Demandan suspensión de clases presenciales en escuelas públicas por salud de la niñez

La Coordinadora Nicaragüense de Organismos por la Niñez y la Adolescencia CODENI, emitió un pronunciamiento llamando al gobierno de Daniel Ortega a poner en práctica urgentemente «las medidas sanitarias recomendadas por la OMS».

El organismo señala que como parte de estas medidas se debe orientar «la suspensión de clases presenciales a nivel nacional para reducir los riesgos de contagios en los más de un millón 300 mil niños, niñas adolescentes que cursan preescolar, primaria y secundaria».

CODENI muestra también preocupación por al menos 53 mil docentes que se encuentran expuestos dentro del sistema educativo nicaragüense.

La ONG llama a padres y madres de familia a «ejercer presión en las autoridades de centros educativos para que se ejecuten formas alternas para la continuidad del año escolar».

«En el caso mío yo no estoy esperando que el gobierno diga si va a hacer esto, yo lo hago. Por ejemplo hoy ya no mandé a mis niños a la escuela, es una decisión mía, yo no voy a esperar que otro tome la decisión por mí», dijo un ciudadano consultado por Nicaragua Investiga. 

En redes sociales padres y madres de familia expresan su preocupación por las medidas del MINED.

El Ministerio de Educación ha autorizado a varios colegios privados, sobre todo aquellos considerados de élite, donde asisten los hijos de las familias con mayor capacidad económica del país, a aplicar la modalidad de clases en línea para la protección de su comunidad estudiantil, sin embargo, en las escuelas públicas, se ha orientado no solo continuar el curso lectivo de manera regular, sino que incluso, se han intensificado las actividades de riesgo que requieren aglomeración de personas, como marchas y caminatas de estudiantes.

Estudiantes de El Viejo y El Realejo participan en marcha convocada por MINED este 19 de marzo de 2020 a pesar de alerta epidémica. Foto: El 19 Digital

Actitud «criminal»

El Doctor Ernesto Medina, Presidente del foro EDUQUEMOS,  asegura que han corroborado en varias escuelas que el nivel de ausentismo es inmenso a pesar que el MINED mantiene las clases activas.

Para Medina, la imprudencia del gobierno al no suspender las clases «va a ser un desastre» de salud pública, por lo que lo catalogó como «una enorme irresponsabilidad».

«Deberían estar centrando todos los esfuerzos en la contención y la herramienta para eso es evitar el contacto», aseguró.

Acusó al MINED de  falta de autoridad para plantear su posición crítica ante el Ejecutivo, a pesar de estar conscientes de los riesgos, siendo esto una actitud de «raya en lo criminal», expresó el especialista.

«Hay un miedo, un terror y solo se hace lo que ellos quieren hacer y nos están metiendo en este problema porque ellos solamente reciben órdenes». Manifestó.

https://bit.ly/2xK3m4F

Foto principal: 19 Digital

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.