISIS». Por su parte, Estrada comenta que «puede salirse de control el fanatismo político y puede suceder algo más (…) ellos van a hacer los causantes de la violencia que pase en León».

El periodista considera que su radio es «una Catedral en la defensa de la libertad de expresión» y por eso le incomoda a la pareja gobernante, porque no les gusta que los ciudadanos aspiren a ser libres. «Están bajo el patrón psicópata de que León no va a ser de nadie, más que de ellos y están empeñados en que eso se aplique a nivel de fuerza y terror, tipo ISIS».

En diversas ocasiones Estrada ha denunciado que su casa se mantiene asediada por paramilitares y oficiales de la Policía Nacional. Nahiroby Olivas, también excarcelado de León, ha denunciado asedio a su hogar donde vive su mamá y su hermana menor.

Toruño narra que tras volver del exilio, él se dirigió a su radio en León y que los vecinos de la estación radial lo saludaron «a escondidas, desde las puertas y las ventanas (…) así está el terror en León».

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí  https://bit.ly/2HT5Wsm .

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.