CIDH critica a Gobierno de Nicaragua por impedir acceso a sus connacionales varados por Covid-19

Organismos de derechos humanos han recibido denuncias sobre cientos de nicaragüenses que están varados en el extranjero y que no reciben una respuesta de parte del gobierno para el retorno a su país.

En la Isla Gran Caimán se encuentran varados 160 nicaragüenses desde hace dos meses y 90 nicas llevan una veintena de días entre El Salvador y Honduras, por lo que han solicitado al gobierno de Nicaragua que se le autorice la repatriación para volver a su país, pero siguen sin tener respuesta.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dijo que “recibe con preocupación denuncias sobre nicaragüenses que no pueden entrar al país proveniente de El Salvador e Islas Caimán”, y dejó clara su posición en torno a la negativa del gobierno de facilitarles un viaje de retorno o su ingreso al país.

-“El impedimento vulnera sus derechos y podría incumplir obligaciones internacionales del Estado”, agregó la CIDH.

El organismo recordó al gobierno nicaragüense que recuerda que «el derecho de ingresar al país de origen está previsto en la Convención Americana de Derechos Humanos por lo que llama al Estado a permitir la entrada de estas personas a territorio nicaragüense sin demora».

La embajada de El Salvador en Nicaragua ha dado apoyo a los nicaragüenses en alianza con la Organización Internacional de Migrantes OIM, facilitando medicinas, permisos para supermercados y alojamiento.

“Como parte de la respuesta de OIM para las personas migrantes ante el Covid-19, esta mañana entregamos kits de alimentación e higiene a la Embajada de Honduras a fin de contribuir a la asistencia de sus connacionales en Nicaragua”, expresó esta organización.

También se conoció de al menos 200 nicaragüenses que se encuentran en Panamá y que han solicitado al embajador de Nicaragua en ese país Marvin Ernesto Ortega, un vuelo de repatriación por haber perdido sus trabajos y muchos de ellos haber sido desalojados de sus viviendas por falta de pago, sin embargo el funcionario en tono hostil les aseguró que no estaba en la obligación de repatriarlos y les envío a resolver sus problemas con el gobierno panameño.

Varios países del mundo, incluyendo Costa Rica han gestionado vuelos de repatriación como un gesto humanitario para hacer volver a sus ciudadanos a su país ante la crisis sanitaria de Covid-19, Nicaragua no solo no hace este tipo de gestiones, sino que como en el caso de los varados en Islas Caimán, ha detenido los vuelos comerciales previstos para su ingreso y ha prohibido su entrada al país, lo cual se contradice con las leyes nacionales vigentes que establecen que ningún nacional puede ser rechazado en su territorio.

Se calcula que son más de 450 nicaragüenses los que han solicitado el retorno a las autoridades del país, sin respuesta.

Foto principal: Nicaragua Investiga 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.